Daniel Barel, director ejecutivo de REE Automotive.
Daniel Barel, director ejecutivo de REE Automotive.
Yuval Chen
La furgoneta eléctrica presentada por REE Automotive.

Luego de más de 30 años sin producir un vehículo, Israel presentó una furgoneta eléctrica

El primer vehículo comercial israelí en décadas competirá en el mercado estadounidense con Rivian y General Motors.

Udi Etsion, CTech |
Published: 26.07.22, 14:32
Once años después de su creación, y después de fusionarse con un SPAC estadounidense y salir a bolsa en Nasdaq, el fabricante israelí de vehículos eléctricos REE Automotive ha presentado el primer vehículo que entrará en producción en serie. El Proxima es un vehículo de entrega urbana para el mercado americano, con un peso de 9 toneladas, y con una capacidad de carga de 3,6 toneladas. Su batería eléctrica tiene una capacidad de 120 kW.
El rango de conducción oficial es de 200 kilómetros y la velocidad máxima es de 120 km / h. El automóvil tiene tracción total para permitir la conducción en carreteras nevadas, y sus ruedas traseras también giran en la dirección opuesta a las de las ruedas delanteras, para mejorar la maniobrabilidad en calles abarrotadas y en los centros logísticos donde el conductor carga la mercancía para su distribución. Cada rueda tiene su propio motor, con una potencia de 100 kilovatios.
1 צפייה בגלריה
La furgoneta eléctrica presentada por REE Automotive.
La furgoneta eléctrica presentada por REE Automotive.
La furgoneta eléctrica presentada por REE Automotive.
(Gentileza)
La compañía, cuya sede y centro de desarrollo se encuentran en Glil Yam, producirá la plataforma del vehículo en su planta de Oxford, en el Reino Unido, y la división de vehículos eléctricos del fabricante de carrocerías Morgan Olson, EAVX, construirá el vehículo comercial en los Estados Unidos y comercializará el vehículo a los clientes. El Proxima competirá en el mercado americano con los vehículos eléctricos de Rivian y la nueva serie de vehículos comerciales eléctricos de General Motors, BrightDrop.
La última vez que una compañía israelí presentó un vehículo comercial original que entró en producción en serie fue en 1978, cuando Rom Carmel, la última encarnación de la fábrica sussita Autocars, presentó su camioneta, la Rom 1301, que entró en producción ese año. La producción terminó tres años después con el cierre de la fábrica.
Mitsubishi, Toyota y Fiat Chrysler se encuentran entre los inversores de REE, junto con inversores locales como Gil Agmon, Ziv Aviram y organismos institucionales.
Comentarios 0