Un centro de pruebas de coronavirus en Jerusalem.
Un centro de pruebas de coronavirus en Jerusalem.
Reuters
El profesor Ronni Gamzu durante una conferencia de prensa en la ciudad drusa de Julis, en el norte del país.

Una de las principales autoridades sanitarias de Israel pidió "dejar de intimidar al público"

El profesor Ronni Gamzu, director del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv, aseguró que los hospitales podrán hacer frente a un aumento repentino de pacientes con coronavirus. Además, declaró que "Israel debe seguir viviendo" junto a la pandemia.

Atila Somfalvi - Adaptado por Juan Martín Fernández |
Published: 11.01.22, 12:47
Ronni Gamzu, jefe de uno de los principales hospitales de Israel y exencargado principal de la toma de decisiones sobre la pandemia en Israel, instó el martes a los funcionarios a "dejar de intimidar" al público a raíz de la propagación de la variante Ómicron. Además, sostuvo que no se necesitan restricciones adicionales para contener esta última ola de contagios.
2 צפייה בגלריה
El zar del coronavirus, el profesor Ronni Gamzu, durante una conferencia de prensa en la ciudad drusa de Julis, en el norte del país.
El zar del coronavirus, el profesor Ronni Gamzu, durante una conferencia de prensa en la ciudad drusa de Julis, en el norte del país.
El profesor Ronni Gamzu durante una conferencia de prensa en la ciudad drusa de Julis, en el norte del país.
(Avihu Shapira)
"Los más importante en este momento es seguir viviendo nuestras vidas", declaró el director general del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv en exclusiva para Ynet. Y descartó las sugerencias de que los hospitales de todo el país podrían colapsar por el aumento de pacientes ingresados.
“El sistema de salud aguantará y responderá con el mejor tratamiento posible, no se preocupen por eso”, afirmó. En ese sentido, agregó que el principal objetivo actual es continuar aumentando la tasa de vacunación.
2 צפייה בגלריה
Centro de testeo por coronavirus en Jerusalem.
Centro de testeo por coronavirus en Jerusalem.
Centro de testeo por coronavirus en Jerusalem.
(Reuters)
En cuanto a nuevas medidas, Gamzu opinó que se debería acortar el aislamiento de las personas que den positivo a siete o cinco días. También, sostuvo que el mayor desafío en esta ola "no es crear un bloqueo de facto", por lo que "no hay necesidad de crear una ansiedad pública excesiva".
Al director general del Centro Médico Sourasky también se le preguntó si apoya el cierre de escuelas ante el crecimiento de los contagios, a lo que respondió: “Israel debe seguir viviendo junto a esta pandemia, gestionarla de forma adecuada, sabia y precisa con pruebas, vacunas, preparativos para hospitales y HMO; pero dejar que los ciudadanos respiren, vivan, se ganen la vida, se eduquen... La vida cultural, la vida social, el movimiento, todo tiene que existir. Dejen de asustar al público”.
Comentarios 0