Los manifestantes piden la destitución del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu por cargos de corrupción
Los manifestantes piden la destitución del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu por cargos de corrupción
Foto: Haim Golditch
Bezalel Smotrich durante las conversaciones de coalición con Benjamin Netanyahu

Un gobierno de extrema derecha sería un regalo para los movimientos de boicot a Israel

Opinión. La demanda de Bezalel Smotrich de controlar las políticas dentro de los asentamientos pone en riesgo una solución de dos estados. La centroizquierda debe comprender los peligros, dejar de lado los cargos por corrupción de Netanyahu y unirse a la nueva coalición de gobierno.

Ben-Dror Yemini, Adaptado por Mark Mysler |
Published: 22.11.22, 12:55
Silenciosamente y con poco debate público, el gobierno de coalición emergente ya ha comenzado a trabajar para autorizar los puestos de avanzada ilegales en Cisjordania establecidos durante las últimas dos décadas. Es probable que ahora cada uno de ellos tenga un consejo local, un rabino principal y nueva infraestructura, todo lo necesario para cumplir la visión de la Tierra de Israel.
El discurso público está preocupado en asuntos importantes, como la renovación del sistema legal de Israel a través de la llamada "Clausula de Anulación" que, entre otras cosas, allanará el camino para que el líder del Shas, Aryeh Deri, dos veces condenado, ocupe un puesto ministerial de alto nivel mediante la introducción de una legislación cuestionable.
4 צפייה בגלריה
Bezalel Smotrich durante las conversaciones de coalición con Benjamin Netanyahu
Bezalel Smotrich durante las conversaciones de coalición con Benjamin Netanyahu
Bezalel Smotrich durante las conversaciones de coalición con Benjamin Netanyahu
Pero, de todos los asuntos que se debaten, el más importante, que puede conducir al final del sueño sionista, se está pasando por alto.
Este no fue el caso en los gobiernos anteriores, incluso los encabezados por Benjamin Netanyahu junto con los partidos de derecha. Netanyahu en ese entonces sabía que autorizar puestos de avanzada ilegales es equivalente a dispararse un tiro en el pie.
No es partidario de un estado palestino, a pesar de las afirmaciones públicas anteriores, pero el primer ministro entrante siempre ha temido una solución de un solo estado, entendiendo muy bien lo malo que sería para Israel.
Netanyahu sabe que sería una violación de los compromisos asumidos en 2003, eliminar todos los puestos de avanzada ilegales. También sabe que lo único peor que un estado palestino es la opción de un solo estado.
4 צפייה בגלריה
Itamar Ben-Gvir durante una reunión con colonos en Cisjordania
Itamar Ben-Gvir durante una reunión con colonos en Cisjordania
Itamar Ben-Gvir durante una reunión con colonos en Cisjordania
(Foto: Yariv Katz)
Ya puedo escuchar la indignación, alegando que los votantes han hablado y la decisión pendiente es la voluntad del pueblo. Después de todo, el bloque derechista y religioso obtuvo una clara mayoría en las últimas elecciones.
Pero la mayoría de esos votantes no apoyaron las políticas promovidas por el líder del partido sionista religioso Bezalel Smotrich. La mayoría respaldó a Netanyahu, el mismo primer ministro que evitó anexar partes de Cisjordania, optó en cambio por firmar acuerdos de paz con las naciones árabes del Golfo y fue fundamental en la articulación de un plan de paz elaborado por el expresidente estadounidense Donald Trump, que incluía el establecimiento de un estado palestino.
También fue el mismo primer ministro que demolió estructuras ilegales en el antiguo asentamiento de Homesh en Cisjordania.
Ahora, Smotrich tiene su mira en la cartera de defensa. No decidirá, por ejemplo, si se llevarán a cabo ataques en Siria y cuándo. Esa es una decisión militar y sería aprobada por él y el primer ministro. Pero tendrá un control dramático sobre Cisjordania y los asentamientos. Él será el gobernante de facto, y sus políticas serán la ley.
4 צפייה בגלריה
Los colonos protestan por la falta de seguridad en Cisjordania
Los colonos protestan por la falta de seguridad en Cisjordania
Los colonos protestan por la falta de seguridad en Cisjordania
(Foto: Yariv Katz)
Legalizará los puestos de avanzada, restablecerá Homesh, que quedó vacante en la retirada de 2005, construirá un nuevo asentamiento en la tierra disputada de Eviatar y sacará a los palestinos de la aldea de Khan al-Ahmar.
Algunos pueden haber votado en apoyo de tales políticas y se les permite optar por el suicidio nacional. Pero, la afirmación de que esta es la voluntad de la mayoría es engañosa y errónea.
Según los últimos rumores de las negociaciones de la coalición, Smotrich puede haber aceptado abandonar sus esperanzas de dirigir el Ministerio de Defensa y está dispuesto a asumir el papel de ministro de Finanzas en su lugar. Pero, solo bajo la condición de que las decisiones sobre los asentamientos en Cisjordania permanezcan en sus manos, incluida la legalización de los puestos de avanzada. También será responsable de financiarlos.
A pesar de las afirmaciones de la derecha, el gobierno saliente no estaba gobernado por la Hermandad Musulmana a pesar de que estaba respaldado por Ra'am y su líder Mansour Abbas, pero el nuevo gobierno estará dirigido por colonos extremistas que nos llevarán al borde del abismo y seguramente caeremos.
A largo plazo, las políticas relacionadas con los asentamientos son las más importantes para el futuro de Israel como estado judío y democrático. No deben ser impuestas por un partido extremista, incluso elegido democráticamente. Tales políticas deben decidirse con una amplia base de apoyo y después de un extenso discurso público, pero estos factores no parecen estar en juego.
4 צפייה בגלריה
Los manifestantes piden la destitución del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu por cargos de corrupción
Los manifestantes piden la destitución del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu por cargos de corrupción
Los manifestantes piden la destitución del entonces primer ministro Benjamin Netanyahu por cargos de corrupción
(Foto: Haim Golditch)
La campaña titulada "cualquiera menos Netanyahu" de centro-izquierda ha cegado a quienes apoyan al Estado judío y democrático. Se olvidaron de resaltar los riesgos de un liderazgo religioso y de extrema derecha, y se concentraron sólo en los cargos criminales que enfrenta Netanyahu en la corte. La pérdida de una mayoría judía plantea una amenaza existencial y eso no quedó lo suficientemente claro.
Ahora, solo Benjamin Netanyahu puede hacer frente a las demandas de Smotrich. Debe convencer a los partidos de centroizquierda de que pasen por alto sus acusaciones y formen un gobierno de unidad. Puede evitar la expansión de los asentamientos como lo hizo durante sus mandatos anteriores como primer ministro, y mucho más.
¿Tendrá la voluntad de prevenir este desastre? Solo el tiempo lo dirá.
Comentarios 0