Las oficinas de Moderna en Cambridge, Massachusetts.
Las oficinas de Moderna en Cambridge, Massachusetts.
Reuters
El profesor Cyrille Cohen en el estudio de Ynet.

Coronavirus: en Israel no habrá vacuna disponible hasta el verano que viene

Un especialista en inmunología opina que, como los grupos de riesgo deben vacunarse antes, la mayoría de los israelíes no podrá ser inoculado en los próximos meses y que, por lo tanto, pide que se haga todo lo posible para evitar que la enfermedad se siga propagando.

Alexandra Lukash - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 30.09.20 , 15:58
Un inmunólogo advirtió que una vacuna para el nuevo coronavirus podría no estar disponible para los israelíes antes del próximo verano.
"Creo que habrá vacunas disponibles en algunos países entre febrero y marzo", dijo el especialista –presente en los estudios de televisión de Ynet–, vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Bar-Ilan, el profesor Cyrille Cohen. "Pero no creo que podamos vacunarnos aquí en Israel antes del próximo verano", añadió.
El profesor Cyrille Cohen en el estudio de Ynet. El profesor Cyrille Cohen en el estudio de Ynet.
El profesor Cyrille Cohen en el estudio de Ynet.
(Ynet)
El profesor Cohen también advirtió que incluso cuando la vacuna esté disponible, la cantidad inicial de dosis probablemente no será suficiente para toda la población y debe administrarse primero a equipos médicos y grupos de riesgo.
Cohen pidió a los israelíes que hagan de cuenta que la vacuna no existe y sigan haciendo todo lo posible para prevenir la propagación de la enfermedad.
Según Cohen, actualmente hay 11 empresas en todo el mundo que se encuentran en las etapas finales de ensayos clínicos, y algunas incluso pueden producir resultados finales antes de fin de año, incluida la empresa de biotecnología estadounidense Moderna con la que Israel tiene un acuerdo de adquisición.
Las oficinas de Moderna en Cambridge, Massachusetts. Las oficinas de Moderna en Cambridge, Massachusetts.
Las oficinas de Moderna en Cambridge, Massachusetts.
(Reuters)
"Espero que obtengamos los resultados de estos ensayos hacia diciembre", dijo. "Hay que darse cuenta de que no se trata de una sola inyección, sino de muchas tecnologías diferentes. Hoy sabemos que las vacunas basadas en proteínas han demostrado ser muy eficaces. La vacuna de Moderna , por ejemplo, es una vacuna genética que se encuentra en el medio en términos de efectividad", estimó el especialista.
A diferencia de las empresas farmacéuticas de los países occidentales, que están sujetas a estrictas regulaciones destinadas a garantizar la seguridad y eficacia de sus productos, países como China, Rusia y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) ya han comenzado a vacunar a sus ciudadanos contra el COVID-19.
Cohen agregó que no descartará el uso de vacunas de esos países a pesar de la falta de datos sobre los posibles efectos secundarios de las inyecciones y teme que las empresas hayan recortado gastos en la fase de prueba. "No tenemos datos sobre lo que está sucediendo en China, Rusia y los Emiratos Árabes Unidos, pero no descartaría sus vacunas", señaló Cohen.
“La única forma de saber si son efectivos es dándoles tiempo o, alternativamente, tomando a un grupo grande de personas y vacunándolas, lo cual es un problema ético”, opinó el expero. Según los informes, los Emiratos Árabes Unidos han vacunado a unos 30.000 de sus residentes y China ha hecho lo mismo con más de 350.000 personas.
Científico chino sostiene varias dosis de vacuna contra el coronavirus. Científico chino sostiene varias dosis de vacuna contra el coronavirus.
Científico chino sostiene varias dosis de vacuna contra el coronavirus.
(Reuters)
La Organización Mundial de la Salud no se opone a que las compañías farmacéuticas chinas distribuyan sus vacunas al público en general a pesar de que los expertos advierten que tal medida puede representar un peligro para la salud pública y generar una gran desconfianza en su eficacia.
Según informes de China, los científicos afirman que hasta ahora no se han informado efectos secundarios inusuales entre las personas que han recibido la inyección.
Los participantes informaron fiebre temporal, sensibilidad o enrojecimiento en el área inyectada que pasa en poco tiempo, dolor de garganta y mareos leves.
Hasta la fecha, no se han reportado infecciones por coronavirus entre los participantes. Estos datos son comparables con otros informes de diferentes empresas de todo el mundo.
Comentarios 0