Shakira y Jennifer Lopez en el espectáculo de mediotiempo del Superbowl
Shakira y Jennifer Lopez en el espectáculo de mediotiempo del Superbowl
AFP
Meitar Forkosh

La israelí que tocó el violín en el Super Bowl

Cuando Meitar Forkosh, una joven violinista nacida en la ciudad israelí de Atlit, comenzó su carrera, nunca imaginó que a la edad de 30 años iba a aparecer en un enorme escenario con Shakira. “Fue más grande que la vida misma. Fue increíble estar en el Super Bowl".

Ynet - Adaptado por Beatriz Oberlander |
Updated: 06.02.20 , 20:00
El domingo pasado, los ojos de todo el mundo estaban puestos en el Super Bowl, que tuvo lugar en Miami. O, para ser más exactos, en la actuación del medio tiempo de Shakira y Jennifer López. En el importante escenario había cien personas, pero entre éstas se encontraba una con un nombre especialmente llamativo: Meitar Forkosh. El conocido sonido del nombre no es casual. Forkosh, de 30 años, es una violinista israelí que vive en Estados Unidos desde hace varios años, y estos días tuvo el honor de llevar a cabo un importante hito en su carrera, cuando tocó el violín durante la actuación de la cantante colombiana.
Meitar Forkosh Meitar Forkosh
Meitar Forkosh
(Ynet)
En una entrevista desde Nueva York, la ciudad en la que vive, Forkosh cuenta cómo haber actuado en un congreso de músicos la llevó al Super Bowl. Y revela que, para su sorpresa, fueron los organizadores quienes se dirigieron a ella. “Llegaron a mí a través de músicos a los que yo conocía. La gente seguramente imagina que los músicos compiten entre sí, y se hacen la vida difícil unos a otros. Pero la verdad es que también a mí me sorprendió que precisamente aquí, en Nueva York, los colegas a los que conocí me ayudaron”.
–¿Cómo era la producción vista desde dentro?
–Tuvimos muchos ensayos la última semana, y también antes, en Miami. Shakira estuvo en todos. Es muy profesional, todo el tiempo. Sonríe y hace bromas. Sencillamente, transmite amor. Es maravillosa.
–¿Hablaron de otras cosas, además de música?
–Sí, hablamos. Pero ella estaba muy ocupada. Se trata de una enorme producción, y hay muchas cosas sobre las que hay que tomar decisiones.
Forkosh describe los ensayos como una experiencia muy intensa, y que al mismo tiempo da mucha satisfacción. “No fueron días en los que una está sentada de brazos cruzados, sino jornadas largas en las que se ensaya una y otra vez. Al final da la impresión de que se trata de una actuación breve, pero trabajamos mucho para que saliera bien. Cada vez se cambiaba algo: la ubicación, el vestuario ... Fue extraordinario formar parte de esa producción, en la que siempre tuvimos la sensación de ser una familia”.
Tras haber estado allí, y aparecer en el espectáculo del medio tiempo, la violinista habla de la experiencia como algo extraordinario. “El ambiente era una locura. Había tanta gente en el público… Y las energías allí eran sensacionales”, cuenta Forkosh. “Tocamos el violín con Shakira en la primera parte, y después bajamos del escenario y vimos todo el resto del espectáculo desde abajo, hasta el final. Fue una vivencia más grande que la vida misma. Fue increíble haber estado allí”.
Forkosh toca el violín desde pequeña, y tiene una formación clásica. Después de estudiar en en la ciudad israelí de Rimón y en el Colegio Universitario de Música Berkeley, de la ciudad estadounidense de Boston, comenzó a progresar en la industria musical de Estados Unidos como violinista profesional, donde combina lo clásico y el pop. “Toco todo tipo de estilos, y por eso soy muy versátil en mi trabajo. El último año toqué en el acto de los premios de video de MTV, con Miley Cyrus. También toqué con Keego en un concierto del Día del Orgullo que tuvo lugar este año en Manhattan. Participé en el show de John Oliver: Last Week Tonight. Toco asimismo en orquestas clásicas de Nueva York, y dentro de poco volveré a tocar en el Carnegie Hall”.
–¿Imaginó alguna vez que llegaría a algo de esta magnitud?
–Pienso que era incapaz hasta de imaginarlo. La primera vez que toqué en el Carnegie Hall, tampoco me creía lo que estaba pasando. Y ahora lo haré por sexta vez.
–Seguramente tampoco había imaginado aparecer en un espectáculo con Shakira.
–Ni con Myley Cyrus. Pero yo toco con otros músicos importantes en producciones de Broadway y nunca imaginé que lo haría. Cada vez que aparezco en este tipo de espectáculos siento que es como un sueño que se hace realidad. Y es un sueño infinito, que no se acaba. Mi objetivo es crecer todo el tiempo, desarrollarme y hacer más cosas. Tocar con los músicos más extraordinarios que existen. Eso, mi desarrollo día a día, está en mis manos.
Forkosh en un concierto en el Carnegie Hall Forkosh en un concierto en el Carnegie Hall
Forkosh en un concierto en el Carnegie Hall
(Ynet)
Con motivo del espectáculo en el Super Bowl, Forkosh tuvo la oportunidad de conocer a muchas personas del mundo de la música, y al parecer eso le dio un impulso importante a su carrera. “Tengo la sensación de que, gracias a esto, me han conocido más personas. Fue realmente genial. Por ejemplo, estuve en el cumpleaños de Shakira luego del espectáculo y hubo un 'after-party', en el que también estuvieron Beyoncé y Jay Z.”.
–¿Los conoció?
–Sí, pero no pude hablar con ellos. Era una fiesta muy pequeña, por lo que no me acerqué a ellos. Pero Shakira me hizo sentir muy cómoda y a gusto porque habíamos pasado mucho tiempo juntas últimamente.
–¿Hay alguna posibilidad de que vuelvan a colaborar en el futuro?
–Ahora mismo no sé cuáles son los planes, pero no se puede saber.
–Shakira viene de una familia libanesa, y en el pasado habló en contra de Israel. ¿Hubo algún tipo de tensión entre ustedes?
–En absoluto. No hemos hablado de eso para nada. Ni siquiera se le pasó a nadie por la cabeza. La música está más allá de cualquier origen o religión. La música está por encima de todo.
First published: 19:52 , 06.02.20
Comentarios 0