Shalev Hulio, director general de NSO
Shalev Hulio, director general de NSO
Ionatan Blum
Se piratearon cuentas de Whatsapp

Se recalienta la batalla legal entre Facebook y NSO Group

Después de que Facebook demandara a NSO por haber pirateado, presuntamente, cuentas de WhatsApp, en las últimas semanas la batalla gira en torno de la entrega del documento de la demanda a NSO. Facebook alega que entregó los documentos, pero una destacada fuente de esa empresa señaló que “Facebook le mintió al tribunal y le ocultó información”.

Tal Shajaf |
Published: 10.03.20 , 17:05
La batalla entre Facebook y la empresa tecnológica israelí NSO se calienta. Después de que Facebook demandara a NSO por presuntamente haber pirateado cuentas de WhatsApp, en las últimas semanas la batalla gira en torno de la entrega del documento de la demanda a la empresa israelí. Facebook alega que entregó los documentos. Pero una destacada fuente de NSO dijo que “Facebook le mintió al tribunal y le ocultó información”. Ahora la empresa israelí solicita un aplazamiento del juicio para presentar su defensa. El probable argumento es que el programa de espionaje Pegasus no puede actuar en territorio estadounidense.
En documentos que envió NSO al tribunal de California, la empresa israelí sostiene que “Facebook le mintió a ese tribunal”. La empresa acusa a Facebook de haber conseguido por medios fraudulentos que el tribunal decidiera tratar su demanda contra NSO en ausencia de ésta. Según fuentes de la empresa israelí, el documento de la demanda nunca llegó a sus manos. Quien encabeza el equipo de defensa de NSO es el abogado Rod Rosenstein, ex fiscal general adjunto de Estados Unidos.
Resumen de los capítulos anteriores: en mayo del 2019 se descubrió que se había violado la seguridad de la aplicación WhatsApp de Facebook, que permitió –según se sospecha– plantar un programa espía (spyware) en los dispositivos de las víctimas. En octubre, Facebook anunció que había presentado una demanda contra NSO después de que una investigación que llevó a cabo revelara que se trataba del programa Pegasus de la empresa israelí. Según WhatsApp, esa violación de la seguridad le permitió a NSO infiltrarse en los teléfonos de 1.400 usuarios, entre los cuales había 100 activistas de derechos humanos. Eso constituye una violación de la ley estadounidense. Fuentes de NSO negaran las acusaciones.
Se piratearon cuentas de WhatsappSe piratearon cuentas de Whatsapp
Se piratearon cuentas de Whatsapp
(Shutterstock)
En las últimas semanas, el asunto dio un nuevo giro, cuando Facebook llevó a cabo una “cacería” de ejecutivos de NSO en un intento de entregarles los documentos del tribunal. Según las declaraciones juradas que presentó, Facebook alega que envió la demanda por correo normal, por “email” y se la entregó asimismo a la esposa de Amit Levy, uno de los fundadores de la empresa israelí, que vive en Nueva Jersey (Estados Unidos). Pero, al parecer, esto no es suficiente por tratarse de una demanda internacional, que se lleva a cabo de acuerdo con la Convención de La Haya. Ésta obliga a entregar los documentos de manera oficial a las autoridades legales israelíes, es decir, a la Dirección de Tribunales de Israel.
Esta es la cuestión en torno de la cual gira actualmente la batalla: Facebook alegó en el tribunal que había entregado los documentos también de acuerdo con el procedimiento requerido por la Convención de La Haya, y que el tribunal recibió la solicitud y decidió que la audiencia se lleve a cabo en ausencia de la defensa, lo que podría desembocar en una derrota inmediata de NSO. En respuesta, la empresa israelí envió el pasado fin de semana al tribunal documentos en los cuales sostiene que Facebook le mintió a ese tribunal cuando alegó que había entregado los documentos. NSO solicitó que se cambie esa decisión, y que se le dé 120 días para presentar su defensa.
Facebook enfrentada al grupo israelí NSOFacebook enfrentada al grupo israelí NSO
Facebook enfrentada al grupo israelí NSO
(Oral Cohen, Shuutterstock )
Una fuente de NSO le dijo a YNET que la Dirección de Tribunales de Israel le dejó claro a ambas partes que los documentos que envió Facebook adolecen de defectos, y que acusará recibo solamente después de que se corrijan y se presenten según lo que se requiere. Después de esto, NSO se puso en contacto con Facebook, y le advirtió que podría estar engañando al tribunal si alegara que entregó el documento de la demanda. La respuesta de Facebook fue: “Nosotros no aceptamos la interpretación que hacen ustedes”.
Dos días después, Facebook solicitó que se celebrara una audiencia sin la defensa. “Ellos lo pidieron ocultando la respuesta que habían recibido de la Dirección de Tribunales de Israel”, dijo la fuente. “De hecho, Facebook le mintió al tribunal y le ocultó información, lo que viola las normas éticas que obligan a los abogados a presentarle al tribunal todos los aspectos del caso. Los datos que dieron llevan a engaño y son falsos”.
Se piensa que el tribunal aceptará la solicitud de NSO, y le permitirá presentar una defensa. Desde el punto de vista de Facebook se ha logrado el objetivo, ya que ahora NSO se verá obligada a defenderse y no se podrá ocultar detrás de argumentos formales. De los documentos que ha enviado la empresa israelí al tribunal, se desprenden algunos de los argumentos que presentará la empresa en su defensa. Entre otros, que el tribunal no tiene jurisdicción para tratar el caso de una empresa israelí, y por ser los clientes de NSO gobiernos extranjeros, ese tribunal no tiene autoridad para tratar el caso.
Shalev Hulio, director general de NSOShalev Hulio, director general de NSO
Shalev Hulio, director general de NSO
(Ionatan Blum)
En la declaración jurada que presentó al tribunal el director general de NSO, Shalev Hulio, señala que esa empresa israelí produce tecnología cibernética pero no la utiliza. Hulio señaló que los clientes de la empresa, que son servicios secretos e instituciones de países soberanos que se dedican a aplicar la ley, operan la tecnología en sus instalaciones y NSO únicamente les brinda asistencia técnica. El argumento principal que figura en la declaración jurada de Hulio, al parecer, se refiere a la acusación de que NSO violó la ley estadounidense. Pero “los productos de nuestra empresa, que se venden a países extranjeros, no se pueden utilizar para la vigilancia cibernética dentro de Estados Unidos”, escribe Hulio.
Entretanto, Facebook también bloqueó cuentas privadas de empleados de NSO, y algunos de éstos demandaron a Facebook el mes pasado, tras lo cual el tribunal de distrito de Tel Aviv dictaminó que Facebook tiene que reabrir de inmediato las cuentas de una de las empleadas. El director de Facebook, Mark Zuckerberg, se refirió al caso en un evento internacional al que asistió. Y en respuesta al corresponsal del diario israelí Yedioth Ahronot, Ronen Bergman, dijo: “El asunto está ahora en el tribunal, y si NSO piensa que sus actos son legales que se presente en el tribunal y lo demuestre”. Zuckerberg alegó que las actividades de la empresa israelí incluían la intrusión a teléfonos celulares y el robo de información, que son ilegales y abusivas.
Un portavoz de WhatsApp dijo que “el grupo NSO llevó a cabo ataques cibernéticos contra WhatsApp y sus usuarios, entre quienes había activistas de derechos humanos, periodistas y diplomáticos, lo que viola la ley estadounidense. El grupo NSO optó por no aparecer ni defender sus actividades de ninguna otra manera en el tribunal. El peligroso aumento de la cantidad de herramientas de piratería que vende y opera el grupo NSO constituyen una clara amenaza para la seguridad de los usuarios en todas partes, y nosotros seguiremos luchando para que los tribunales de Estados Unidos la responsabilicen de ello”.


Comentarios 0