Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Yaron Sharon
Jacky Simon paseando a su perro.

La insólita historia del israelí que camina por todas partes descalzo

Jacky Simon asegura que caminar sin zapatos lo hace sentir más "consciente de su entorno" y que piensa seguir haciéndolo a pesar de la desaprobación de su familia y su pareja.

Michal Manor - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 29.11.22, 11:19
Hace dos años, Jacky Simon, de 56 años decidió tirar sus zapatos y caminar descalzo por Jerusalem. Desde entonces, no dejó de hacerlo.
"Voy descalzo a la oficina de correos, al centro comercial, al supermercado, incluso a bodas", contó este trabajador social, que admite ponerse zapatos en el trabajo, solo porque tiene un código de vestimenta.
5 צפייה בגלריה
Jacky Simon paseando a su perro.
Jacky Simon paseando a su perro.
Jacky Simon paseando a su perro.
(Yaron Sharon)
De hecho, Simon tiene un par de zapatos esperándolo en el trabajo que se los quita apenas termina su turno laboral.
"Voy descalzo a la oficina de correos, al centro comercial, al supermercado, incluso a bodas"
Jacky Simon, residente de Jerusalem
A Jacky siempre le gusto caminar sin zapatos, pero sólo mientras paseaba a su perro. Su idea de andar así a tiempo completo comenzó en 2020, durante los cierres de COVID-19, cuando empezó a trabajar a distancia.
"Hubo un periodo de tiempo en el que llegábamos a la oficina, pero no se permitía la entrada a la gente. Me dije que era mi oportunidad de entrar al trabajo descalzo sin que nadie dijera nada al respecto", confesó.
"Cuando empezaron a permitir que la gente volviera a la oficina, me pidieron que usara zapatos. Algunos se dirigieron a mi jefe diciendo que les parecía indecoroso que un trabajador social llegara descalzo a trabajar, ya que hay un código de vestimenta", agregó Jacky.
Simon también lleva calzado en su mochila o coche por si necesita usarlos en lo que él describe como una "emergencia de zapatos".
5 צפייה בגלריה
Jacky Simon.
Jacky Simon.
Jacky Simon.
(Yaron Sharon)
Este hombre de 56 años quería conectarse con otros israelíes que disfrutan caminando descalzos, así que creó el grupo de Facebook "Barefoot in Israel", que hasta ahora cuenta con más de 160 miembros.
"Me siento conectado a la tierra cuando camino descalzo por la playa, no importa el tipo de superficie que sea -arena o baldosas-, caminar descalzo me hace estar conectado a mi entorno"
Jacky Simon, residente de Jerusalem
"Los miembros se fotografían caminando descalzos o comparten situaciones en las que no se les permitió caminar así. Por ejemplo, alguien compartió que no se le permitió subir al tren sin zapatos", recordó.
Simon continuó explicando por qué exactamente le desagradan los zapatos con tanta pasión. "Lo que no me gusta de ellos es que me hacen sudar los pies, incluso con sandalias puestas. La sensación de que el aire golpea los pies mientras tocan el suelo es agradable. Me siento conectado a la tierra cuando camino descalzo por la playa, no importa el tipo de superficie que sea -arena o baldosas-, caminar descalzo me hace estar conectado a mi entorno".
También manifestó que le llevó algún tiempo sentirse cómodo caminando sin zapatos en público. "Tenía miedo de que ningún sitio al que fuera me dejara entrar. Temía la reacción de la gente y de los compañeros de trabajo".
Simon planteó que las reacciones cuando camina descalzo suelen ser variadas. "Algunos ni siquiera se dan cuenta porque no miran hacia abajo, y otros lo encuentran raro. Una vez oí a una niña decirle a su madre: 'Este hombre tiene los pies desnudos'. Hace una semana, fui a una boda y alguien me gritó que 'esto no es la India', mientras que otro me preguntó si necesitaba dinero para comprar zapatos", sostuvo.
5 צפייה בגלריה
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
(Yaron Sharon)
"Entiendo que a algunos les resulte raro porque no es socialmente aceptable. Pero a mí no me importa que la gente me llame hippie, me parece genial"
Jacky Simon, residente de Jerusalem
"Entiendo que a algunos les resulte raro porque no es socialmente aceptable. Pero a mí no me importa que la gente me llame hippie, me parece genial".
Simon también contó que a algunos de sus familiares no les gusta su inusual estilo de vida. "Molesta a mi madre y a mi hermano, les cuesta aceptarlo", dijo. "Mi madre estuvo hospitalizada un tiempo y no le gustó que fuera al hospital descalzo, me preguntó '¿Por qué viniste así? Me estás avergonzando".
"Mi mujer lo acepta porque sabe que lo disfruto, pero sigue pidiéndome que me ponga zapatos cuando salimos. Cuando fuimos al teatro una vez acepté ser considerado y ponerme algo en los pies", manifestó.
La esposa de Jacky, Vered, confesó que la afinidad de su marido por andar descalzo es "un poco embarazosa".
"A veces mantengo la distancia con él para que la gente no piense que estamos juntos. Siempre le digo: '¿Estás seguro de que seguirás haciendo esto hasta tu último día? Y él me responde: 'Sí, ¿no te acostumbraste?".
5 צפייה בגלריה
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
(Yaron Sharon)
"Creo que mis suelas ya son lo suficientemente gruesas, y puedo caminar descalzo por el asfalto caliente sin que me moleste, incluso será agradable"
Jacky Simon, residente de Jerusalem
Pero andar descalzo por la calle puede ser peligroso, y Simon lo sabe.
"Hay que ser consciente de por dónde se camina. Es peligroso y tengo en cuenta que podría tener cristales y otras cosas en los pies, es parte de la diversión. Una vez tuve vidrio, y lo saco sin problemas. Otra vez se hundió un poco y me dolió, pero es una parte más del juego", comentó.
"De vez en cuando piso el barro, pero me parece divertido, no asqueroso, suelo buscarlo para pisarlo. Caminar por el mercado es más sucio debido a los jugos de verduras, pero no me molesta, me gusta sentir el suelo", agregó.
Según Simón, ensuciarse los pies no es un problema. "No es malo porque no comemos con los pies. No me lavo las piernas cuando llego a casa. Sólo por la noche, y entonces la suciedad se quita", remarcó.
"Creo que mis suelas ya son lo suficientemente gruesas, y puedo caminar descalzo por el asfalto caliente sin que me moleste, incluso será agradable. Nunca hace demasiado calor para mí en el asfalto o en la arena", sostuvo.
5 צפייה בגלריה
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
Jacky Simon camina descalzo por las calles de Jerusalem.
(Yaron Sharon)
"El año pasado nevó y no estaba seguro de poder soportar el frío. Empecé a caminar con mi perro y sentí que mis pies se adaptaban. Se siente el frío y la pierna sufre pequeños calambres, pero el dolor no es insoportable", planteó.
Simon agregó que su sueño es que la gente acepte a quienes caminan descalzos por todas partes.
"Así no tendré que pensar cuándo debo o no debo ir descalzo. Quiero que se convierta en algo legítimo, porque así será menos raro. No me importaría en absoluto no tener zapatos ni calcetines en mi casa", cerró.
Comentarios 0