Vacuna coronavirus
La vacuna contra el coronavirus es la esperanza en todo el mundo.
Shutterstock
Sede de Moderna.

La vacuna que recibirá Israel tiene una efectividad del 94,5 por ciento

Moderna anunció ese porcentaje de efectividad en la vacuna que está probando en su tercera fase. La ventaja es que, a diferencia de Pfizer, no necesita de un almacenamiento ultrafrío, lo que facilita su distribución.

Reuters - Adaptado por Rubén Pereyra |
Published: 16.11.20 , 13:51
Moderna Inc. informó el lunes que su vacuna experimental fue 94,5% efectiva en la prevención de COVID-19 según datos provisionales de un ensayo clínico en etapa tardía, convirtiéndose de este modo en la segunda compañía estadounidense en una semana en informar resultados que superan con creces las expectativas.
En junio, Israel firmó un acuerdo para adquirir la vacuna COVID-19 de ModerNa. Su director médico es Tal Zacks, un científico de origen israelí.
Sede de Moderna. Sede de Moderna.
Sede de Moderna.
(IPI)
Junto con la vacuna de Pfizer Inc., que también ha demostrado tener una efectividad superior al 90%, Estados Unidos podría tener dos vacunas autorizadas para uso de emergencia en diciembre, con hasta 60 millones de dosis de vacunas disponibles por el final del año.
El próximo año, el gobierno de Estados Unidos podría tener acceso a más de mil millones de dosis provenientes de los dos fabricantes de vacunas, más que lo que necesita para los 330 millones de habitantes del país.
Las vacunas, ambas elaboradas con la nueva tecnología conocida como ARN mensajero o ARNm, representan nuevas y poderosas herramientas para combatir una pandemia que ha infectado a 54 millones de personas en todo el mundo y ha matado a 1.300.000 personas. La noticia también llega en un momento en que los casos de COVID-19 están aumentando y alcanzan nuevos récords en los Estados Unidos, lo que empuja a algunos países europeos a volver a bloquear para tratar de cortar la circulación del virus.
Vacuna coronavirusVacuna coronavirus
La vacuna contra el coronavirus es la esperanza en todo el mundo.
(Shutterstock)
"Vamos a tener una vacuna que puede detener el COVID-19", dijo el presidente de Moderna, Stephen Hoge, en una entrevista telefónica.
El análisis intermedio de Moderna se basó en 95 infecciones entre los participantes del ensayo que recibieron un placebo o una vacuna. De ellos, solo cinco infecciones ocurrieron en los que recibieron la vacuna, que se administra en dos inyecciones con 28 días de diferencia.
Una ventaja clave de la vacuna de Moderna es que no necesita almacenamiento ultrafrío como el de Pfizer, lo que facilita su distribución. Moderna espera que sea estable a temperaturas estándar del refrigerador de 2 a 8 grados Celsius (36 a 48 ° F) durante 30 días y se puede almacenar hasta 6 meses a -20 grados Celsius.
La vacuna de Pfizer debe enviarse y almacenarse a menos 70 grados Celsius, el tipo de temperatura típica de un invierno antártico. A las temperaturas estándar del refrigerador, se puede almacenar hasta cinco días.
Los datos del ensayo de Moderna, con 30.000 participantes, también mostraron que la vacuna previno casos de COVID-19 grave, una cuestión que aún permanece con la vacuna Pfizer. De los 95 casos en el ensayo de Moderna, 11 fueron graves y los 11 ocurrieron entre voluntarios que recibieron el placebo.
Moderna, parte del programa Operation Warp Speed ​​del gobierno de los Estados Unidos, tiene previsto producir alrededor de 20 millones de dosis de la vacuna para los Estados Unidos este año, millones de las cuales la compañía ya ha fabricado y está lista para enviar si recibe la autorización de la FDA.
Estados Unidos tiene la mayor cantidad conocida de casos y muertes por Covid-19 con más de 11 millones de infecciones y casi 250,000 muertes.
Una peluquería de Brooklyn, Estados Unidos, requiere máscara protectora para entrar al local. Para Trajtenberg, ese país y Brasil son "los casos más dramáticos". Una peluquería de Brooklyn, Estados Unidos, requiere máscara protectora para entrar al local. Para Trajtenberg, ese país y Brasil son "los casos más dramáticos".
Una peluquería de Brooklyn, Estados Unidos, requiere máscara protectora para entrar al local.
(AFP)
La Administración Trump se basó en el desarrollo de vacunas como única respuesta ante la pandemia. Moderna ha recibido cerca de mil millones en fondos de investigación y desarrollo del gobierno de los Estados Unidos y tiene un acuerdo u$d 1.500 millones por 100 millones de dosis. El gobierno de los Estados Unidos también tiene la opción de recibir otras 400 millones de dosis.
La compañía espera tener entre 500 millones y mil millones de dosis en 2021, divididas entre sus sitios de fabricación internacionales y de Estados Unidos, y dependiendo en parte de la demanda.
El gobierno norteamericano ha dicho que las vacunas COVID-19 se proporcionarán gratis a los estadounidenses, ya sea que tengan seguro médico, no tengan seguro o estén cubiertos por programas de salud del gobierno como Medicare.
Moderna también anunció que usará sus datos para buscar autorización en Europa y otras regiones.
Otros países, como China y Rusia, ya han comenzado a vacunar. Rusia autorizó su vacuna “Sputnik-V” COVID-19 para uso doméstico en agosto, antes de publicar datos de ensayos a gran escala. Ese país anunció el 11 de noviembre que su vacuna tenía una efectividad del 92 por ciento.
Comentarios 0