Harry Potter
Las primeras 1000 unidades se agotaron en 48 horas.
El libro se encuentra agotado, y próximamente se lanzará su segunda edición

Harry Potter se tradujo al yiddish y se convirtió en un éxito

Si bien el libro ya se encontraba en más de 80 idiomas, incluyendo el latín y el griego antiguo, ahora es posible leer las aventuras de Harry también en yiddish. Su traductor, Arun Viswanath, relató los desafíos a los que debió enfrentarse: "Intenté transferir el mundo mágico al yiddish, sin hacer que los personajes fueran judíos".

Elad Zert - Adaptado por Michelle Dreifus |
Published: 13.02.20 , 20:15
Harry Potter ha despertado el fanatismo de millones de personas a lo largo de los años. Cada uno de los siete libros de J. K. Rowling, logró batir récords que el mundo literario nunca había conocido: ventas de cientos de millones de copias y traducciones a más de 80 idiomas.
En menos de 48 horas luego del lanzamiento de la versión en yiddish del primer libro de la serie ("Harry Potter y la piedra filosofal"), se vendieron las mil copias.
La mayoría de los nuevos libros en yiddish para adultos, son publicados por sus autores en modestas ediciones de varios cientos de copias. Y de repente, viene el joven mago de Hogwarts y logra despertar el antiguo idioma judío.
"Es una locura, difícil de creer", publicó el editor de libros Nicholas Olanyansky en Facebook, anunciando que pronto llegará el lanzamiento de la segunda edición: "No pensamos que podríamos vender más de mil copias de un libro no jasídico". Las compras se realizaron en Israel, Polonia, Suecia, Australia, China e incluso en un país poco convencional: Marruecos.
Harry Potter en YiddishHarry Potter en Yiddish
El libro se encuentra agotado, y próximamente se lanzará su segunda edición
(Olniansky)
La traducción al yiddish de Harry Potter, se agrega a la lista de nuevas traducciones que se han sumado en los últimos años de algunas de las obras más importantes de la literatura infantil clásica, como "El Principito" de Antoine de Saint-Exupery, "The Catwalk" del Dr. Seuss y " Winnie Pooh" de AA Milne.
Cuando se publicó "Harry Potter y la piedra filosofal", Arun Viswanath tenía 12 años. Es el nieto del conocido linguista Mordechai Schechter, e hijo de la poeta Heidi Gitl Schechter-Viswanath, pero cuando abrió un libro de cuentos en yiddish, no entendió muchas de sus palabras. La brecha entre la literatura y el lenguaje hablado lo paralizó.
"Realmente me deprimió", expresó Viswanath. "Sentí que tenía que saber mejor el idioma, comencé a leer mucho yiddish e hice tarjetas de palabras que no sabía".
Respecto a su relación con Harry Potter, el traductor cuenta que leyó los libros "pero para decir verdad, realmente no me llamó la atención durante una gran parte de mi vida".
Sin embargo, el mago se convertiría en una parte importante de su vida, cuando en 2017 se enfrentó al desafío de la traducción, luego de que su esposa, fanática de Potter, le preguntara: "¿Relamente quieres criar niños que hablen yiddish en un mundo sin Harry Potter en yiddish?". A Viswanath le gustó la idea, pero no estaba seguro de que iba a poder cumplirla. No solo porque el yiddish ya ha desaparecido de la calle judía secular, sino que también el vocabulario de Harry Potter hace extremadamente difícil la tarea del traductor: el mundo de los magos, dragones y escobas, barre al folklore aleman, y los hechos sobrenaturales, a las referencias a la cultura británica.
"Para comprender realmente el significado de un término particular en un libro, debes leer los siete libros de Rowlind", expresó Viswanath. "Intenté trasladar el mundo mágico al mundo del yiddish previo a la Segunda Guerra Mundial, sin convertir a los personajes en judíos. El director de la escuela, Albus Dumbledore, usa muchas palabras de origen hebreo y arameo en su discurso".
Pottermanía
El éxito de la traducción llegó rápidamente. El editor del libro Nicholas Olanyansky, vive en Suecia, y generalmente no imprime más de 500 copias de sus libros, desde diccionarios hasta historias bilingües en sueco e yiddish. Sus publicaciones han sido respaldadas por el gobierno sueco, reconociendo el yiddish como un idioma minoritario oficial.
Dentro del mundo jasídico, las cifras de ventas son más altas, pero aún modestas en relación con los estándares de la industria. Muchos libros publicados para el mercado jasídico estadounidense en yiddish, se publican simultáneamente en inglés y hebreo para las comunidades otodoxas en Nueva York e Israel, lo que ayuda a compensar el costo. Entonces, ¿cómo logró la edición en yiddish de "Harry Potter y la piedra filosofal" vender mil copias en 48 horas?.
Como era de esperar, algunas de las personas que compraron una copia de la edición son estudiantes de yiddish, también hablantes nativos del idioma. Pero a su vez, se agregaron coleccionistas que compran nuevas traducciones de sus libros favoritos, incluso si no pueden leerlos, sabiendo que cuando se agoten todas las ediciones, el valor del libro aumentará.
"Estoy muy emocionado", expresó Viswanath, tan pronto como se agotó la primera edición, señalando que había recibido respuestas entusiastas no solo de hablantes de yiddish y judíos en general, sino que también entre la comunidad más amplia de fanáticos de Harry Potter y del lenguaje.
Ya se puede hacer la orden para la compra de la segunda edición por USD 28: https://harrypotter.olniansky.com/
Comentarios 0