Hospital Beilinson.
Hospital Beilinson.
Hospital Beilinson.
Muhammad, Aladdin y el doctor Avitar Nesher.

Conmovedor trasplante en Israel: el padre recibió el lóbulo del hígado de su hijo mayor

El procedimiento de urgencia se llevó a cabo en el Hospital Beilinson. "No quería ver morir a mi padre frente a mis ojos”, expresó Muhammad. Aladdin estaba anestesiado cuando su hijo tomó la decisión. “Estoy orgulloso de él”, dijo.

Maaian Peleg Aviram - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 12.10.21, 13:56
La donación de órganos de un donante vivo es siempre un acontecimiento especial y emocionante para todas las partes involucradas. Pero un evento como el que tuvo lugar el sábado pasado en el Hospital Beilinson es una historia extraordinaria en el departamento de trasplantes. Muhamamd Hamaisa (30), casado y padre de dos niños pequeños (cuatro y dos años), donó el lóbulo del hígado a su padre Aladdin, de 54 años, después de que su función hepática se deteriorara rápidamente y estaba a pocas horas de una muerte segura.
Aladdin y Muhammad, el hijo mayor de una familia de cinco hermanos y una hermana, viven en la misma casa en el pueblo de Kafr Kanna y se dedican a la industria de la construcción. Hace unas dos semanas, se deterioró la enfermedad hepática que sufre el padre y, tras una breve hospitalización en el Hospital Poriya, en el norte, fue trasladado en ambulancia al Hospital Beilinson, con una función hepática de solo el 20%.
"Aladdin padecía un virus que ataca el hígado, el cual se reactivó. Esta condición puede resultar en una insuficiencia hepática aguda y una emergencia médica, que en muchos casos lleva a la necesidad de un trasplante", explicó el profesor Amir Shlomai, director del Departamento de Medicina Interna de Beilenson. "En la mayoría de los pacientes hepáticos hay un lento deterioro de la enfermedad, pero hay pocos casos de insuficiencia hepática aguda que requieren una intervención rápida, de lo contrario el paciente muere", añadió.
3 צפייה בגלריה
Muhammad, Aladdin y el doctor Avitar Nesher.
Muhammad, Aladdin y el doctor Avitar Nesher.
Muhammad, Aladdin y el doctor Avitar Nesher.
(Hospital Beilinson)
“El viernes, su condición era crítica, parecía estar muriéndose y nos dijeron que necesitaba un trasplante. Inmediatamente tomé una decisión y le dije al médico que no queríamos esperar al donante. ‘Yo voy a realizar la donación. Hágame los chequeos’, le dije al médico”
Muhammad
Cuando el profesor Shlomai llegó a la sala el viernes por la mañana, Muhammad lo estaba esperando. "Sin dudarlo, directamente me dijo: 'Voy a darle el hígado a mi padre'. Muchas veces la gente expresa declaraciones como esas, pero después de que se les explica en qué consiste el procedimiento, se arrepienten. Pero Muhammad no. Es un hombre valiente y quiere mucho a su padre. Llevamos a cabo un proceso que generalmente toma meses, en 12 horas, tal vez incluso menos. Todo un récord”, manifestó Shlomai.
“El viernes, su condición era crítica, parecía estar muriéndose y nos dijeron que necesitaba un trasplante. Inmediatamente tomé una decisión y le dije al médico que no queríamos esperar al donante. ‘Yo voy a realizar la donación. Hágame los chequeos’, le dije al médico”, contó Muhammad. “No quería ver a mi padre morir frente a mis ojos”, agregó.
- ¿Por qué tú? ¿Y tus hermanos?
- Porque yo estaba con él en ese momento en el hospital. Si mi hermano hubiera estado allí, él también habría donado.
- ¿No tenías miedo?
- No. Vi cómo iba a morir y no pensé en nadie más. Quería salvar a papá y les dije a los médicos y al abogado del comité de trasplantes que creía que todo estaría bien.
- ¿Qué pensaba tu mujer?
- Ella quería donarle a mi padre para que no estemos él y yo en peligro al mismo tiempo.
- ¿Y los niños?
- Ellos sólo sabían que papá estaba en el hospital. De hecho, no los he visto desde la cirugía por recomendación de los médicos. Recién mañana regresarán a casa.
3 צפייה בגלריה
Hospital Beilinson.
Hospital Beilinson.
Hospital Beilinson.
(Hospital Beilinson)
“Suele llevar meses la adaptación para una cirugía de este tipo, y aquí la decisión fue rápida e inteligente. Todo fue responsabilidad y alegría. Hubo muchas lágrimas y abrazos. Estoy muy orgulloso de mi hijo. Somos muy cercanos y yo siempre fui el hijo más cercano a mis padres. Para nosotros, si estás cerca de papá y mamá, Dios te cuida"
Aladdin
"Veíamos a Aladdin irse frente a nuestros ojos", dijo el doctor Eviatar Nesher, director del departamento de trasplantes de Beilinson que llevó a cabo la cirugía. "Todo el hospital se ofreció como voluntario para la causa: el padre yacía anestesiado y ventilado en la sala de cuidados intensivos y el hijo comenzó una serie de pruebas para ver si era adecuado como donante, y también tuvimos que organizar un comité para aprobar la donación, como es habitual en estos casos”, agregó.
El proceso para saber si un donante vivo es adecuado para el procedimiento generalmente toma semanas o meses, pero en este caso todo se llevó a cabo en menos de un día. "Hicimos todas las pruebas para minimizar el riesgo para Muhammad", explicó el doctor Nesher. “Esta es nuestra responsabilidad como médicos”, señaló.
Finalmente, Muhammad fue encontrado como un donante adecuado para su padre. El viernes por la noche, se completaron las pruebas y los preparativos, y en dos horas, el primer equipo ingresó a la sala de operaciones para extirpar el lóbulo del hígado de Muhammad, "una operación compleja en sí misma", indicó el doctor Nesher. Luego, el segundo equipo comenzó a preparar a Aladdin para el trasplante, con el fin de extirparle el hígado enfermo para poner el lóbulo sano en su lugar.
“Hubo muchos abrazos y lágrimas”
El sábado pasado se realizó con éxito la doble cirugía, y Aladdin, de hecho, volvió a nacer. El día de la operación también era el cumpleaños del doctor Nesher, por lo que celebró su aniversario y el éxito del procedimiento junto a los compañeros de su equipo.
La recuperación de la cirugía de trasplante de un donante vivo también es más compleja, ya que el lóbulo hepático crece dentro del cuerpo trasplantado, y durante este tiempo la función hepática sigue siendo muy parcial. "Cuando me desperté de la operación, Muhammad me dijo: ‘papá, te di el hígado’", recordó Aladdin, que todavía está hospitalizado en Beilinson para terminar de recuperarse del trasplante. “Suele llevar meses la adaptación para una cirugía de este tipo, y aquí la decisión fue rápida e inteligente. Todo fue responsabilidad y alegría. Hubo muchas lágrimas y abrazos. Estoy muy orgulloso de mi hijo. Somos muy cercanos y yo siempre fui el hijo más cercano a mis padres. Para nosotros, si estás cerca de papá y mamá, Dios te cuida", agregó.
3 צפייה בגלריה
Mina, la nueva nieta de Aladdin.
Mina, la nueva nieta de Aladdin.
Mina, la nueva nieta de Aladdin.
(Cortesía de la familia)
Dos días después de la operación, mientras Aladdin todavía estaba hospitalizado en cuidados intensivos, su hija dio a luz a una nieta llamada Mina. "Pasaron muchas cosas a la vez. Mientras tanto, solo vi una foto de ella", comentó Aladdin. El profesor Shlomai señaló que el estado de Aladdi es satisfactorio y que el departamento estima que será dado de alta en unos pocos días. "La celebración terminará cuando papá regrese a casa", expresó Muhammad.
Comentarios 0