Sala COVID en el hospital Rambam de Haifa.
Sala COVID en el hospital Rambam de Haifa.
Gil Nehushtán
Naftali Bennett, primer ministro de Israel.

Israel ofrecerá dinero a ancianos y centros de salud para aumentar la cifra de vacunados

Se incentivará económicamente a las organizaciones de salud para que lleven a más personas a los centros de vacunación tras comprobarse que la cuarta vacuna es más eficaz para prevenir enfermedades graves.

Adir Yanko - Adaptado por Marcos Olivera |
Published: 24.03.22, 15:21
El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, se reunió este jueves con altos funcionarios de salud para discutir sobre el aumento de los casos de COVID-19 en el país y la necesidad de alentar a más israelíes a recibir las vacunas contra el coronavirus, especialmente a ancianos y las poblaciones de riesgo.
Bennett pidió a funcionarios del Ministerio de Salud y a los fondos sanitarios que prestan servicios en la comunidad, que centren sus esfuerzos en explicar la importancia de la cuarta vacuna para prevenir enfermedades graves.
3 צפייה בגלריה
Naftali Bennett, primer ministro de Israel.
Naftali Bennett, primer ministro de Israel.
Naftali Bennett, primer ministro de Israel.
(AP)
En un esfuerzo por incentivar a los servicios médicos para que lleguen a una mayor parte de sus pacientes mayores de 60 años, se les asignó una suma de 100 shekels por cada vacuna administrada.
Los funcionarios del ministerio informaron al primer ministro de los planes existentes para reaccionar rápidamente en caso de que comience a propagarse una variante más infecciosa o peligrosa del virus, incluidos los planes para suspender los viajes aéreos hacia y desde Israel.
Tras la reunión, la Oficina del Primer Ministro emitió un comunicado en el que afirmaba que Bennett había aprobado la ampliación de las restricciones existentes en relación con el COVID-19, incluido el uso de mascarillas en interiores, al menos hasta mayo.
Salman Zarka, uno de los profesionales que más sabe sobre la pandemia en el país, declaró en una rueda de prensa por la tarde que existía un riesgo real de que aparecieran nuevas variantes en un futuro próximo y que, sin propagar un miedo innecesario, los israelíes debían comprender la necesidad crítica de protegerse de una enfermedad grave manteniendo su rutina normal.
3 צפייה בגלריה
El zar del coronavirus Salman Zarka informando a los periodistas.
El zar del coronavirus Salman Zarka informando a los periodistas.
El zar del coronavirus Salman Zarka informando a los periodistas.
(GPO)
El alto funcionario de salud también explicó que todo indica que los que se recuperaron de la variante Ómicron de COVID están a salvo de la infección de la variante BA.2, que ahora es responsable de la mayoría de los nuevos casos.
Por eso, instó a los israelíes a hacerse la prueba del coronavirus antes de asistir a las reuniones de vacaciones.
La directora general del fondo sanitario Clalit, Sigal Rosenberg, manifestó que su HMO había lanzado una campaña para aumentar la vacunación de todos sus miembros mayores de 60 años. "Queremos que la campaña de vacunación dure hasta el 15 de abril, a fin de prevenir una alta morbilidad para la próxima fiesta de Pascua", declaró.
"En este momento, de unos 1,5 millones de personas mayores de 60 años, 120.000 no se vacunaron en absoluto contra la COVID-19, y 450.000 no recibieron la cuarta inyección", y añadió que era un reto convencer a la gente de que se vacunara.
3 צפייה בגלריה
Sala COVID en el Centro Médico Barzilai en Ashkelon.
Sala COVID en el Centro Médico Barzilai en Ashkelon.
Sala COVID en el Centro Médico Barzilai en Ashkelon.
(Gadi Cabello)
Rosenberg también aseveró que la campaña se centrará en la eficacia de la cuarta dosis, que es cuatro veces más eficaz para prevenir enfermedades graves.
El jueves, Israel registró un total de 13.603 nuevos casos de COVID de las 71.300 pruebas realizadas el miércoles, lo que sitúa la tasa de positividad del país en el 19%, y marca el cuarto día consecutivo con más de 10.000 nuevos casos diarios.
Comentarios 0