La producción agrícola de las parcelas estudiadas fue 67% mayor que en un campo "normal".
La producción agrícola de las parcelas estudiadas fue 67% mayor que en un campo "normal".
Roy Iddan
Parcela dual de energía solar y producción agrícola.

Paneles solares y plantas de tomate: un estudio israelí avanza en la producción agro-voltaica

¿Qué puede hacer un país pequeño y densamente poblado como Israel para superar el problema de la falta de superficie disponible para energía solar? Un estudio de vanguardia de la Universidad Ben Gurion demostró que las instalaciones fotovoltaicas, ubicadas en áreas agrícolas, arrojan beneficios mutuos a la producción agrícola y energética.

Omar Hamawi - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 08.06.21 , 16:47
La producción de energía solar mediante la instalación de paneles fotovoltaicos es la mayor promesa en el mundo de la sostenibilidad y la energía verde. ¿Qué hace, ante tal realidad, un país tan pequeño y densamente poblado como Israel que no cuenta con la superficie necesaria para un amplio despliegue de paneles solares? Un estudio de la Universidad Ben-Gurion del Negev encontró la respuesta en un lugar muy particular: la industria agrícola.
Ynet fue al encuentro del profesor Abiatar Erel de la Escuela de Sostenibilidad y Cambio Climático de la Universidad Ben-Gurion del Negev y a Julián Leaf de la compañía Geo-Teva, que trabajaron de forma colaborativa en un estudio que evalúa una de las temáticas más fascinantes en el campo de la sostenibilidad y la energía solar en la actualidad: la combinación entre agricultura y energía solar, es decir, la industria agro-voltaica.
3 צפייה בגלריה
Parcela dual de energía solar y producción agrícola.
Parcela dual de energía solar y producción agrícola.
Parcela dual de energía solar y producción agrícola.
(Roy Iddan)
"Es el primer programa piloto que se hace a escala real y no solo con un panel solar en el techo de una universidad"
Julián Leaf, investigador de la compañía Geo-Teva
"Debido a que Israel es un país pequeño, es necesario optimizar el uso de paneles fotovoltaicos", sostiene el profesor Erel. "Una de las alternativas que analiza nuestro estudio es el uso dual de la tierra tanto para agricultura como para generación de electricidad", explica.
La industria agro-voltaica, cuyo objetivo es integrar paneles solares en campos agrícolas, es un área en desarrollo en todo el mundo. Uno de sus principales desafíos es crear las condiciones óptimas para que tanto la planta como la instalación solar cuenten con el entorno adecuado para su producción.
La investigación actual de la Universidad Ben-Gurion del Negev resulta un avance en la materia en tanto no solo se ocupa de estudiar las condiciones óptimas para la convivencia en un mismo espacio de la producción agrícola y energética, sino que investiga la influencia positiva mutua entre ambas.
3 צפייה בגלריה
Profesor Abiatar Erel de la Universidad Ben-Gurion del Negev y Julián Leaf de la compañía Geo-Teva.
Profesor Abiatar Erel de la Universidad Ben-Gurion del Negev y Julián Leaf de la compañía Geo-Teva.
Profesor Abiatar Erel de la Universidad Ben-Gurion del Negev y Julián Leaf de la compañía Geo-Teva.
(Roy Iddan)
"Se trata del primer programa piloto de este tipo en el país", señala Leaf. “Se hizo a escala real y no solo con un panel solar en el techo de una universidad. Esto nos permitió estudiar los verdaderos problemas y escenarios que pueden surgir en una parcela de producción agro-voltaica. Nuestra ambición es maximizar tanto los dispositivos solares como la producción agrícola", concluye.
La temperatura de los paneles solares en las parcelas experimentales fue de tres a cuatro grados más baja que en parcelas regulares
Los resultados del estudio, del cual participaron también la Compañía Eléctrica Israelí, la Compañía Eléctrica Francesa, la Universidad Ben-Gurion y Geo-Teva, fueron sorprendentes. Los investigadores descubrieron que la temperatura de los paneles solares en las parcelas experimentales era de tres a cuatro grados más baja en comparación con otras parcelas de referencia.
3 צפייה בגלריה
La producción agrícola de las parcelas estudiadas fue 67% mayor que en un campo "normal".
La producción agrícola de las parcelas estudiadas fue 67% mayor que en un campo "normal".
La producción agrícola de las parcelas estudiadas fue 67% mayor que en un campo "normal".
(Roy Iddan)
Los paneles solares operan de forma menos eficiente al sobrecalentarse. Así fue que la disminución de la temperatura se reflejó en un aumento en la producción de electricidad de entre 1 y 1,5% en promedio durante el experimento. El estudio también demostró que el microclima generado debajo de los paneles influyó en la producción agrícola donde el rendimiento fue 67% mayor que en un campo “normal”.
"Hay una grave escasez de tierra en el país", reflexionan Erel y Leaf. Y concluyen: "si logramos encontrar la manera para que la agricultura y la energía solar trabajen en sociedad, nos acercaremos a uno de los objetivos fijados por el Estado de Israel para el año 2030: llegar a producir el 30% de la electricidad mediante energía solar”.
Comentarios 0