Yigal Amir
Yigal Amir
AFP
Bill y Hillary Clinton asistieron a la proyección de 'Iamim Noraim' en Manhattan

Bill Clinton en la película sobre el asesino de Rabin: "Es maravillosa porque es difícil de ver"

El film israelí sobre Yigal Amir fue proyectado en Manhattan. En el evento estuvieron presentes los autores de la obra y algunos distinguidos invitados, entre los que se encontraban Dalia Rabin, hija del exprimer ministro asesinado, y el expresidente estadounidense, quien afirmó: “Si Rabin hubiera vivido, habríamos alcanzado la paz”.

Ynet - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 02.02.20 , 10:07
Después de ganar el premio Ofir, y a pesar de lo haber logrado ser candidata a los Óscar, la película ‘Iamim Noraim’ comenzó a ser proyectada en los cines de Estados Unidos el último fin de semana.
En horas de la madrugada del domingo, se llevó a cabo una proyección especial del film, que muestra las últimas semanas en la vida de Yigal Amir antes de que asesinara al exprimer ministro Yitzjak Rabin en noviembre de 1994.
ClintonClinton
Bill y Hillary Clinton asistieron a la proyección de 'Iamim Noraim' en Manhattan
(Ynet)
Entre los distinguidos invitados a la proyección del film se encontraban el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y su mujer Hillary, exsecretaria de Estado del país norteamericano.
La pareja Clinton llegó a la proyección de la película en el cine Landmark, en Manhattan, donde fue recibida por los autores del film ‘Iamim Noraim’: el director Yaron Zilverman, su mujer, la productora Tamar Sela, y el guionista de la obra, Ron Leshem.
El encuentro entre los autores del film y Dalia Rabin, la hija del exprimer ministro asesinado, fue muy emocionante e incluyó cálidos abrazos.
ClintonClinton
Bill Clinton, Dalia Rabin y Yaron Zilverman en la proyección de Yamim Noraim
(Ynet)
Bill Clinton ha mantenido un contacto cercano con la familia de Yitzjak Rabin desde el asesinato del exprimer ministro en 1994.
Tras la finalización de la película, Clinton dialogó con Zilverman y Dalia Rabin sobre la misma. “Incluso después de 25 años, el film es difícil de ver. Fue el peor día para mí como presidente. Quería mucho al primer ministro Rabin, a su mujer, a su hija y a toda su familia. Él sabía que ponía en riesgo su vida. Pero nosotros vemos situaciones similares, tal vez de menor relevancia pero patéticas, que se repiten una y otra vez. Uno debe preguntarse si cree que se puede alcanzar una reconciliación, si es preferible la diversidad a la división. Es la historia más antigua del mundo, pero es más dolorosa aquí. Yo creo que, en la práctica, si Rabin hubiera vivido, habríamos alcanzado la paz hasta el año 1998, y los últimos 20 años habrían sido totalmente diferentes. Eso es lo que quiero decir”, expresó Bill Clinton.
“Este joven (Yigal Amir) logró su objetivo, y eso es trágico. Pero creo que es necesario que sepan algo; vieron lo que sucedió en Estados Unidos luego de los segundos Acuerdos de Oslo, cuando por primera vez Israel entregó territorios. Ocurrió poco tiempo antes de que Rabin fuera asesinado y fue la última vez que nos reunimos. Antes, mantuvimos un encuentro privado en la Casa Blanca, durante el cual Rabin firmó nueve mapas en los que había instrucciones detalladas respecto de Judea y Samaria. En ese momento, tuve que interrumpir la reunión para atender un llamado telefónico. Cuando terminé de conversar telefónicamente, y con Arafat detrás mío, Rabin me dijo: ‘Tenemos un problema, hay un cruce que según el mapa nos pertenece, pero Arafat manifiesta que acordamos que pasará a manos palestinas’, continuó Clinton.
ClintonClinton
Bill Clinton saluda al guionista del film, Ron Leshem
(Ynet)
“Era un asunto muy importante. Entonces me reuní con ellos en el Despacho Oval, y les manifesté: ‘Señores, estuve en Jericó una vez, y fue para una peregrinación. Ustedes deberán resolver el asunto solos y pronto'. Diez minutos después, le pregunté qué habían decidido, e Yizjak expresó: ‘Él tiene razón. Es un error. Firmaremos el mapa y le entregaremos esa ruta el lunes’. Le dije: ‘Bien, podemos hacerlo. Pero tú sabes que según la ley internacional, esta parte le pertenece a Israel’. Arafat intervino, y manifestó: ‘Su palabra vale más que cualquier contrato escrito’”, sostuvo el expresidente estadounidense.
“¿Ustedes creen que hoy puede haber este tipo de confianza entre personas con posiciones encontradas? Si bien, a final de cuentas, Arafat perdió su valentía, Rabin me respaldó, mantuvo en su posición y fue por el camino correcto. Fue un hombre ejemplar. La película es muy fuerte y nos hace ver cuán rápido podemos perder nuestro lado bueno y cuán rápido las oportunidades pueden desperdiciarse. Todos debemos ser conscientes de ello en estos días. Yo nunca lo olvidaré. Luego de todo lo que pasaron, Arafat afirmó que su palabra valía más que todo contrato escrito. Piensen en eso cuando regresen a casa. Es un film maravilloso porque es difícil de ver”, concluyó Clinton.
Comentarios 0