Pruebas de coronavirus en Or Yehuda.
Pruebas de coronavirus en Or Yehuda.
AFP
Sector de coronavirus en el Centro Médico Sheba, cerca de Tel Aviv.

Israel, muy por debajo de Occidente en cantidad de investigadores epidemiológicos

Israel sólo permite que personal médico capacitado realice los estudios epidemiológicos, lo que genera escasez de trabajadores en el servicio. Sin embargo, en otros países reclutan voluntarios para llevar a cabo la tarea. Mientras en Inglaterra hay un investigador cada 2.200 habitantes y en Alemania uno cada 4.000, en Israel sólo esperan alcanzar una proporción de uno cada 30.000. Un nuevo informe revela los datos y explica la importancia de capacitar investigadores.

Roi Rubinstein - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 16.07.20 , 12:25
Un informe del Centro Nacional de Información y Conocimiento del Coronavirus publicado esta mañana (jueves) revela que Israel está rezagado con respecto a otros países en su investigación epidemiológica. El centro, establecido por la División de Inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), recomienda aumentar significativamente el número de investigadores y fortalecer el vínculo entre ellos y las agencias de aplicación de la ley. Según los autores del informe, incluso si Israel agrega cientos de investigadores más, tal como planea hacerlo, todavía quedaría con una baja proporción de especialistas respecto de la cantidad de habitantes, en comparación con la situación en otros países occidentales.
Una investigación epidemiológica está diseñada para detectar nuevos brotes, monitorear la morbilidad y ayudar a cortar las cadenas de infección. El investigador puede conocer los movimientos del paciente y obtener información sobre dónde estuvo y con quién se reunió. El principal desafío es realizar un estudio lo más rápido posible.
Según el informe, Israel tiene un investigador epidemiológico por cada 300.000 habitantes (y después del refuerzo planificado, se espera que la proporción mejore a uno cada 30.000). Aún así, los datos están lejos de los de otros países occidentales: en Inglaterra hay un investigador cada 2.200 residentes, en Alemania uno cada 4.000, en Nueva York uno cada 6.200 y en Michigan uno cada 1.400.
Sector de coronavirus en el Centro Médico Sheba, cerca de Tel Aviv.Sector de coronavirus en el Centro Médico Sheba, cerca de Tel Aviv.
Sector de coronavirus en el Centro Médico Sheba, cerca de Tel Aviv.
(AFP)
Además, mientras que en Israel los estudios son realizados por enfermeras epidemiológicas y estudiantes, en otros lugares del mundo los que llevan a cabo las investigaciones no siempre forman parte de los servicios médicos. En Nueva York y Michigan son voluntarios, en Japón y Alemania son investigadores epidemiólogos y enfermeras, en tanto que en Inglaterra solo un tercio de los investigadores provienen del sector de la medicina y el resto son voluntarios.
En los Estados Unidos, por ejemplo, los investigadores reciben capacitación a través de cursos impartidos a los residentes. De hecho, la Universidad John Hopkins ha lanzado un curso en línea de seis horas para autorizar a los ciudadanos a realizar investigaciones epidemiológicas. Este método ha calificado a más de 25.000 personas para realizar investigaciones.
En otros países, como Austria y el Reino Unido, se ha establecido un sistema automático de investigaciones que permite a la mayoría de las personas llevar a cabo la mayor parte del procedimiento completando formularios en línea. El objetivo es optimizar el tiempo de los equipos de investigación, que pueden dirigir sus recursos a determinadas poblaciones que no tienen acceso a la tecnología.
El informe también aborda el despliegue geográfico de los centros epidemiológicos en el mundo. Muchos países, incluidos Japón, Singapur, Alemania y la República Checa, tienen cientos de centros regionales de investigación. Según el reporte, este método tiene beneficios significativos, como una profunda familiaridad con la población y sus puntos críticos de riesgo, y una comprensión de los idiomas y las culturas comunes en un determinado distrito.
Puesto de pruebas de coronavirus en Jerusalem.Puesto de pruebas de coronavirus en Jerusalem.
Puesto de pruebas de coronavirus en Jerusalem.
(Shalev Shalom)
Uno de los centros epidemiológicos de un distrito en Alemania pudo contener un brote en un vecindario residencial en solo seis días: durante ese breve lapso de tiempo logró identificar la fuente de la infección, imponer un cierre temporal en el vecindario y realizar pruebas para todos los hayan estado expuestos al virus.
En Inglaterra y Austria, por otro lado, el modelo está más centralizado, y su ventaja consiste en que el manejo unificado de todas las investigaciones hace posible analizar muchos datos y así formular una comprensión más profunda y amplia de los contagios.
Los autores del informe también recomiendan mejorar el sistema de intercambio de datos entre los centros de investigación epidemiológica y diversos entes, como las autoridades locales, los centros de pruebas serológicas, los organismos de investigación y las agencias de aplicación de la ley.
Comentarios 0