Ron Ben Yishai
Ron Ben Yishai.
Ynet
El líder supremo iraní, Alí Jamenei, y el presidente de Siria, Bashar al-Assad.

El mensaje a Irán detrás de la ofensiva israelí en Siria

Análisis. Es probable que la colocación de los explosivos en el lado israelí de la frontera estuviera destinada a evaluar la vigilancia israelí y a examinar las posibilidades de llevar a cabo ataques de venganza o infiltrarse en el país, pero el fuerte bombardeo de la Fuerza Aérea de Israel fue una advertencia estratégica para Irán, que ha comenzado a trasladar sistemas de defensa aérea a Siria.

Ron Ben Yishai - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 18.11.20 , 08:30
Si bien la ofensiva israelí de anoche tuvo como objetivo el cuartel general del ejército sirio, que bajo su patrocinio la Guardia Revolucionaria Iraní opera a las milicias sirias, el ataque se llevó a cabo, principalmente, como una advertencia a Irán.
Al parecer, los explosivos colocados en la frontera de los Altos del Golán estaban destinados a satisfacer necesidades tácticas; para probar la vigilancia israelí en la zona, tal vez incluso en preparación para una posible infiltración en el mismo lugar o un ataque de venganza en el área contra soldados de las FDI que patrullan a lo largo de la frontera. Pero al mismo tiempo, también hay un nuevo desafío estratégico en Siria, que recientemente firmó un nuevo acuerdo con Irán que le permite a los iraníes trasladar sistemas antiaéreos modernos para hacer frente a los ataques israelíes.
El líder supremo iraní, Alí Jamenei, y el presidente de Siria, Bashar al-Assad.El líder supremo iraní, Alí Jamenei, y el presidente de Siria, Bashar al-Assad.
El líder supremo iraní, Alí Jamenei, y el presidente de Siria, Bashar al-Assad.
(Imagen de archivo/EPA)
Teherán firmó un nuevo acuerdo militar con Siria hace cuatro meses y medio, anunciado en presencia del jefe de Estado Mayor iraní, Muhammad Hussein Bakri, y el ministro de Defensa sirio, Ali Ayub. El tratado se selló para fortalecer las defensas aéreas sirias contra los ataques israelíes, utilizando aviones y misiles. Assad afirmó que "el acuerdo refleja el alto nivel de lazos estratégicos y multidimensionales entre los dos países".
Ya en la firma del acuerdo estaba claro que pronto se producirían cambios en el patrón de acción de Irán en Siria. De hecho, la República Islámica ha aumentado recientemente los envíos de sistemas antiaéreos y misiles a su país aliado. Este equipamiento tiene como objetivo fortalecer el sistema de defensa aérea de Assad, y la mayor parte del mismo se fabrica y vende en Rusia. El esfuerzo iraní también incluye el diseño y la entrega de piezas del sistema, y ​​está destinado, entre otras cosas, a eludir la negativa de los rusos a entregar las baterías S-300 avanzadas y de largo alcance al ejército sirio.
Uno de los explosivos hallados el martes del lado israelí de la frontera con Siria.Uno de los explosivos hallados el martes del lado israelí de la frontera con Siria.
Uno de los explosivos hallados el martes del lado israelí de la frontera con Siria.
(Unidad de Portavoces de las FDI)
La operación iraní para fortalecer las defensas aéreas sirias se llevó a cabo en secreto, pero aparentemente fue revelada por fuentes de inteligencia occidentales. Esta es otra etapa en el esfuerzo de Irán para construir un frente contra Israel en Siria. En la República Islámica también amenazaron con enviar baterías de misiles tierra-aire de última generación a Siria, del tipo que derribó un gran avión no tripulado estadounidense en el Golfo Pérsico el año pasado.
En el pasado se han hecho varios intentos para trasladar estos sistemas, pero la Fuerza Aérea de Israel, según informes de medios internacionales, los destruyó en diversas ofensivas inmediatamente después de aterrizar en Siria. Por lo tanto, los iraníes ahora están adoptando un método encubierto y más lento para enviar pequeños sistemas, con la esperanza de que no sean descubiertos. Se puede suponer que las instalaciones iraníes que fueron atacadas anoche están detrás de estas acciones, por lo que los bombardeos de Israel tendrían como fin enviarle un mensaje a Irán para dejarle en claro que no permitirá el establecimiento de un sistema de defensa aérea iraní que fortalecerá el sistema ruso en suelo sirio.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin. El presidente de Rusia, Vladimir Putin.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, amenaza a Siria con reemplazar al régimen con uno más favorable a Moscú.
(AFP)
Además de la intención iraní de construir un frente contra Israel desde territorio sirio, se puede suponer que la colocación de explosivos por parte de las Fuerzas Quds iraníes en la zona cercana a la frontera, así como la firma del contrato de defensa con el ejército sirio, también es una señal de su parte para la nueva administración en Washington para advertir sobre la presión y las dolorosas sanciones a los dos países y para fortalecer las fichas de negociación en futuras conversaciones entre Irán con Estados Unidos y Siria con Rusia.
Recientemente, Moscú ha manifestado su disgusto con Damasco, probablemente como un indicio de que el régimen de Assad podría ser reemplazado por uno más favorable al presidente ruso, Vladimir Putin. Sin embargo, Siria, a través del acuerdo de defensa y la libertad de acción que otorga a los iraníes en su territorio, le está mostrando a Moscú que también tiene un patrocinador alternativo en Teherán.
Comentarios 0