Ron Ben Yishai
Ron Ben Yishai
Ynet
Las potencias mundiales se reúnen con funcionarios iraníes en Viena para discutir un regreso al acuerdo nuclear de 2015.

El borrador del acuerdo nuclear con Irán deja asuntos críticos sin resolver

Análisis. Según el proyecto, la OIEA no podrá inspeccionar las instalaciones nucleares iraníes durante los primeros 4 meses del acuerdo, mientras Irán sigue ocultando uranio enriquecido.

Ron Ben-Yishai - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 29.08.22, 14:42
El borrador final del acuerdo nuclear, propuesto por la Unión Europea (UE) en julio, se divide en cuatro etapas durante las cuales tanto Irán como Estados Unidos se comprometen a consolidar la confianza y mejorar sus vínculos.
Para recordar, ese acuerdo se firmó en 2015, se implementó en 2016 y se desmanteló en 2018, cuando el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del acuerdo.
5 צפייה בגלריה
Las potencias mundiales se reúnen con funcionarios iraníes en Viena para discutir un regreso al acuerdo nuclear de 2015.
Las potencias mundiales se reúnen con funcionarios iraníes en Viena para discutir un regreso al acuerdo nuclear de 2015.
Las potencias mundiales se reúnen con funcionarios iraníes en Viena para discutir un regreso al acuerdo nuclear de 2015.
(Reuters)
A primera vista, el plan pendiente mantiene el equilibrio entre las concesiones iraníes y estadounidenses, pero una mirada más atenta revela que el ritmo de eliminación de las sanciones es mayor que el calendario para que Teherán abandone su enriquecimiento de uranio y se deshaga de sus reservas de material ya enriquecido, así como de sus centrifugadoras.
Según el proyecto, la Agencia Internacional de la Energía Nuclear (OIEA) volverá a inspeccionar a fondo el programa nuclear de Irán y a exigir explicaciones por las violaciones del acuerdo original.
Hay que señalar que el nuevo acuerdo sólo se refiere al material fisible necesario para construir una bomba, y no a otros componentes del programa nuclear militar de Irán, incluido su desarrollo de cabezas nucleares y misiles necesarios para hacerlas llegar al objetivo.
El acuerdo también ignora las políticas beligerantes de Irán en Medio Oriente y su uso de apoderados para desestabilizar la región.
5 צפייה בגלריה
Ministro de Relaciones Exteriores iraní Abdullahian. "Queremos un acuerdo realista".
Ministro de Relaciones Exteriores iraní Abdullahian. "Queremos un acuerdo realista".
Ministro de Relaciones Exteriores iraní Abdullahian. "Queremos un acuerdo realista".
(AFP)
Primera fase
La primera fase del acuerdo es la firma del mismo y reactivación del llamado Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). Antes de que entre en vigor, Irán y Estados Unidos intercambiarán prisioneros y liberarán fondos congelados.
La administración también empezará a retirar algunas sanciones a individuos iraníes, y en respuesta, Irán suspenderá el enriquecimiento de uranio por encima del umbral del 20% permitido por el JCPOA, y cesará la producción de nuevas centrifugadoras.
Aunque en ese momento Irán seguirá conservando sus reservas de uranio enriquecido, esta etapa detendrá bruscamente el avance hacia la capacidad nuclear. Pero el OIEA aún no tendrá pleno acceso a instalaciones nucleares, por lo que Estados Unidos y sus aliados occidentales se verán obligados a confiar en los dirigentes de Teherán y esperar que cualquier intento de ocultar material enriquecido sea detectado por las agencias de inteligencia.
En los primeros 60 días del acuerdo, Irán recibirá garantías de que Estados Unidos no se retirará del proyecto durante, al menos, dos años.
El Congreso estadounidense podrá oponerse al acuerdo, pero después de la legislación, el presidente tendrá poder de veto, dejando el acuerdo en vigor a menos que dos tercios del Senado voten para disolverlo.
Los iraníes, con razón, temen las elecciones intermedias de noviembre en Estados Unidos, que probablemente darán lugar a una mayoría republicana en la Cámara de Representantes y el Senado. Esto podría provocar una segunda retirada estadounidense del acuerdo.
Los iraníes, tras su demanda de garantías por escrito a la administración de que el acuerdo se respetaría al menos hasta el final del primer mandato del presidente estadounidense Joe Biden, insistieron en que, si se imponían sanciones en el futuro, Washington no se dirigiría a las empresas que comercian con ellos. Esta exigencia fue rechazada.
5 צפייה בגלריה
El mensaje israelí para EE.UU.: este no es el acuerdo que pretende Biden.
El mensaje israelí para EE.UU.: este no es el acuerdo que pretende Biden.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
(EPA)
Segunda fase
En la segunda fase, se permitirá a Irán una venta única de 50 millones de barriles de petróleo y la capacidad de negociar acuerdos internacionales sobre energía y transporte aéreo.
Esto enriquecerá las arcas iraníes con miles de millones de dólares, y puede considerarse un regalo magnánimo para Teherán, incluso antes de que se retire el uranio enriquecido en violación del acuerdo original, y antes de que el OIEA pueda inspeccionar el programa.
Lo único que el acuerdo exige a Irán en esta fase es que deje de enriquecer uranio por encima del 5%.
Tercera fase
En la tercera fase del acuerdo, que entrará en vigor 120 días después de su firma, Irán podrá poseer 300 kilogramos de uranio de baja calidad, así como una pequeña cantidad de uranio enriquecido hasta un máximo del 20%.
No está claro qué se hará con el uranio ya enriquecido al 60% que Irán posee. Es difícil almacenar ese material fuera de Irán debido a sus peligrosos niveles de radiación. En la actualidad, Teherán posee entre 20 y 40 kilos del material, lo que no alcanza los 58 kilos necesarios para fabricar una bomba nuclear.
En la práctica, durante los tres primeros meses del acuerdo, el OIEA no podrá inspeccionar el programa nuclear. Por lo que Irán podrá producir centrifugadoras avanzadas y ocultar material enriquecido.
De hecho, sólo cuatro meses después de la firma del acuerdo, el OIEA volverá a tener acceso a inspeccionar las instalaciones nucleares. Mientras tanto, las sanciones impuestas a Irán por Estados Unidos se eliminarán por completo.
5 צפייה בגלריה
Hotel de Viena que acogió a las potencias mundiales e Irán para las negociaciones sobre el acuerdo nuclear de 2015 en abril.
Hotel de Viena que acogió a las potencias mundiales e Irán para las negociaciones sobre el acuerdo nuclear de 2015 en abril.
Hotel de Viena que acogió a las potencias mundiales e Irán para las negociaciones sobre el acuerdo nuclear de 2015 en abril.
(AP)
Cuarta fase
En la cuarta fase, que entrará en vigor 165 días después de la firma del acuerdo, se restablecerá por completo el acuerdo nuclear original.
En esta fase, Estados Unidos levantaría el embargo sobre la venta de armas convencionales a Irán y daría permisos a los agentes iraníes para comerciar con los estadounidenses. Irán, por su parte, desmantelaría parte de las centrifugadoras que instaló después de que Trump se retirara del acuerdo.
El borrador de la UE aún no fue aceptado por Estados Unidos y se están llevando a cabo nuevas negociaciones.
5 צפייה בגלריה
El acuerdo nuclear iraní es el principal problema en la agenda entre Israel y EE.UU.
El acuerdo nuclear iraní es el principal problema en la agenda entre Israel y EE.UU.
El acuerdo nuclear iraní es el principal problema en la agenda entre Israel y EE.UU.
(EPA)
Israel se encuentra tratando de afectar a un acuerdo final y los funcionarios estuvieron en conversaciones con sus homólogos estadounidenses en las últimas semanas en un esfuerzo por influir en la decisión final.
En una sesión informativa con periodistas políticos el domingo, el primer ministro, Yair Lapid, confesó que debería haber un acuerdo "mejor y más largo", que impidiera a Irán obtener un arma nuclear de forma sencilla.
Comentarios 0