La aplicación de mensajería Signal ha aumento 18 veces su cantidad de descargas en los últimos días.
La aplicación de mensajería Signal ha aumento 18 veces su cantidad de descargas en los últimos días.
Getty
La aplicación de mensajería Signal ha aumento 18 veces su cantidad de descargas en los últimos días.

¿El fin de Whatsapp?

El cambio de configuración de privacidad, para compartir sus datos con Facebook, ha hecho que crecieran alternativas más seguras, como Signal, cuyas descargas en Israel aumentaron 18 veces en pocos días.

James Spiro - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 12.01.21 , 15:00
En una medida que quizás sorprendió a pocas personas, WhatsApp actualizó sus términos de privacidad para reservarse el derecho a compartir datos de los usuarios, como la ubicación o el número de teléfono, con su empresa matriz Facebook. Como resultado, el rival de mensajería Signal encabeza las listas de aplicaciones más descargadas tanto en Israel como en todo el mundo.
El domingo, 810.000 usuarios instalaron Signal, que es 18 veces más gente en comparación con el 6 de enero, antes de que entraran en vigor los nuevos términos de privacidad. Al mismo tiempo, WhatsApp ha experimentado una disminución del 7% en las instalaciones diarias en comparación con el mismo día, atrayendo "sólo" a 1.2 millones de nuevos usuarios. Signal fue la aplicación gratuita más popular tanto en la tienda de aplicaciones israelí como en Google Play local.
La aplicación de mensajería Signal ha aumento 18 veces su cantidad de descargas en los últimos días. La aplicación de mensajería Signal ha aumento 18 veces su cantidad de descargas en los últimos días.
La aplicación de mensajería Signal ha aumento 18 veces su cantidad de descargas en los últimos días.
(Getty)
El cambio repentino pone de relieve cómo las personas son cada vez más conscientes de que las grandes empresas como Facebook, Google y Amazon utilizan su información y recopilan grandes cantidades de datos sobre sus usuarios. Eventos recientes como el escándalo de Cambridge Analytica y la exitosa película de Netflix El dilema de las redes sociales han hecho poco para frenar las preocupaciones que siente un número cada vez mayor de personas.
Desde que el gigante de las redes sociales compró el servicio de mensajería por la meteórica cifra de 19.000 millones de dólares en 2014, era un precio que pocos podían justificar. Avance rápido casi siete años y WhatsApp es utilizado hoy por dos mil millones de personas cada mes. Tiene sentido que Facebook quiera aprovechar esa mina de datos como una forma de recuperar parte de su dinero.
Mientras WhatsApp crecía, surgían preocupaciones sobre cómo planeaba usar sus datos algún día. Los conflictos llegaron a un punto de ebullición después de que su fundador, Jan Kou, renunciara a Facebook en 2018 después del intento de Facebook de debilitar los métodos de cifrado que estaba aplicando a los chats. No obstante, Mark Zuckerberg continuó incorporándolo a su ecosistema de aplicaciones y servicios y hoy los usuarios pueden compartir y enviar mensajes, imágenes y notas de voz sin problemas a través de su Santísima Trinidad: Facebook Messenger, Instagram y WhatsApp.
Lo que no se dijo de El dilema de las redes sociales. Lo que no se dijo de El dilema de las redes sociales.
El dilema de las redes sociales, la película de Netflix, ¿habrá tenido algo que ver?
(Ynet)
Mientras tanto, cualquier competidor de WhatsApp estaría acelerando de forma lenta pero segura. Uno de esos competidores es Signal. Una plataforma popular entre periodistas y activistas de derechos humanos, fue fundada en 2014 (unos meses después de que se anunciara la adquisición de Facebook) y es un servicio de mensajería cifrada multiplataforma. Es importante destacar que es una organización sin fines de lucro que promete nunca compartir sus datos de usuario. Básicamente, tus memes están a salvo.
El cambio se produce en un momento fascinante, especialmente cuando el mundo parece estar entrando en una nueva era de preocupaciones por la privacidad y la libertad de expresión. Así como WhatsApp facilita la venta de sus datos, otras empresas están cerrando las alternativas orgánicas a las plataformas sociales y de mensajería convencionales. La plataforma de libertad de expresión Parler fue erradicada de Internet (es decir, App Store, Google Play y los servidores AWS) todo en un día después de que partidarios del presidente Donald Trump invadieran el Capitolio de los Estados Unidos. La aplicación, que poco a poco se estaba convirtiendo en una alternativa atractiva a Twitter, fue borrada de Internet antes de que tuviera la oportunidad de competir adecuadamente. No hay garantía de que esto no suceda con otros servicios nuevos como Signal o su compañero, Telegram.
De cualquier manera, parece que el público ahora es más consciente de algunos de los pasos que toman las empresas de Big Tech para mantenerlo operando en sus ecosistemas y cumpliendo sus reglas. Cada vez que la banda se estira un poco más, la resistencia retrocede un poco más fuerte. No está claro si WhatsApp será destronado alguna vez, pero 2021 podría marcar el comienzo de su ajuste de cuentas.

Comentarios 0