Abdullah Ahmed Abdullah, el terrorista de Al-Qaeda eliminado en Irán.
Abdullah Ahmed Abdullah, el terrorista de Al-Qaeda eliminado en Irán.
AFP
Ora Anter y su hija menor, Avda, sobrevivientes al atentado.

La israelí que perdió a sus hijos en un atentado orquestado por el líder de Al Qaeda asesinado

Ora Anter estaba de visita en Kenia en 2002, cuando un atentado contra el hotel en que se alojaba terminó con la vida de dos de sus hijos. Cuando se conoció la noticia de la muerte de Abdul Muhammad al-Masri, terrorista presuntamente involucrado en la organización del ataque, expresó: “Sabía que el Estado (de Israel) saldaría las cuentas".

Elisha Ben Kimon - Adaptado por Adrián Olstein |
Published: 15.11.20 , 12:46
Ora Anter, residente de la ciudad de Ariel, un asentamiento israelí en Cisjordania, perdió a sus dos hijos, Dvir (14) y Noi (12), en un atentado terrorista contra el Hotel Paradise en Mombasa, Kenia, en 2002. Ayer recibió con satisfacción la noticia del asesinato de Abdul Muhammad al-Masri, responsable del atentado. Sin embargo dijo que no sentía el cierre de un círculo. "Sabía que algún día el Estado saldaría las cuentas con él”, sostuvo Anter en una entrevista con Ynet.
Ora Anter y su hija menor, Avda, sobrevivientes al atentado. Ora Anter y su hija menor, Avda, sobrevivientes al atentado.
Ora Anter y su hija menor, Avda, sobrevivientes al atentado.
(Cortesía)
"La herida de perder a dos hijos existe siempre", contó. "A veces sangra más y a veces menos, pero siempre está ahí. Lo principal es que (al-Masri) murió y recibió su merecido. Sabíamos que tarde o temprano, iban a saldar las cuentas con él, hoy, mañana o dentro de 20 años”, indicó. “Dvir tendría hoy 33 años, y Noi 30. Veo a sus amigos casarse, tener hijos, trabajar y progresar. Eso duele. La idea de que mis hijos se quedaron en la edad en que murieron y no pudieron crecer, es dura", agregó Ora.
Edición del 29 de noviembre de 2002 de Yedioth Ahronot. Izquierda: el padre de la familia con su hija Avda. Derecha: Dvir y Noi, los dos hijos fallecidos. Edición del 29 de noviembre de 2002 de Yedioth Ahronot. Izquierda: el padre de la familia con su hija Avda. Derecha: Dvir y Noi, los dos hijos fallecidos.
Edición del 29 de noviembre de 2002 de Yedioth Ahronot. Izquierda: el padre de la familia con su hija Avda. Derecha: Dvir y Noi, los dos hijos fallecidos.
(Yedioth Ahronot)

Los niños de la familia junto al lugar del atentado. Los niños de la familia junto al lugar del atentado.
Los niños de la familia junto al lugar del atentado.
(AFP)
El ataque contra el hotel encontró a la familia Anter en un viaje familiar por Kenia. "Fue a la mañana. Bajé con los niños a comer algo a la recepción. Mi marido se quedó en la habitación. De repente escuchamos una gran explosión. Me habían herido de manera fatal”, describió Ora. "Mi esposo nos salvó la vida. Nos arrastró a mi hija menor y a mí sobre un colchón. Estaba llena de quemaduras. Manejamos dos horas hasta un hospital. Después de un día regresamos a Israel y mi hija fue internada en el hospital de niños Schneider”, relató.
Atentado en el Hotel Paradise de Mombasa, Kenia. Atentado en el Hotel Paradise de Mombasa, Kenia.
Atentado en el Hotel Paradise de Mombasa, Kenia.
(AP)
Ayer (sábado), el New York Times informó que agentes israelíes mataron a Abdullah Ahmad Abdullah, también conocido como Abu Muhammad al-Masri, número dos de Al Qaeda, en Teherán. Abdullah y su hija Miriam de 27 años, viuda de uno de los hijos de Osama Bin Laden, fueron encontrados muertos a tiros en un automóvil en Teherán el pasado 7 de agosto, aniversario de los ataques mortales contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en 1998.
Según el informe, dos agentes en moto ejecutaron el hecho. Miriam era la viuda de Hamza bin Laden, hijo del líder de Al-Qaeda, Osama bin Laden. Una ex fuente de inteligencia israelí indicó a The New York Times que al-Masri también fue responsable del ataque en Mombasa, en el que murieron 13 keniatas y tres israelíes, entre ellos, los dos hijos de la familia Anter.
Comentarios 0