Un hombre mayor procede a tomarse la temperatura en un hospital de Tel Aviv
Los adultos mayores tienden a desarrollar complicaciones.
EPA
Los niños no se contagian menos que los adultos.

Coronavirus: los niños no se contagian menos que los adultos

Así lo reveló una nueva investigación llevada a cabo en China. Según los resultados del estudio, aunque los niños no desarrollen síntomas, no significa que no están infectados, por lo que pueden ser portadores silenciosos de la enfermedad y contagiar a otros.

Erez Garti (Instituto Davidson) - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 16.03.20 , 13:38
En diciembre de 2019 comenzó el brote de coronavirus en la región de Hubei, China.
Cuando se descubrió que se trataba de la propagación de un nuevo virus peligroso para los seres humanos, que luego se convirtió en una epidemia, los investigadores empezaron a recolectar información sobre la enfermedad, que causa daños en las vías respiratorias especialmente.
Los investigadores descubrieron que mientras las personas de más de 60 años o que presentan alguna patología tienden a desarrollar complicaciones y la tasa de mortalidad en estos casos es especialmente alta, la situación de los niños es opuesta. De hecho, casi no se registraron fallecimientos de infantes a causa de la enfermedad.
Los niños no se contagian menos que los adultos. Los niños no se contagian menos que los adultos.
Los niños no se contagian menos que los adultos.
(Shutterstock)
Una de las hipótesis de los investigadores era que los niños tendían a contagiarse menos el coronavirus, o bien que eran menos susceptibles al mismo.
Sin embargo, según los resultados de un estudio publicado en el archivo de investigaciones MedXRIV, todo parece indicar que, en efecto, los niños tienen menos tendencia a desarrollar síntomas significativos, pero no se contagian el virus menos que los adultos
Especialistas del Centro de Control y Prevención de Enfermedades en Shenzhen, China, recolectaron información de 391 pacientes (187 hombres y 204 mujeres) que contrajeron el coronavirus entre el 14 de enero y el 12 de febrero.
Los investigadores descubrieron que el tiempo promedio de incubación de la enfermedad fue de cinco días y que la mayoría de los pacientes desarrollaron síntomas dentro de las primeras dos semanas como máximo. Los infectados de entre 50 y 59 años necesitaron 32 días desde que contrajeron el virus hasta que lograron recuperarse. Sin embargo, las personas de entre 20 y 29 años precisaron de 27 días para curarse. Sólo 1.3% de los últimos fallecieron a causa de la enfermedad.
Cuando los investigadores analizaron la tasa de contagio por edad, hallaron que la gravedad de la enfermedad en los niños es, en efecto, significativamente más baja que en los adultos. Sin embargo, el porcentaje de contagio es similar al del resto de la población. Además, se descubrió que incluso si los infantes no presentan síntomas del virus, no significa que no lo contrajeron, por lo que podrían ser portadores silenciosos de la enfermedad y contagiar a otros.

Comentarios 0