La momia con el retrato del difunto niño.
La momia con el retrato del difunto niño.
Cortesía
El rostro reconstruido de un niño egipcio que murió hace unos 2.000 años

El rostro de una momia de un niño egipcio de 2.000 años es reconstruido virtualmente

Los investigadores utilizaron datos recopilados de una tomografía para crear la imagen de un niño egipcio de tres años que fue momificado hace 2,000 años. El equipo dice que la reconstrucción facial resultó muy similar al retrato original colocado en la momia.

Ynet - Adaptado por Maura Silva |
Published: 24.09.20 , 14:46
Un equipo de investigadores de Austria y Alemania ha reconstruido virtualmente el rostro de un niño egipcio que fue momificado y enterrado hace más de 2.000 años.
La momia mide 78 centímetros y fue descubierta en la década de 1880 en un cementerio cerca de la pirámide de Hawara en el Bajo Egipto.
Según ellos, la cara embalsamada lleva un retrato del difunto que podría haber muerto cuando tenía unos 3 años, entre el 50 a. C. y el 100 d. C.
Mediante una tomografía computarizada, se escaneó el esqueleto del niño con el fin de recopilar los datos necesarios para reconstruir virtualmente su rostro.
Con los datos, pudieron construir una imagen virtual del niño, que luego se comparó con los datos biométricos obtenidos del retrato.
El rostro reconstruido de un niño egipcio que murió hace unos 2.000 añosEl rostro reconstruido de un niño egipcio que murió hace unos 2.000 años
El rostro reconstruido de un niño egipcio que murió hace unos 2.000 años
(Cortesía)
Fue en 1887 por primera vez, cuando se descubrieron aproximadamente 1.000 de esos retratos; como el de esta momia, la mayoría se encontraban en Fayum, Egipto. La costumbre de colocar esta ilustración sobre el rostro de la momia era única en el período grecorromano del Antiguo Egipto. El resto del cuerpo, sin embargo, estaba envuelto en vendas de lino según los típicos ritos funerarios del antiguo Egipto.
La momia con el retrato del difunto niño.La momia con el retrato del difunto niño.
La momia con el retrato del difunto niño.
(Cortesía)
Para evitar prejuicios, el artista que realizó la reconstrucción facial no tuvo ningún acceso a cualquier imagen o información específica sobre el retrato, que mostraba a un niño con cabello rizado, tejido en dos mechones de cabello, grandes ojos marrones, una nariz larga y fina y una boca pequeña.
La momia del niño es sometida a una tomografía computarizada.La momia del niño es sometida a una tomografía computarizada.
La momia del niño es sometida a una tomografía computarizada.
(Cortesía)
En el estudio publicado en la revista científica “PLOS ONE”, los investigadores señalan que esta reconstrucción virtual resultó muy similar al retrato original, aunque en la momia se mostraba un poco mayor de lo que realmente era en el momento de su muerte.
"El retrato muestra rasgos ligeramente 'más antiguos', que pudieron haber sido el resultado de una convención artística de esa época", dijo Andreas Nerlich, investigador principal del proyecto y director del Instituto de Patología de la Clínica Académica Munich-Bogenhausen en Alemania, en el sitio web de Live Science.
Comentarios 0