Peluquería
Los peligros de la peluquería
Pixabay
Los peluqueros suelen trabajar con productos químicos peligrosos.

Los peluqueros están expuestos a productos peligrosos a diario, según una investigación israelí

Quienes trabajan en el rubro se enfrentan a infecciones de la piel, alergias, irritaciones, picazones y exposición a productos cancerígenos.

Ynet - Adaptado por Beatriz Oberlander |
Updated: 07.11.19 , 08:04
Un nuevo estudio del Instituto para la Seguridad y la Higiene determinó que el riesgo de contraer enfermedades de la piel en la profesión de peluquera o peluquero es 10 veces mayor que en cualquier otra profesión. El estudio, llevado a cabo por la Unidad de Investigación del centro, también advierte que los productos que se sabe que son cancerígenos y que se usan en las peluquerías no están controlados, y que no hay consciencia suficiente acerca de los peligros que entraña la exposición diaria a ellos.
La investigación, dirigida por el doctor Asher Pardo, Nitsan Rais-Jablín y Rena Dalasha, demostró que quienes trabajan en esa profesión se exponen con regularidad a un gran número de productos químicos peligrosos que penetran en su cuerpo a través del sistema respiratorio y de la piel.
Entre estos productos se incluyen los utilizados para teñir el cabello, aclararlo o “hacer mechitas”, así como los necesarios para el alisado. Muchos de ellos se sospecha que son cancerígenos y causan irritación, picazón, alergias e infecciones graves de la piel.
PeluqueríaPeluquería
Los peluqueros suelen trabajar con productos químicos peligrosos.
(Shutterstock)
La variedad de productos a los que están expuestos quienes trabajan en una peluquería ha aumentado con el crecimiento de la industria en los últimos años. El número de peluquerías en Israel pasó de unas 4.000 en el año 2011 a más de 9.000 en el 2016. Se evalúa que actualmente en el país hay 20.000.
Se calcula que en Gran Bretaña, por ejemplo, alrededor del 70 por ciento de quienes trabajan en una peluquería padecen con el tiempo daños en la piel, la mayoría de ellos evitables. En los casos más graves, los peluqueros han tenido que cambiar de profesión.
El estudio mostró también que la exposición más significativa y peligrosa a ese tipo de productos se produce al teñir el cabello, alisarlo y “hacer mechitas”, y cuando se lava la cabeza después de esos procesos. También mostró que el 66% de los peluqueros no usan guantes, frente a un 11% que lo hace sólo a veces. Y esto pese a ser conscientes del peligro que entraña estar expuestos a estos productos. Además, se vio que en la mayoría de los casos se usan guantes no apropiados hechos de nylon o de polietileno, los cuales no tienen una terminación lo suficientemente buena y con pequeños agujeros, a través de los cuales pueden penetrar líquidos peligrosos.
La exposición de los peluqueros a sustancias químicas en las preparaciones es más grave aún a la luz del hecho de que el trabajo de estos profesionales en Israel no está sujeto a ninguna supervisión ni regulación, en comparación con quienes trabajan en otras profesiones. El rubro de peluquería está en la categoría de “pequeña empresa”, y fuera de todo control y regulación.
PeluqueríaPeluquería
El número de peluquerías en Israel llegó a 9.000 en 2016.
(Pixabay)
En Estados Unidos, en cambio, se permite comprar productos para el alisado y el aclarado del cabello solamente tras una capacitación profesional supervisada por el Estado, y previa presentación de un certificado. En Israel existe una organización profesional de peluqueros, pero una gran parte de los estilistas no pertenecen a ella. Además, la organización profesional en cuestión no cuenta con un departamento que se dedique en la práctica a la seguridad y a la salubridad en el trabajo.
El estudio también se refiere a la relación entre el potencial de riesgo y la comunidad a la que pertenecen los peluqueros. En la comunidad árabe existe un mayor potencial de peligro de exposición de la piel, en comparación con el sector judío. Esto es así porque el uso de guantes en la comunidad judía es mayor. El estudio reveló, además, que las condiciones de ventilación, aire acondicionado e iluminación son mejores en las peluquerías del sector judío.
PeluqueríaPeluquería
La exposición más peligrosa a ese tipo de productos se produce al teñir el cabello.
(Pixabay)
Las recomendaciones del Instituto para la Seguridad y la Higiene son tener el cuidado de usar guantes apropiados que no estén hechos de nylon a la hora de lavar la cabeza después de un teñido o un alisado de cabellos. También hay que ponerse un delantal o una bata cuando se está en contacto con los productos, cortarle el pelo al cliente o clienta antes de teñirle el cabello y no después, usar productos menos peligrosos protegerse las manos.
“Decenas de miles de personas que trabajan en el rubro de la peluquería no son conscientes de los peligros”, explica la directora del Instituto de Seguridad e Higiene, la doctora Oranit Raz. “La falta de regulación no hace más que agravar el problema. Yo insto al gobierno a regular ese campo profesional y a limitar el uso de determinados productos, como se hace en Occidente, así como exigir a las peluquerías con condiciones de trabajo peligrosas a mejorarlas”.
First published: 08:04 , 07.11.19
Comentarios 0