Construcción de nuevas casas en el asentamiento judío cisjordano de Bruchin.
Construcción de nuevas casas en el asentamiento judío cisjordano de Bruchin.
AP
 La líder laborista y ministra de Transporte, Merav Michaeli; el primer ministro, Naftali Bennett, y el presidente de Meretz y ministro de Salud, Nitzan Horowitz.

De nuevo en el poder, la influencia de la izquierda israelí en el gobierno es muy limitada

Tras varios años en el desierto político, Meretz y el Partido Laborista están de nuevo en el gobierno, pero descubren que su influencia es limitada, con socios de coalición derechistas pro-colonos.

Associated Press |
Published: 23.11.21, 17:09
Después de años en el desierto político de Israel, pequeños partidos moderados –que apoyan la creación de un estado palestino y se oponen a los asentamientos judíos– están de vuelta en el gobierno. Pero están descubriendo que su influencia es limitada, con socios de coalición pro-colonos que muestran poco apetito por un acuerdo con los palestinos y avalan la presencia del país en zonas de Cisjordania.
Las partes tienen que controlarse a medida que las esperanzas de un estado palestino se desvanecen aún más bajo su supervisión, con la construcción de asentamientos en auge y las conversaciones de paz como un recuerdo lejano. Sin embargo, los legisladores de izquierda dicen que su presencia en la coalición es importante y que la alternativa es peor.
6 צפייה בגלריה
 La líder laborista y ministra de Transporte, Merav Michaeli; el primer ministro, Naftali Bennett, y el presidente de Meretz y ministro de Salud, Nitzan Horowitz.
 La líder laborista y ministra de Transporte, Merav Michaeli; el primer ministro, Naftali Bennett, y el presidente de Meretz y ministro de Salud, Nitzan Horowitz.
La líder laborista y ministra de Transporte, Merav Michaeli; el primer ministro, Naftali Bennett, y el presidente de Meretz y ministro de Salud, Nitzan Horowitz.
(GPO)
"Desafortunadamente, éste no es el gobierno que firmará un acuerdo de paz con los palestinos", señaló Mossi Raz, un legislador del partido moderado Meretz, que forma parte de la coalición. "No somos una hoja de parra. Estamos haciendo oír nuestra voz. Pero nuestro poder es escaso", admitió.
El gobierno de coalición de Israel, formado en junio después de una larga crisis política, es un collage díscolo de partidos de todo el espectro político, vinculados por el objetivo de mantener al ex primer ministro Benjamin Netanyahu fuera del poder. Las partes acordaron dejar de lado temas polémicos, como el dominio de más de 50 años del país de los territorios que los palestinos quieren para su estado, eligiendo en su lugar centrarse en temas menos divisivos, como la pandemia, la economía y el medio ambiente.
Sin embargo, la presencia de Israel en la región continúa. Bajo el gobierno actual, Israel ha avanzado en la construcción de miles de hogares para colonos en Cisjordania. El ministro de Defensa, Benny Gantz, ha prohibido a seis grupos de derechos palestinos, alegando vínculos con una facción terrorista. Los colonos radicales han intensificado los ataques violentos contra los palestinos en Cisjordania, mientras los soldados israelíes se mantienen al margen o ayudan a los colonos. El primer ministro, Naftali Bennett, rechaza la idea de un estado palestino, y los palestinos siguen siendo profundamente pesimistas sobre el futuro a corto plazo.
6 צפייה בגלריה
Construcción de nuevas casas en el asentamiento judío cisjordano de Bruchin.
Construcción de nuevas casas en el asentamiento judío cisjordano de Bruchin.
Construcción de nuevas casas en el asentamiento judío cisjordano de Bruchin.
(AP)
Los dos partidos de centroizquierda de Israel, el Laborista y Meretz, pasaron años en la oposición. Ha sido una década para el Partido Laborista y más del doble de tiempo para Meretz.
El Partido Laborista había hecho de la resolución del conflicto con los palestinos un tema central cuando estaba en el poder, en la década de 1990, incluso mientras continuaba la construcción de asentamientos, como lo ha hecho bajo todos los gobiernos israelíes durante los últimos 54 años.
A mediados de la década de 1990, un gobierno liderado por los laboristas, que también incluía a Meretz, firmó acuerdos de paz interinos con los palestinos conocidos como Acuerdos de Oslo.
Pero seguir adelante con los acuerdos se estancó cuando un gobierno de derecha asumió el cargo en 1996 después de una ola de ataques de militantes palestinos, seguido de conversaciones de paz fallidas bajo otro gobierno laborista de corta duración en 2000 y el estallido de un levantamiento palestino más tarde ese año.
6 צפייה בגלריה
 El rey Hussein de Jordania, el presidente estadounidense, Bill Clinton, y el primer ministro Yitzhak Rabin en la firma del tratado de paz bilateral en la Casa Blanca, el 25 de julio de 1994.
 El rey Hussein de Jordania, el presidente estadounidense, Bill Clinton, y el primer ministro Yitzhak Rabin en la firma del tratado de paz bilateral en la Casa Blanca, el 25 de julio de 1994.
El rey Hussein de Jordania, el presidente estadounidense, Bill Clinton, y el primer ministro Yitzhak Rabin en la firma del tratado de paz bilateral en la Casa Blanca, el 25 de julio de 1994.
(Archivo)
El electorado israelí se desplazó hacia la derecha, y la base política del Partido Laborista y Meretz se redujo. El Partido Laborista, hogar de los líderes fundadores de Israel y el partido gobernante del país durante las primeras dos décadas, ganó sólo un puñado de escaños en el parlamento de 120 miembros de Israel en las elecciones recientes. Meretz cayó de un máximo de 12 escaños en la década de 1990 a seis escaños.
Algunos votantes laboristas y de Meretz se fueron con el centrista Yesh Atid, que se ocupa más de cuestiones económicas y es el segundo partido más grande en el Parlamento (Knesset).
Tras las elecciones de marzo, Meretz y el Partido Laborista acordaron dejar de lado las diferencias ideológicas para formar una coalición liderada por Yesh Atid, con partidos centristas y de derecha, junto con un partido islamista, opuestos al gobierno de Netanyahu.
Pero en las negociaciones para forjar la coalición, los partidos nacionalistas bloquearon a las facciones moderadas de las posiciones que ayudan a establecer una política sobre los palestinos. Los partidos nacionalistas también tienen legisladores veteranos que saben impulsar sus prioridades, una habilidad que faltaba en los partidos de izquierda después de años en la oposición, dijo Gayil Talshir, analista político de la Universidad Hebrea de Jerusalem.
6 צפייה בגלריה
Pinto Knesset
Pinto Knesset
La izquierda tenía problemas para manejar las negociaciones en la Knesset.
(Knesset TV)
Aún así, la izquierda tiene influencia para impulsar algunas de sus prioridades, dijo. La coalición tiene una mayoría muy delgada en el parlamento y necesita el apoyo de los laboristas y Meretz, que tienen un total de 13 escaños en el parlamento. "Nadie realmente quiere ir a las elecciones", señaló Talshir.
Por ahora, gran parte del impacto de la izquierda ha sido con su retórica. La respuesta fue silenciosa luego de que el gobierno prohibiera a las seis ONG palestinas, incluidos los grupos que monitorean las violaciones de derechos humanos israelíes en los territorios en disputa.
El líder de Meretz, Nitzan Horowitz, quien se desempeña como ministro de Salud, exigió aclaraciones y dijo que era preocupante, pero no llegó a condenarlo.
El ministro de Seguridad Pública, Omer Barlev, de Trabajo, dijo que la decisión se tomó sobre su cabeza a pesar de su membresía en el Gabinete de Seguridad del país.
Los laboristas y Meretz tampoco han podido frenar la expansión de los asentamientos.
6 צפייה בגלריה
Zandber Meretz
Zandber Meretz
Tamar Zandberg, legisladora de Meretz.
(Ynet)
La ministra de Medio Ambiente de Israel, Tamar Zandberg, de Meretz, reconoció que el partido no puede lograr todo lo que quiere, pero dijo que seguía comprometido con el acuerdo de coalición que había firmado.
"Dentro de esas limitaciones, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para promover la mayor cantidad posible de nuestra agenda", señaló recientemente a The Associated Press.
En los meses transcurridos desde que se formó la coalición, ha habido pequeños pasos hacia la reparación de la relación con el gobierno autónomo palestino, encabezado por Mahmoud Abbas, después de años de ruptura bajo Netanyahu. Varios ministros del gobierno israelí se han reunido con Abbas, e Israel otorgó más permisos de trabajo para los trabajadores palestinos.
6 צפייה בגלריה
El presidente palestino Mahmoud Abbas (centro-izquierda), recibe en Ramallah a los ministros israelíes Nitzan Horowitz (izquierda) e Isawi Frej (centro).
El presidente palestino Mahmoud Abbas (centro-izquierda), recibe en Ramallah a los ministros israelíes Nitzan Horowitz (izquierda) e Isawi Frej (centro).
El presidente palestino Mahmoud Abbas (centro-izquierda), recibe en Ramallah a los ministros israelíes Nitzan Horowitz (izquierda) e Isawi Frej (centro).
(Meretz)
Lior Amihai, del grupo de derechos humanos Yesh Din, que documenta la violencia de los colonos contra los palestinos, dijo que ha notado un cambio en el estilo, aunque no en la sustancia. Añadió que recientemente se celebró una audiencia parlamentaria sobre la violencia de los colonos, por ejemplo, algo que no habría esperado en otras sesiones de la Knesset.
"No puedo señalar los resultados en el campo en términos de la ocupación, pero hay un sentimiento diferente. Puedes trabajar con la Knesset", comentó Amihai.
Ahmad Majdalani, un alto funcionario palestino, dijo que el cambio es sólo cosmético y que Israel tiene aún un largo camino por recorrer. "Creemos que este gobierno no ha cambiado su política hacia la cuestión palestina", señaló.


Comentarios 0