Supermercado en Israel.
Supermercado en Israel.
Supermercado en Israel.

Trigo inaugurará tiendas sin contacto en Israel

"La crisis de salud ha creado una intensa presión para implementar tecnologías que eliminen las filas y el hacinamiento", mencionó el CEO.

Calcalist - Adaptado por Alejo Sanzo |
Published: 31.07.20 , 14:11
La startup minorista israelí Trigo Vision Ltd. abrirá su primera tienda de alimentos automatizada y sin contacto. Una fuente con conocimiento de la medida le comentó a Calcalist bajo condición de anonimato que la tienda se lanzará en un país de Europa occidental en el cuarto trimestre de 2020 y será seguida por la apertura de una segunda tienda en Israel, bajo la marca de cadena minorista Shufersal.
Supermercado en Israel.Supermercado en Israel.
Supermercado en Israel.
Trigo se fundó en 2017 y hasta la fecha ha recaudado US$ 34 millones de firmas de capital de riesgo como Vertex Ventures, Hetz Ventures y Red Dot Capital, así como del gigante británico de supermercados Tesco. Su plataforma combina la visión por computadora con una red de cámaras que puede rastrear los movimientos de los clientes y los productos que reúnen en tiempo real, con el pago completado a través de una aplicación en los teléfonos de los compradores, eliminando la necesidad de pagar en la caja registradora antes de salir la tienda. El sistema de Trigo también ayuda en la gestión automatizada del inventario.
En Israel, la compañía está realizando pruebas en una tienda Shufersal en Tel Aviv y se espera que inicie su actividad en una tienda diferente que pertenece a la cadena. El sistema funciona de manera similar al de Amazon Go, que inauguró una cadena de tiendas físicas que permiten compras sin contacto, sin embargo, la solución de Trigo puede implementarse en tiendas existentes y no requiere la construcción de otras especiales.
"El COVID-19 nos impactó muy positivamente", afirmó Michael Gabay, cofundador y CEO de la compañía. “Las cadenas de supermercados no se vieron afectadas negativamente por el brote y tienen tiempo y dinero para gastar. Además, la crisis de salud ha creado una intensa presión para implementar tecnologías que eliminen las filas y el hacinamiento. Los inversores también se han dado cuenta de que la venta minorista de alimentos es una industria que se ha beneficiado de las circunstancias y han seguido mostrando interés en la empresa”.
El equipo de Trigo.El equipo de Trigo.
El equipo de Trigo.
La solución de Trigo se adapta perfectamente a un mundo en el que las personas deben mantener el distanciamiento social. "La demanda de las soluciones que ofrecemos ha aumentado a raíz de la pandemia", explicó Gabay, y agregó que "los supermercados de todo el mundo desean evitar concentrar a las personas en las filas de pago y realizar transacciones en efectivo. Los consumidores incluso son cautelosos al colocar sus dedos en pantallas táctiles o teclados de mostradores de autoservicio. Nuestra solución lo impide. La semana pasada firmamos un acuerdo con uno de los minoristas más grandes del mundo para conectar en red sus tiendas con nuestro sistema".
Según Gabay, la instalación del sistema no requiere una inversión financiera preliminar por parte del minorista, debido a los acuerdos de financiamiento ofrecidos por las compañías de hardware: “El minorista recibe el sistema y lo paga en cuotas durante muchos años, de modo que el beneficio generado por el sistema cubre el costo mensual".
Se estima que el costo de establecer redes en una tienda pequeña es de alrededor de US$ 100.000. Algunos de los minoristas optan por no invertir la suma total por adelantado y en su lugar llegan a acuerdos con las compañías de hardware para distribuir la inversión entre los pagos mensuales, además de la tarifa de operación que corresponde a Trigo.
El CEO y cofundador de Trigo, Michael Gabay.El CEO y cofundador de Trigo, Michael Gabay.
El CEO y cofundador de Trigo, Michael Gabay.
En Israel, la crisis provocó un fuerte aumento de la demanda de compras en línea. ¿Eso no reduce la necesidad de su solución?
“Israel es un caso atípico cuando se trata de compras de alimentos en línea, alcanzando tasas de dos dígitos. En otros países, la compra de alimentos en línea es una actividad marginal. Según los datos publicados recientemente por Goldman Sachs, incluso después del brote de COVID-19, el 97,8% de las compras de alimentos en Europa occidental se realiza en tiendas físicas. En los Estados Unidos, las compras en línea de alimentos tienen una participación del 3,7%. La demanda de nuestras soluciones para tiendas físicas sigue siendo alta y no se espera que se vea perjudicada”, aseguró Gabay.
“Uno de los problemas con la experiencia del cliente en línea tiene que ver con el hecho de que faltan muchos productos en el pedido o que brindan a los clientes alternativas que no siempre coinciden con sus gustos. El sistema de Trigo permite mostrar el stock real en la tienda desde la que se realiza el pedido, lo que resuelve completamente el problema".
Comentarios 0