Veganismo
Veganismo
Pixabay
Una alimentación vegana prohibe consumir comidas derivadas de animales.

El veganismo en el deporte profesional

El arquero Ron Shushan disfruta una hamburguesa de remolacha y champiñones y remolacha, y el basquetbolista Carmel Bujman hace ya siete años que ni toca alimentos provenientes de animales. La revolución vegana ha llegado al campo de juego.

Barak Jaklai - Adaptado por Beatriz Oberlander |
Updated: 26.11.19 , 19:43
Una de las escenas más significativas de The Game Changers, una película que trata sobre la alimentación vegana para deportistas y se convirtió en una de las más vistas en Netflix, muestra al Dr. Robert Voguel, especialista en cuestiones vasculares de la Liga Nacional de Fútbol de Estados Unidos, haciendo un experimento con tres jugadores del equipo Miami Dolphins que explica hasta qué punto una sola comida puede afectar la circulación de la sangre en el organismo durante actividades deportivas.
Voguel les dio de comer “burritos” mexicanos: dos de ellos estaban hechos de carne y de pollo, respectivamente, y el tercero de vegetales. Al día siguiente, los tres comieron únicamente un burrito de vegetales. Dos horas después de cada comida les hicieron a los jugadores análisis de sangre en los que los glóbulos rojos bajan y el gel del plasma sube. Si el gel está transparente, quiere decir que no hay grasa y que la circulación de la sangre es buena. Los resultados asombraron a los jugadores. El plasma que se sacó del tubo de ensayo con la sangre después de comer pollo y carne era muy denso estaba lleno de grasa, mientras que la que había después de comer el burrito vegetariano era transparente.
VeganismoVeganismo
Una alimentación vegana prohibe consumir comidas derivadas de animales.
(Pixabay)
La alimentación vegana se ha vuelto cada vez más y más común en los últimos años. Si hasta hace poco se solía pensar que la pechuga de pollo, por ejemplo, era buena para la alimentación de los deportistas, la película no lo refuta por completo, pero muestra que se pueden obtener los mismos valores, y en especial las proteínas que provee la pechuga de pollo, con alimentos vegetarianos, como el tofu o el seitán, que además se descomponen mucho más rápido en el organismo.
“Me siento más ligero”
La película se ha convertido en el tema del día en el mundo del deporte, y sus ecos llegaron también a Israel. Ron Shushan, el portero del Ashdod F.C., estaba hacía ya un año y medio en el proceso de reducir los productos no vegetarianos después de ver la película What the Health. Para él, haber visto The Game Changers fue como un sello kosher y después de los dos documentales se pasó definitivamente a una alimentación vegana.
- ¿Ve usted resultados?
- Por supuesto. Me siento mucho más liviano, tengo más energía, no me canso a lo largo del día y también duermo estupendamente por la noche. Tengo que señalar que es posible que todo esté en la cabeza porque uno está en el proceso y quiere que este sea positivo.
Shushan cuenta que antes del cambio, a él le gustaba mucho la carne. Pero encontró productos alimenticios vegetarianos que la sustituyen y son una buena alternativa para él: “Ahora no tengo para nada ganas de comer carne. Como mucho tofu y seitán, lentejas y verduras”.
Ron ShoshánRon Shoshán
Ron Shushan: "Me siento mucho más liviano, tengo más energía".
(Oren Aharoni)
- Y si de todos modos siente ganas de comer carne, ¿qué hace?
- Me como una hamburguesa vegetariana. Además de resultarme más sabrosa, es ligera. Lleva remolacha, champiñones y batata, por lo que es muy sana.
- ¿Cómo es su menú diario?
- Por la mañana como avena con una banana y leche de soja. De camino al entrenamiento, como una fruta y algunas nueces. La del mediodía es una comida importante, en la que ingiero 300 gramos de tofu, muchas verduras y varias cucharadas de legumbres. Esto contiene ni más ni menos que casi 60 gramos de proteína. Por la tarde como una rebanada de pan con mantequilla natural de maní y una banana. Y por la noche como una tortilla de garbanzos o de seitán con una ensalada grande de verduras y legumbres”.
Películas sobre maltrato a animales
La nutricionista y entrenadora Keren Ann Gaiman, quien trabaja con Shushan, cuenta que el último año su clínica se llenó de deportistas que se pasan a una dieta vegana. “Lo más complicado pero importante es decirles lo que les está permitido comer, y no lo que tienen prohibido. Eso es lo que suelen pensar todos cuando oyen hablar de veganismo. Lo más importante es obtener proteínas, hidratos de carbono y calcio de los alimentos”.
El jugador de baloncesto de Macabi Ashdod, Carmel Bujman, tiene un estilo de vida vegano hace ya siete años. “Estuve en Londres en un seminario que daba uno de los ‘coaches’ más importantes del mundo: Tony Robbins. Él nos desafió a probar a ser veganos durante tres semanas, y ver los efectos que esto tenía sobre la salud. Además, uno ve películas sobre maltrato a animales, entonces te involucras más. Desde ese mismo momento, cambié mis hábitos alimenticios”.
Carmel BujmanCarmel Bujman
Carmel Bujman: "Cambié totalmente mis hábitos alimenticios".
(Oz Moalem)
Bujman señala un hecho interesante sobre los extranjeros que han jugado con él en el pasado, y otros que lo hacen ahora. “Hay muchos estadounidenses que cuando quieren ponerse en forma, se convierten rápidamente en veganos. En mi equipo está Dontay Hunton. La temporada pasada, Quintel Thomas fue el mejor extranjero de la segunda liga, y es vegano.
Otro representante de los veganos está en el equipo Macabi Rishón Letsion de balonmano, Niv Fishlovich, que también forma parte de la selección israelí. “Todo comenzó hace unos cuatro años. Había oído hablar bien del veganismo desde el punto de vista de la salud. Al mismo tiempo, asistí a una conferencia de Tal Guilboa. Me apunté al desafío que consiste en convertirse en vegano en 22 días”, explica.
“Antes de empezar me hice análisis de sangre para ver con mis propios ojos si de verdad se producía un cambio. Al cabo de tres meses me hice otro análisis de sangre, y fue una locura. Todos los valores habían bajado de manera drástica. Yo he sido deportista toda la vida, y hasta ese momento comía lo que me indicaba la nutricionista. Y ver que, por ejemplo, el colesterol me bajaba a 130 desde 190, que considero un valor alto, es simplemente increíble”.
Fishlovich es un vegano estricto. “Mi anhelo es llegar a comer la mayor parte del día alimentos crudos. Los días que lo hago, me siento mejor aún”.
Niv FishlovichNiv Fishlovich
Niv Fishlovich: "Mi anhelo es llegar a comer la mayor parte del día alimentos crudos".
(Oren Aharoni)
El portero del equipo Rishón Letsion cuenta que pese a que es vegano desde hace mucho tiempo, una parte de su familia sigue sin “digerirlo”. “Un día de la Pascua judía sirvieron en la mesa buñuelos de puerro. Le pregunté a mi tía, que las había preparado, qué llevaban, y ella me dijo que era un plato vegetariano; entonces las comí. Me resultaron tan ricas que le pregunté cuáles eran los ingredientes. Entonces mi tía me dijo que llevaban puerro, cebolla, aceite y carne. Quedé en estado de shock. Le pregunté por qué puso carne, y ella me dijo que desconocía que la carne no era vegetariana. En la cena del año Nuevo Judío de hace unos meses, mi tía me trajo pescado, y tuve que explicarle que el pescado tampoco es vegano”.
¿Y qué hay del concepto tradicional según el cual los deportistas tienen que comer carne y pescado para obtener proteínas y fuerzas para entrenar? La nutricionista Gaiman dice que no hay motivo para preocuparse. “En el pasado pensaban que no se podía ser vegano y deportista porque el esfuerzo era excesivo. Hoy en día sabemos que tenemos todos los nutrientes que necesitamos también en una dieta vegana, por lo que el mito ha dejado de serlo. Además, ahora también sabemos que los alimentos vegetarianos tienen beneficios significativos también en la lucha contra las enfermedades”.
- ¿La dieta vegana tiene desventajas?
- “Como todas las dietas, también esta tiene desventajas. Una de las más destacadas es la deficiencia de vitamina B12. Todos nosotros tenemos en el organismo un ‘almacén’ con distintas cantidades de vitamina B12. En el caso de algunos de nosotros, se puede acabar muy rápido, y en otros puede durar muchos años”.
De Carl Lewis a Hamilton
A nivel mundial, el veganismo en el deporte es mucho más común. Carl Lewis, uno de los mejores atletas del mundo y ganador de nueve medallas de oro olímpicas y una de plata, es un ejemplo excelente. “El primer año después de que me pasara a la alimentación vegana fue el mejor de mi carrera”, contó en una entrevista que le hicieron en Estados Unidos. El campeón de Fórmula 1, Lewis Hamilton, es vegano militante, y hace poco abrió una cadena de restaurantes de hamburguesas veganas.
Lewis HamiltonLewis Hamilton
Lewis Hamilton: "El primer año después de que me hice vegano fue el mejor de mi carrera".
(AFP)
Pero al mismo tiempo fue muy criticado después de escribir en su cuenta de Instagram, que tiene más de 13 millones de seguidores: “Conviértanse en veganos; esta es la única manera de salvar el planeta Tierra”. Hubo gente que reaccionó indignada. “Hamilton piensa que pasarse al veganismo es la única manera de salvar al mundo. ¿Lo dice en serio? Tiene un avión que cuesta 25 millones de libras, un yate que compró por tres millones de libras, conduce un coche de carrera y sus patrocinadores son empresas de gas y de petróleo. Pero para él, el veganismo es la respuesta a todos los problemas del mundo”, escribió una de sus seguidoras.
A fin de cuentas, cada uno tiene que elegir su camino, pero las últimas investigaciones demuestran que la alimentación vegana está lejos de hacerle daño a los deportistas. Quizás al revés.
First published: 19:43 , 26.11.19
Comentarios 0