Daniel y Michael Gabay, fundadores de Trigo.
Daniel y Michael Gabay, fundadores de Trigo.
Omer Hacohen
La inteligencia artificial analiza los movimientos de los clientes.

Una visita al supermercado inteligente de una empresa israelí

La tecnología israelí de Trigo compite con Amazon y permite a los clientes cargar el carrito sin la necesidad de abonar con tarjeta crédito o en efectivo al final de la compra. Cuatro de las cadenas de comercialización de alimentos más grandes del mundo, incluida la británica Tesco, ya han firmado acuerdos con ella. Vea el video de la prueba piloto llevada a cabo en Tel Aviv.

Tal Shahaf - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 19.11.20 , 12:51
"Seremos la primera empresa del mundo en introducir un sistema de compra sin efectivo en supermercados de tamaño significativo", afirmó Daniel Gabay, vicepresidente de tecnología y uno de los dos fundadores de la startup Trigo. La compañía ha firmado acuerdos con cuatro de las diez cadenas de comercialización de alimentos más grandes del mundo.
(Supermercado inteligente con la tecnología de Trigo)
La tecnología de Trigo, que consiste en la conversión de supermercados en tiendas donde no es necesario usar efectivo, ya es familiar para el lector israelí gracias a la gran cobertura que la compañía ha recibido por parte de los medios israelíes durante los últimos dos años. Pero el principal componente de la actividad de Trigo apenas ha sido revelado: la tecnología de la empresa, es decir, la forma en que reconoce lo que tomamos del estante, lo que pusimos en el carro o los productos que salimos de la tienda. En este artículo, por primera vez, mostramos el proyecto de inteligencia artificial (IA, por sus siglas en inglés) para consumo de la empresa, que resulta ser uno de los proyectos de IA más ambiciosos en Israel, y el valor agregado que conlleva: datos, datos y más datos sobre cómo compramos y qué nos disponemos a comprar y por ahora no lo sabemos.
La inteligencia artificial analiza los movimientos de los clientes.La inteligencia artificial analiza los movimientos de los clientes.
La inteligencia artificial analiza los movimientos de los clientes.
(Trigo)
Respira en la nuca de Amazon
Durante más de un año hemos escuchado que Trigo está al borde de alcanzar un punto de inflexión, pero ahora parece estar más cerca que nunca de subirse a la ola. Cuando se lance la primera tienda comercial con su tecnología, será una prueba de su capacidad para todo el mundo minorista, y Trigo espera obtener una serie de solicitudes adicionales. En esta industria, no hay duda de que el futuro está en mejorar la experiencia del cliente, lo que incluye comprar sin cajas y mucho más. La cuestión de si Trigo recogerá la fruta de este árbol depende solo de la empresa: ¿será capaz de superar los últimos obstáculos tecnológicos, implementar la AI en algunos casos especiales más y decidir que puede asumir la responsabilidad de que el sistema funcione perfectamente? Las cadenas comerciales, por su parte, ya vibran por la expectativa.
El mayor competidor de Trigo es Amazon. ¿Cuántas veces una startup israelí ha dicho “Amazon es mi mayor competidor"? Los fundadores de Trigo, Michael Gabay y Daniel Gabay, afirmaron que mucha gente lo dice, pero intentan convencerlos de que no es así en absoluto. De hecho, aseguran que Amazon no solo no es un competidor, sino que es un medio para la promoción de ventas para Trigo.
Daniel y Michael Gabay, fundadores de Trigo.Daniel y Michael Gabay, fundadores de Trigo.
Daniel y Michael Gabay, fundadores de Trigo.
(Omer Hacohen)
“Amazon construye tiendas para sí misma y para algunos clientes”, explicó Daniel Gabay, vicepresidente de tecnología de la compañía. “Su solución es más cara, dirigida a otro tipo de clientes. Están interesados ​​principalmente en desarrollar su red Amazon Go y no trabajan con empresas que compiten con ellos. Para estas firmas, Amazon es su competidor número uno y no trabajarán con esa compañía nunca. Así que no hay duda de que Amazon es un catalizador muy bueno tanto para nosotros como para el mercado", expresó.
Daniel y Michael son hermanos y fundaron Trigo en 2018. Michael es el director ejecutivo y el que se ocupa de los asuntos relacionados con los clientes, las ventas, las inversiones y todo lo que puede generar negocios. Daniel es el hombre detrás de la tecnología y es responsable de que el sistema funcione como debe.
Daniel y Empleados de Trigo en el supermercado de Tel Aviv donde se llevó a cabo la prueba piloto.Gabay, fundadores de Trigo.Daniel y Empleados de Trigo en el supermercado de Tel Aviv donde se llevó a cabo la prueba piloto.Gabay, fundadores de Trigo.
Empleados de Trigo en el supermercado de Tel Aviv donde se llevó a cabo la prueba piloto.
(Nir Ben Tzvi)
La conversión de los supermercados en tiendas inteligentes es un proceso sencillo para Trigo. La empresa instala una serie de cámaras en el techo en una sola noche y una estación para la recepción de clientes, y eso es todo. La mayor parte de la tecnología está lejos de la tienda, en la nube, con uno de los sistemas de inteligencia artificial más complicados y desafiantes desarrollados en los últimos años. El sistema necesita reconocer e identificar miles de productos diferentes a través de la visión artificial, y también identificar miles de escenarios diversos de comportamiento humano, como las miradas, las devoluciones, el empaquetamiento, la transferencia de productos de persona a persona, las compras en grupos, etc.
Saber todo sobre el cliente
El componente más esencial de la inteligencia artificial es la enorme cantidad de datos necesarios para esto: big data. Trigo se dispone a ofrecer a las cadenas de supermercados muchísima información sobre el comportamiento del consumidor de los clientes, como dónde los consumidores prefirieron comprar, qué producto buscan después, qué área de la tienda vende más y qué área no funciona. Los datos de Trigo producen mapas de flujo tridimensionales de los compradores en las tiendas que le permiten saber cosas que hasta ahora eran imposibles de conocer.
Cámaras en el techo del supermercado, una parte fundamental de la tecnología de Trigo.Cámaras en el techo del supermercado, una parte fundamental de la tecnología de Trigo.
Cámaras en el techo del supermercado, una parte fundamental de la tecnología de Trigo.
(Trigo)
Por supuesto, existe un problema de privacidad importante en el sistema que monitorea a los consumidores. Trigo tuvo que lidiar con eso desde el primer día, cuando comenzaron a trabajar con las tiendas en Europa bajo las pautas del Reglamento General de Protección de Datos. El resultado es que, a diferencia de Amazon, los datos de Trigo no son identificables a nivel personal; no se almacenan los rostros de los compradores. El cliente, es decir, la cadena de supermercados, decidirá si quiere ejecutar una identificación personal, y al menos en Europa requerirá el consentimiento del consumidor.
Daniel afirmó que "no hay una gran cadena en el mundo que no esté interesada en esta tecnología. Todos entienden que este es el futuro del mercado y todos quieren estar a la vanguardia. Los próximos proyectos serán en Europa en un futuro cercano. Todos los principales minoristas del mundo comprenden la necesidad de mejorar la experiencia del cliente".
Comentarios 0