Benny Gantz, con su partido Kajol Labán en tercer lugas en las encuestas, puede ser un aliado de Yair Lapid.
Benny Gantz, con su partido Kajol Labán en tercer lugas en las encuestas, puede ser un aliado de Yair Lapid.
Elad Malka
Yair Lapid, primer ministro interino de Israel.

¿Podrá capitalizar Lapid la rápida y efectiva intervención de Israel en Gaza?

Análisis. Los medios de comunicación consideran un éxito la operación militar contra la Jihad Islámica y colocan al primer ministro interino de Israel en mejor posición para presentar una alternativa real a Benjamín Netanyahu en noviembre.

The Media Line, Ynet |
Published: 12.08.22, 13:20
Hace cinco semanas, cuando el primer ministro interino de Israel, Yair Lapid, asumió el cargo, sus críticos expresaron su preocupación por su falta de experiencia en la gestión de crisis.
Sin la amplia experiencia militar habitual que a menudo tienen los líderes israelíes, el servicio militar de Lapid se pasó lejos del campo de batalla como corresponsal del periódico del ejército. Luego pasó años como periodista, antes de ingresar a la arena política en 2012.
6 צפייה בגלריה
Yair Lapid, primer ministro interino de Israel.
Yair Lapid, primer ministro interino de Israel.
Yair Lapid, primer ministro interino de Israel.
(GPO)
Lapid siempre dejó en claro que apuntaba a jugar en la primera división, sus oponentes a menudo se burlaban de su corta y no combatiente carrera militar. Durante su carrera política, ha ocupado varias carteras ministeriales, pero ninguna relacionada con la seguridad.
Una década más tarde, con fotos de una operación militar en la Franja de Gaza como jefe del gobierno de Israel, a Lapid se le ha presentado la oportunidad de obtener ganancias políticas de su nueva posición.
Mientras Israel se encuentra inmerso en una larga crisis política desde 2019 y se dirige a su quinta elección nacional en poco más de tres años y medio, Lapid se ha posicionado como la principal alternativa al ex primer ministro Benjamin Netanyahu.
Lapid y Netanyahu se enfrentarán en las urnas el 1 de noviembre.
6 צפייה בגלריה
Benjamin Netanyahu en reunión con el primer ministro Yair Lapid.
Benjamin Netanyahu en reunión con el primer ministro Yair Lapid.
Benjamin Netanyahu en reunión con el primer ministro Yair Lapid.
(Haim Tzach, GPO)
Como el primer ministro más antiguo del país, los israelíes están acostumbrados a ver a Netanyahu al mando. Dos veces herido en batalla, Netanyahu sirvió cinco años en la unidad de fuerzas especiales de Reconocimiento del Estado Mayor (Sayeret Matkal), y años más tarde, como primer ministro, supervisó innumerables operaciones militares.
Muchos israelíes ven una amplia experiencia militar como algo imprescindible para un líder. Sin embargo, no todos los primeros ministros israelíes han sido soldados condecorados o han tenido una amplia experiencia militar.
Las encuestas realizadas durante los últimos años de crisis política han preguntado a los israelíes a quién consideran apto para el liderazgo. Lapid nunca ha superado a Netanyahu. En las últimas semanas, antes de la escalada actual, Netanyahu tenía una sólida tasa de aprobación de casi el 50% por su aptitud para liderar, con Lapid detrás del 30%. Las encuestas realizadas después de la última operación en Gaza aún no se han publicado y pueden mostrar un panorama cambiante.
"No veremos un cambio importante", comentó Eran Vigoda-Gadot, profesor de administración pública en la Universidad de Haifa. "Los bloques en Israel no cambiarán de la noche a la mañana, sino que necesitamos ver una transición generacional para ver una distribución diferente de los votos", añadió.
El profesor Udi Lebel, director del Centro de Comunicación Internacional de la Universidad Bar-Ilan y experto en psicología política y comunicación, expresó: "El votante israelí usa su voto como una confirmación de identidad, en lugar de política. Las personas se identifican como parte de las comunidades políticas. Las elecciones son una ceremonia que valida estas identidades".
6 צפייה בגלריה
Yair Lapid y el ministro de Defensa Benny Gantz durante una sesión informativa en el Comando Sur de las FDI.
Yair Lapid y el ministro de Defensa Benny Gantz durante una sesión informativa en el Comando Sur de las FDI.
Yair Lapid y el ministro de Defensa Benny Gantz durante una sesión informativa en el Comando Sur de las FDI.
(Haim Tzach)
La constelación política en los últimos años ha impedido que Netanyahu forme un gobierno. Si bien una quinta elección puede no cambiar eso, muchos israelíes todavía están convencidos de que es la única figura en la arena política con el conjunto de habilidades adecuadas para liderar.
Lapid estaba ansioso por entrar en el cargo, incluso temporalmente, para cambiar eso.
Las fotos de él rodeado de oficiales militares, mapas e imágenes satelitales pueden alterar la percepción que el público tiene de él.
"Lapid logró posicionarse, principalmente dentro del bloque de centro-izquierda, como un primer ministro capaz de manejar tal evento independientemente de su inexperiencia previa", explicó Lebel. A pesar de que Lapid prestó juramento hace sólo unas semanas, parece que su rito de iniciación de facto ocurrió cuando ordenó una operación militar desde el cuartel general de defensa en Tel Aviv.
Lapid también aprovechó la oportunidad para posicionarse como un estadista, elevándose de la política turbia al informar a Netanyahu como jefe de la oposición sobre los acontecimientos en Gaza. "Lapid le robó a Netanyahu la oportunidad de criticarlo al ser proactivo e iniciar una operación en Gaza", le dijo Lebel a The Media Line. "Netanyahu, que supervisó muchas operaciones en Gaza, llevó a cabo el mismo tipo de operaciones y, a veces, con menos éxito", agregó.
6 צפייה בגלריה
Benjamin Netanyahu quiere volver a ser primer ministro.
Benjamin Netanyahu quiere volver a ser primer ministro.
Benjamin Netanyahu quiere volver a ser primer ministro.
(Yoav Dudkevitch)
El ex primer ministro y su partido Likud se vieron obligados a expresar su apoyo a la operación. Cualquier cosa que no sea eso habría atraído críticas del público israelí, que tiende a unirse detrás de sus militares en tiempos de crisis, independientemente de las consideraciones políticas.
Con los medios de comunicación israelíes retratando la operación militar contra la Jihad Islámica Palestina como un éxito, Lapid está en una posición privilegiada para tomar el crédito. Concluyendo la operación en tres días, sin víctimas mortales en el lado israelí, Lapid pasó su primera prueba importante. Tomó un gran riesgo al iniciar la ofensiva aérea.
Aun así, Israel ha estado en un punto muerto político durante varios años y los aumentos anteriores en las tensiones no se tradujeron en cambios importantes.
"El impacto será muy limitado", dijo Vigoda-Gadot. "La división de los bloques en Israel no se ve afectada por las circunstancias de seguridad, sino más bien debido a muchos otros factores. Por otro lado, si la operación hubiera fracasado, podría haber impactado a aquellos que están indecisos sobre su voto. La forma en que se desarrollaron los eventos sirve como un estabilizador de los patrones de votación, no como un factor cambiante", agregó.
6 צפייה בגלריה
Yair Lapid y el ministro de Defensa Benny Gantz durante una sesión informativa en el Comando Sur de las FDI.
Yair Lapid y el ministro de Defensa Benny Gantz durante una sesión informativa en el Comando Sur de las FDI.
Yair Lapid y el ministro de Defensa Benny Gantz durante una sesión informativa en el Comando Sur de las FDI.
(Haim Tzach)
Sin embargo, como país con innumerables desafíos de seguridad, estos asuntos siguen siendo un factor importante cuando los ciudadanos deciden a qué partido apoyar. "Las consideraciones militares y de seguridad tienen un peso considerable para el votante israelí", reconoció Vigoda-Gadot.
Justo antes de los acontecimientos en Gaza, Lapid y su gobierno estaban bajo fuego mientras el costo de vida en Israel continuaba disparándose. Pero cuando los israelíes votan, tienden a olvidarse de sus bolsillos cada vez más pequeños y recuerdan las sirenas de advertencia que enviaron a muchos de ellos corriendo a refugios antiaéreos.
A su lado durante la operación militar, Lapid tenía al ministro de Defensa, Benny Gantz. Ex jefe de estado mayor militar, Gantz es el más experimentado de los dos. Después de las elecciones podría encontrarse a sí mismo como un hacedor de reyes, con su partido Kajol Labán actualmente en las encuestas como el tercero más grande.
"También anotó puntos durante esta operación, como un líder experimentado y responsable que puede administrar el sistema durante las horas de prueba", expresó Vigoda-Gadot.
6 צפייה בגלריה
El ministro de Defensa, Benny Gantz, en sesión informativa junto al primer ministro Lapid.
El ministro de Defensa, Benny Gantz, en sesión informativa junto al primer ministro Lapid.
El ministro de Defensa, Benny Gantz, en sesión informativa junto al primer ministro Lapid.
(Gentileza Ministerio de Defensa)
Lapid y Gantz han tenido su parte justa de rivalidad política en los últimos años, a pesar o tal vez porque están en el mismo bloque. Gantz también se desempeñó como ministro de Defensa bajo Netanyahu. De cara a las próximas elecciones, era importante que Lapid y Gantz aparecieran como la gestión del conflicto militar mientras trascendían cualquier competencia política.
"Gantz tratará de posicionarse como un factor estable necesario junto a cualquier tipo de líder", señaló Lebel.
Las próximas elecciones serán determinadas por un pequeño número de votantes que darán a cualquiera de los bloques la estrecha mayoría necesaria para formar una coalición. En Israel, donde los acontecimientos se desarrollan rápidamente y la memoria colectiva a menudo es corta, una escalada militar en el verano puede convertirse en historia lejana en las elecciones de otoño.
Para Lapid, sin embargo, los tres días de agosto en que comandó una operación le resultaron muy necesarios. "Hasta ahora, tenía el potencial político de formar una coalición, pero carecía de la capacidad de proyectar un sentido de liderazgo", resumió Lebel. Para muchos que pueden haber dudado, eso podría estar cambiando.
Comentarios 0