Ben Dror Yemini
Ben Dror Yemini
Alex Kolomoisky
Zakaria Zubeidi, uno de los seis fugitivos que escaparon de la cárcel de Gilboa.

Los fascistas que justifican el terrorismo

Opinión. Ya sean de derecha o de izquierda, quienes simpatizan y justifican el derramamiento de sangre y el terror deben ser llamados por su nombre: racistas.

Ben-Dror Yemini - Adaptado por Juan Martín Fernández |
Published: 14.09.21, 11:51
Tras la fuga de seis prisioneros palestinos de la cárcel de máxima seguridad de Gilboa, la derecha fascista de Israel ha lanzado acusaciones graves contra el pueblo vecino. Por caso, muchos apuntaron que la nación palestina en su totalidad era sanguinaria por apoyar a los fugitivos.
Que hay palestinos con sed de sangre, seguro. Ahora bien, ¿es justo generalizar y ubicar a todos los palestinos bajo el mismo paraguas? Por supuesto que no. Entonces, cómo se supone que debemos tratar a una persona que profiere tanta bilis racista?
4 צפייה בגלריה
Zakaria Zubeidi en 2004, uno de los seis fugitivos que escaparon de la penitenciaría de Gilboa.
Zakaria Zubeidi en 2004, uno de los seis fugitivos que escaparon de la penitenciaría de Gilboa.
Zakaria Zubeidi, uno de los seis fugitivos que escaparon de la cárcel de Gilboa.
(AP)
Por despreciable que sea, quienes expresan su apoyo a los seis fugitivos, que tienen las manos manchadas de sangre, son aún peores que los propios asesinos. Un ejemplo es un activista de izquierda -a quien conozco- que escribió sobre "la alegría sorprendente" que sintió después de leer sobre la fuga de los seis terroristas.
Por mucho que lo intenté, no pude comprender la alegría que siente esta persona por la fuga de seis asesinos, quienes muy probablemente habrían continuado en su camino de violencia si cuatro de ellos no hubieran sido capturados tan pronto.
Según este activista y los de su calaña, la lucha palestina es justa. No es que anhelen el derramamiento de sangre, sino que simplemente tienen que luchar por necesidad para derrotar la ocupación.
4 צפייה בגלריה
Militantes palestinos participan de los disturbios de acoso a Israel en la frontera.
Militantes palestinos participan de los disturbios de acoso a Israel en la frontera.
Militantes palestinos participan de los disturbios de acoso a Israel en la frontera.
(AFP)
“Es imposible no simpatizar con la determinación y creatividad de aquellas personas que cavaron en el suelo de la prisión de Gilboa para ganar su libertad”, escribió un agitador que recibió el apoyo de miles en las redes sociales.
"El pueblo palestino está oprimido, devastado, esclavizado y a merced de nuestros niños y nuestros líderes", agregó el agitador en una publicación que fue escrita como si viniera directamente de la propia máquina de relaciones públicas de Hamás.
Una lucha por la libertad, por la liberación, por la independencia, ciertamente puede evocar empatía, incluso cuando se trata del oponente. El problema es que la lucha de Zakaria Zubeidi y sus compatriotas fue y sigue siendo una lucha asesina destinada a eliminar a la entidad judía de Israel.
No olvidemos que los palestinos rechazaron continuamente todas y cada una de las ofertas de independencia. Siempre decían "no" a cualquier propuesta repetida que les hubiera otorgado la libertad.
4 צפייה בגלריה
Enfrentamientos entre alborotadores palestinos y soldados israelíes cerca de Nablus la semana pasada.
Enfrentamientos entre alborotadores palestinos y soldados israelíes cerca de Nablus la semana pasada.
Enfrentamientos entre alborotadores palestinos y soldados israelíes cerca de Nablus la semana pasada.
(EPA)
Fácilmente podrían haber establecido un estado en las dos décadas entre la Guerra de la Independencia (1948) y la Guerra de los Seis Días (1967). En aquel entonces no existía la "ocupación" israelí. Y, sin embargo, los palestinos no hicieron nada para establecer un estado para ellos mismos. En cambio, siempre lucharon contra la entidad judía y la propia existencia del Estado de Israel.
Esto no quiere decir que todo lo que hace Israel sea maravilloso. Pero la lucha palestina no es contra algo que está haciendo Israel, es una lucha contra la existencia misma de Israel.
Otro motivo recurrente en la justificación de estos "luchadores por la libertad" es la prevalencia del terrorismo judío durante la ocupación británica del país. Sin embargo, existe una diferencia fundamental entre el terrorismo judío, que fue parte de la lucha por un estado judío, y el terrorismo palestino.
4 צפייה בגלריה
Cisjordania Protesta
Cisjordania Protesta
Palestinos expresan su apoyo a los fugitivos.
(AFP)
El terrorismo judío fue llevado a cabo por Etzel y Lehi, dos organizaciones paramilitares sionistas que fueron condenadas inequívocamente por el liderazgo judío en todo momento. Nadie repartía caramelos en las calles cuando los árabes resultaban heridos o asesinados.
Es cierto que tenemos fascistas tanto de derecha como de izquierda, ya que cualquiera que muestre simpatía por el terrorismo judío, quien lo aliente y justifique, es un fascista. Y cualquiera que muestre simpatía por el terrorismo árabe, lo aliente y lo justifique, también es fascista.
Lo desconcertante es que cuando se trata de terroristas del lado judío, sabemos cómo llamarlos: racistas. Así que ahora es el momento de poner en su lugar a quienes simpatizan y justifican el terrorismo palestino. Son fascistas. No muy diferente a sus contrapartes de la derecha.
Comentarios 0