Personal médico del Centro Médico Mayanei HaYeshua durante el festejo del Día de la Independencia en 2020.
Personal médico del Centro Médico Mayanei HaYeshua durante el festejo del Día de la Independencia en 2020.
Yigal Salvin
Personal de salud en la lucha contra el coronavirus, en el Hospital Kaplan, en Rehovot.

El personal de salud de Israel y una historia poco conocida

Uno de los médicos que encendió las antorchas en el Día de la Independencia de Israel renunció a practicar el duelo por su madre en favor de seguir atendiendo enfermos de COVID-19 en el hospital en el cual presta servicios.

Israel Jamitovsky |
Published: 29.04.21 , 17:58
Al igual que en todo el orbe, el personal médico y sanitario de Israel desplegó una abnegada, titánica y por momentos estoica gestión en la lucha contra el COVID 19. En este contexto, quiero detenerme en una noticia que particularmente me conmovió y estimo que de igual modo a toda la población de Israel.
Me refiero a lo sucedido con el doctor Dror Droker. Nacido en Israel en 1962, se trata de un médico especializado en medicina interna. Autor de numerosos trabajos de su especialidad, presidió la Federación de Medicina Interna de Israel y desde el año 2021 preside la Federación Europea de Medicina Interna. Igualmente es un prestigioso docente en la Clínica de Medicina Interna de la Universidad de Tel.Aviv.
1 צפייה בגלריה
"Es difícil no poder hablar personalmente". Hospital Kaplan, en Rehovot.
"Es difícil no poder hablar personalmente". Hospital Kaplan, en Rehovot.
Personal de salud en la lucha contra el coronavirus, en el Hospital Kaplan, en Rehovot.
(Nadav Abas)
Su actividad principal la desarrolló en el Hospita Sharón de Israel, al frente de uno de los Departamentos de Medicina Interna. Cuando irrumpe la pandemia en Israel, en marzo del año 2020, dicho nosocomio fue el primero en Israel dedicado exclusivamente al tratamiento de enfermos del COVID 19.
Al fallecer su madre, en marzo del año 2020, pese a ser un judío practicante y ortodoxo moderno –o precisamente por ello, depende de cómo se aborde e interprete su postura– renunció a practicar el duelo en su hogar durante siete días tal como lo establece la tradición judía. Sintió que su lugar era en el antedicho hospital. Era un momento álgido, urgía salvar vidas, recuperar la salud de los contagiados de la pandemia y evitar tanto la propagación del virus como la saturación del sistema hospitalario.
Por todo ello, y en nombre de todo el personal sanitario de Israel, se le confirió al doctor Dror Droker el honor de encender una de las antorchas en la celebración del Día de la Independencia.
La renuncia de una persona a practicar el duelo en su hogar no es un tópico meramente formal o ritual. Psicólogos y asistentes sociales han señalado en más de una oportunidad las bondades de las diversas etapas, así como los límites que configuran el duelo conforme la tradición judía. Particularmente reviste importancia la primera etapa del duelo, en la cual los deudos permanecen en su hogar una semana, durante la cual reciben visitas y múltiples muestras de solidaridad y afecto por parte de sus familiares, amigos y conocidos; y a la vez la oportunidad se brinda igualmente para rendir tributo y homenaje al familiar desparecido.
Por todo ello, y en nombre de todo el personal sanitario de Israel, se le confirió merecidamente al doctor Dror Droker el honor de encender una de las antorchas en la celebración oficial del Día de la Independencia de Israel acaecida hace pocos días.
Un órgano de prensa de la ciudad de Petaj Tikva, Israel, rotuló su quehacer en tanto "ángel denominado doctor Dror Druker". Como pocos, cristalizó la memorable sentencia de las fuentes judías, más concretamente del Talmud(Sanedrín 37): "Quien salva una vida humana, salva al mundo entero".
Comentarios 0