Ha aumentado la conciencia sobre el cáncer de próstata.
Ha aumentado la conciencia sobre el cáncer de próstata.
Shutterstock
El cáncer de próstata es el más común entre los hombres israelíes.

Un novedoso tratamiento podrá determinar la agresividad del tumor de próstata

La prueba de la compañía Oncotest clasifica el nivel de agresividad del tumor, evalúa el riesgo de metástasis y la probabilidad de muerte por la enfermedad. De esta manera se podrá decidir cómo tratar la enfermedad e incluso podría necesitar sólo un seguimiento y no un tratamiento agresivo.

Ofer Yosefovich * |
Published: 19.06.22, 15:22
El cáncer de próstata se considera una de las enfermedades malignas más comunes. Sin embargo, no todos los pacientes necesitan tratamiento, y algunos pueden permanecer monitoreados solamente. La prueba "Oncotype Prostate", de la compañía Oncotest, clasifica el nivel de agresividad del tumor, evalúa el riesgo de desarrollar metástasis y la probabilidad de mortalidad por la enfermedad en los siguientes 10 años. De esta manera, el paciente y el médico pueden decidir si es necesario tratar o si simplemente puede permanecer monitoreado.
El cáncer de próstata es considerado por muchos médicos e investigadores como una de las enfermedades malignas más singulares y fascinantes. Por un lado, éste es el tipo de cáncer más común entre los hombres en Israel. Según datos del Ministerio de Salud, el 18,4% de todos los casos de cáncer en hombres judíos fueron como resultado de cáncer de próstata. Además, entre todas las muertes por cáncer entre los hombres en Israel, el cáncer de próstata ocupa el tercer lugar (después del cáncer de pulmón y el cáncer de colon). Al mismo tiempo, muchas veces la enfermedad progresa lentamente y por lo tanto prevalece la percepción entre el público de que es una enfermedad menos violenta y peligrosa.
2 צפייה בגלריה
Cáncer de próstata
Cáncer de próstata
El cáncer de próstata es el más común entre los hombres israelíes.
(Shutterstock)
Durante muchos años he estado conociendo a muchos pacientes nuevos en la clínica cada semana que son diagnosticados con cáncer de próstata. Cuanto mayor sea la edad, mayor será la probabilidad de morbilidad. De hecho, en cada hombre en la novena década de su vida hay un foco de cáncer de próstata. En la mayoría de los casos a estas edades, ésta es una enfermedad que no es fatal y no pone en peligro al paciente. A pesar de que el cáncer de próstata es una enfermedad con biología silenciosa, que progresa gradualmente y a un ritmo lento, hay un gran número de pacientes con una enfermedad relativamente agresiva.
La decisión sobre el tratamiento: no todo es blanco o negro
Algunos pacientes diagnosticados con cáncer de próstata no necesitan tratamiento en absoluto, sino sólo seguimiento. Por lo general, se trata de personas mayores, que están en riesgo de mortalidad debido a otras enfermedades de fondo como enfermedades cardíacas, neumonía u otras enfermedades comunes y no a causa del cáncer. Sin embargo, en algunos casos la enfermedad puede ser agresiva y violenta, y puede poner en peligro al paciente. Por ello es importante diagnosticar la enfermedad a tiempo, vigilarla y en algunos casos incluso tratarla con diversos medios a nuestro alcance. Los tratamientos existentes incluyen cirugía para la prostatectomía completa, generalmente utilizando un enfoque robótico, radioterapia o una combinación de los dos métodos. El parámetro más significativo que influye en la decisión es la naturaleza del tumor, pero por supuesto existen otros parámetros como la edad del paciente, el estadio de la enfermedad, las enfermedades de fondo y la elección personal del mismo paciente.
Para evaluar la agresividad del tumor, utilizamos métricas como el nivel de PSA en la sangre (una proteína producida por la glándula prostática), el índice de Gleason (un índice para clasificar el grado de virulencia del cáncer de próstata según las características histológicas) y las pruebas de imagen. Todo esto ayuda a adaptar el tratamiento personalmente a cada paciente y, sobre todo, a ahorrar tratamientos innecesarios y los efectos secundarios que pueden causar.
2 צפייה בגלריה
Ha aumentado la conciencia sobre el cáncer de próstata.
Ha aumentado la conciencia sobre el cáncer de próstata.
Ha aumentado la conciencia sobre el cáncer de próstata.
(Shutterstock)
Hoy en día, hay una variedad de herramientas que pueden ayudarnos a nosotros y a los pacientes a tomar la decisión de hacer sólo un seguimiento o tratar la enfermedad. Una de las herramientas importantes es la prueba de "Oncotype Prostate". Esta es una prueba genómica que clasifica el nivel de agresividad del tumor canceroso en la próstata utilizando tecnología avanzada. Durante el examen, se examinan las expresiones de 17 genes del tejido tumoral canceroso muestreado en la biopsia. Sobre esta base se calcula un índice (con una puntuación de 0-100) que predice el grado de agresividad del tumor, el riesgo de desarrollar metástasis y la probabilidad de mortalidad por la enfermedad en los siguientes 10 años. Se ha demostrado en numerosos estudios que la prueba ayuda en el proceso de toma de decisiones para los pacientes que deben elegir entre el seguimiento activo y el tratamiento inmediato. Esta prueba, por supuesto, se realiza como complemente de las otras pruebas básicas.
Al mismo tiempo, es importante recordar que las pruebas por sí solas no son el único factor que influye en la decisión. En esta área, no hay respuestas en blanco o negro. Como médicos, es importante para nosotros aconsejar al paciente mientras presentamos todas las opciones, y permitir una elección conjunta. El tratamiento de la enfermedad puede tener implicaciones para varios aspectos de la vida de los pacientes, incluida la función sexual, la dificultad para orinar y otras complicaciones.
Esta es una prueba genómica que clasifica el nivel de agresividad del tumor canceroso en la próstata utilizando tecnología avanzada
La conciencia ha aumentado, pero aún hay un largo camino por recorrer
Afortunadamente, hoy en día la conciencia de la importancia del diagnóstico precoz del cáncer de próstata es mayor que en el pasado. Comenzamos a ver un cambio hace unos 20 años, cuando hubo un informe de un aumento en el porcentaje de hombres que sufrían de cáncer de próstata. Incluso en los casos en que no hay necesidad de tratar al paciente, es importante asegurarse de llevar a cabo un seguimiento activo. Recomendamos que todos los hombres mayores de 50 años realicen chequeos periódicos, incluidos análisis de sangre para el PSA. Nuestra comprensión del cáncer de próstata está mejorando constantemente, y hoy ciertamente sabemos cómo tratar los tumores en una etapa temprana, antes de que se propaguen a los ganglios linfáticos o los huesos.
Incluso en el aspecto del tratamiento en sí, ha habido un gran progreso en los últimos años. Aunque todavía no estamos en una situación en la que sea posible lograr una cura completa de la enfermedad en sus etapas avanzadas (después de que haya salido de la glándula prostática), existen muchas herramientas que pueden estabilizar la salud de los pacientes y pueden mejorar su calidad de vida.
(*) Director del Departamento de Urología del Centro Médico Ichilov, en Tel Aviv / Escrito en colaboración con Oncotest
Comentarios 0