El interior del restaurante también cumple con estrictas medidas higiénicas.
El interior del restaurante también cumple con estrictas medidas higiénicas.
AP
Se coloca una caja Go Noodles lista para llevar en un casillero con vidrio en Tel Aviv, Israel.

Sin mesas ni meseros: el restaurante israelí apto para pandemias

La crisis del coronavirus provocó el cierre de miles de restaurantes y negocios, pero algunos de ellos adaptaron su actividad a la nueva realidad.

AP - Adaptado por Alejo Sanzo |
Published: 16.07.20 , 13:25
Mientras los restaurantes de todo el mundo luchan por mantenerse abiertos en la era del coronavirus, una nueva cadena de fideos de Tel Aviv ofrece un enfoque amigable para una pandemia: comidas para llevar sin contacto humano.
Sitios de comida rápida donde los clientes ordenaban en máquinas expendedoras, conocidas como autómatas, una vez florecieron en Nueva York y otras ciudades del mundo en el siglo XX. Go Noodles afirma que su sucursal que abrió la semana pasada es la primera de su tipo en Tel Aviv que opera digitalmente.
Se coloca una caja Go Noodles lista para llevar en un casillero con vidrio en Tel Aviv, Israel. Se coloca una caja Go Noodles lista para llevar en un casillero con vidrio en Tel Aviv, Israel.
Se coloca una caja Go Noodles lista para llevar en un casillero con vidrio en Tel Aviv, Israel.
(AP)
Los clientes ordenan a través de la aplicación o monitores de pantalla táctil en la tienda y proporcionan su número de teléfono celular. Cuando su comida está lista, reciben un mensaje de texto con el código en uno de los casilleros con paneles de vidrio que recubren la pared trasera del restaurante.
No hay mesas, ni meseros, y poco riesgo de contagio. Los clientes pueden recoger pedidos de comida para llevar sin llegar a menos de dos metros de cualquier empleado del restaurante.
Una cliente llega a retirar su pedido. Una cliente llega a retirar su pedido.
Una cliente llega a retirar su pedido.
(AP)
"Se me ocurrió este concepto hace un año, antes del coronavirus, por una necesidad comercial y financiera", explicó Shmulik Gal, gerente del restaurante. "El coronavirus estalló hace unos meses y esto adquirió una gran importancia", añadió.
Gal manifestó que inicialmente concibió la idea de su barra de fideos asiáticos como una forma de reducir costos en una industria donde los márgenes de ganancia son muy reducidos. Pero sin un final a la vista para la pandemia, pensó que su enfoque para cenar debería tener un amplio atractivo.
"Las personas buscan menos contacto con los demás, menos entremezclarse, menos tocarse", comentó Gal. "Creo que esto es muy importante y ​​la gente lo aceptará", agregó.
Se coloca una caja Go Noodles lista para llevar en un casillero con vidrio en Tel Aviv, Israel. Se coloca una caja Go Noodles lista para llevar en un casillero con vidrio en Tel Aviv, Israel.
Se coloca una caja Go Noodles lista para llevar en un casillero con vidrio en Tel Aviv, Israel.
(AP)
Israel ha reportado más de 44.500 casos del nuevo coronavirus, incluidas al menos 380 muertes, desde el comienzo de la pandemia. El país había contenido el brote hasta fines de mayo luego de dos meses de fuertes restricciones. Pero a las pocas semanas de que se levantaran las mismas y se reanudara la actividad económica, los casos comenzaron a dispararse, y es probable que Israel comience una nueva cuarentena.
La crisis del coronavirus y los cierres resultantes han obligado a muchas pequeñas empresas y restaurantes a cerrar sus puertas en los últimos meses. El bloqueo nacional impuesto en marzo elevó la tasa de desempleo de Israel a más del 25%, y la recuperación ha sido dolorosamente lenta.
Comentarios 0