La doctora Polina Stepensky.
La doctora Polina Stepensky.
Gentileza
Pacientes reciben tratamiento contra el cáncer en el Instituto Nacional de Atención en Kiev.

Una Ucrania devastada por la guerra lucha contra el cancer con ayuda de expertos israelíes

"Necesitamos seguir tratando a los pacientes pase lo que pase, y ¿quién mejor que los israelíes para enseñarnos cómo administrar un sistema de salud bajo fuego?", dice un médico ucraniano.

The Media Line |
Published: 12.08.22, 10:32
Cinco meses después de la invasión rusa, los médicos ucranianos están tratando de mejorar el tratamiento del cáncer en todo el país. La cooperación con médicos israelíes del hospital Hadassah, en Jerusalem, puede hacerlo posible.
Cuando la doctora Anna Uzlova participó en la fundación de una organización benéfica para pacientes con cáncer, en 2020, pensó que enfrentaría los desafíos comunes que conlleva el tratamiento de esta enfermedad que amenaza la vida: recaudar dinero para tratamientos costosos, educar sobre la enfermedad y ayudar a las personas a mejorar. Nunca imaginó el giro que tomaría su trabajo debido a la invasión militar rusa de Ucrania.
"Nuestros pacientes ahora deben luchar contra dos enemigos: la enfermedad y la invasión. No tienen más remedio que ganarles a las dos", dice en una entrevista desde el Instituto Nacional de Atención en la bombardeada Kiev.
4 צפייה בגלריה
Pacientes reciben tratamiento contra el cáncer en el Instituto Nacional de Atención en Kiev.
Pacientes reciben tratamiento contra el cáncer en el Instituto Nacional de Atención en Kiev.
Pacientes reciben tratamiento contra el cáncer en el Instituto Nacional de Atención en Kiev.
(Oleksiy Samsonov)
"Nos dimos cuenta en una etapa temprana de que la guerra va a continuar por un tiempo. Por lo tanto, decidimos continuar nuestros esfuerzos para tratar a los pacientes con cáncer y construir un sistema nacional para salvarlos, bajo fuego", dice.
En marzo de 2022, un mes después de la guerra, una oferta inesperada apareció en la bandeja de entrada de Uzlova. "Recibí un mensaje de la doctora Polina Stepensky, de Israel, ofreciéndonos ayuda en la construcción de un sistema de tratamiento a gran escala, mediante la capacitación del personal médico. Por supuesto, dijimos que sí, y en poco tiempo comenzó el proyecto", cuenta.
Stepensky es oncóloga pediátrica y hematóloga en el Centro Médico de la Universidad de Hadassah-Ein Kerem, en Jerusalem, y es considerada una investigadora innovadora en el tratamiento del cáncer.
"Vi a uno de los fundadores de la organización benéfica que pusieron en marcha, y pensé para mí misma: lo que más me ayudó como médico fue la formación en el extranjero. Tal vez pueda ayudarlos brindándoles capacitación", señaló Stepensky.
Pero no fue sólo una colaboración profesional regular. Stepensky nació en la antigua Unión Soviética, en un pequeño pueblo que hoy se encuentra en Ucrania. Esto fue algo personal para ella.
4 צפייה בגלריה
La doctora Polina Stepensky.
La doctora Polina Stepensky.
La doctora Polina Stepensky.
(Gentileza)
Stepensky nació en la antigua Unión Soviética, en un pequeño pueblo que hoy se encuentra en Ucrania. Esto fue algo personal para ella.
"Recuerdo que la mañana del ataque las bombas comenzaron a caer sobre Kiev a las 4 de la mañana. Me devolvió a una canción que aprendimos en la escuela primaria, que habla sobre cómo Kiev fue bombardeada [por la Alemania nazi] a las 4 de la mañana. Fue una sensación horrible saber que todos mis compañeros de clase están corriendo a los refugios. Entonces, pensé, tal vez pueda ser de ayuda, en mi campo de especialización", cuenta.
Después de recibir un OK de Ucrania, Stepensky inmediatamente comenzó a organizar la logística. "Todos estaban muy ansiosos por ayudar. Mi secretaria trabajaba día y noche para arreglar todo, en forma voluntaria. Recogimos el dinero y los permisos necesarios, y muy pronto tuvimos personal médico ucraniano en camino hacia aquí", contó la médica israelí.
Para mayo de 2022, el programa de capacitación estaba en camino. "Lo importante para mí era enseñarles cómo crear un sistema holístico. Los médicos son fáciles de entrenar, ése no es el problema. Pero una enfermera puede hacer una gran diferencia si sabe lo que está haciendo; y trabajadores sociales también. Ni siquiera tenían este concepto, y estaban asombrados", reseña Stepensky.
Otra parte importante del entrenamiento tuvo que ver con el tratamiento avanzado.
"Aquí en Hadassah, tenemos algunos de los métodos de tratamiento más avanzados del mundo, como CAR-T (terapia celular). Pero también aprendimos a ejecutar protocolos de tratamiento de manera muy eficiente. Esto podría ahorrar una enorme cantidad de dinero para el sistema de salud", dice.
4 צפייה בגלריה
Hospital Hadassah Ein Kerem.
Hospital Hadassah Ein Kerem.
Hospital Hadassah Ein Kerem.
(AFP)
De vuelta en Ucrania, Uzlova explica lo crucial que es: "El sistema médico en Ucrania no está lejos de colapsar. Claro, tuvimos problemas para comprar algunos de los tratamientos antes de la guerra, porque siempre eran caros. Pero después de que comenzaron los combates todo se volvió más difícil de hacer y mucho más caro".
Stepensky espera que más personal médico de Ucrania pueda llegar pronto a Hadassah para recibir capacitación. "La Organización Sionista de Mujeres (Hadassah) de América nos otorgó otros u$d 150,000 de la recaudación de fondos para mantener el programa en funcionamiento. Espero que sea suficiente para otro año de entrenamiento. Tenemos mucho conocimiento para compartir, y los equipos ucranianos están ansiosos por aprender. Todavía estamos en estrecho contacto con ellos de forma regular, para ayudarlos a mejorar el sistema", dice.
El apoyo al proyecto está creciendo y proviene de todas las direcciones, dice Stepensky. "No había un solo departamento en el hospital que no les abriera sus puertas, para cualquier cosa que pidiéramos. También estamos en contacto con la embajada de Israel en Kiev, para hacer que las visas emitidas sean más rápidas para futuros equipos", añade.
Israel fue criticado públicamente por Ucrania varias veces desde que comenzó la guerra, por no tomar una posición más clara en su lucha contra Rusia y por no suministrarle ayuda militar. Capacitar al personal médico, dice Stepensky, es otra forma de proporcionar ayuda, en este caso ayuda humanitaria.
"Era importante para mí mostrarles cómo la gente en Israel apoya a Ucrania, y me alegra decir que fue muy fácil. Cuando fuimos a la playa un día, personas que no conocíamos nos vieron, se dieron cuenta de que eran médicos de Ucrania e inmediatamente preguntaron si podían comprarles algo. Les dije que podían conseguirles un helado", dice riendo.
4 צפייה בגלריה
Embajada Israel Kiev Ucrania
Embajada Israel Kiev Ucrania
Embajada de Israel en Kiev, Ucrania.
(Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania)
"Fue una gran estancia en Israel, y realmente nos ayudó a mejorar nuestro tratamiento", cuenta Uzlova. "Creo que esta cooperación con Hadassah continuará y estoy deseando que llegue. Quiero decir, tenemos que seguir tratando a los pacientes sin importar qué, y encontrar formas de hacerlo con menos dinero. ¿Y quién mejor que los israelíes para enseñarnos cómo dirigir un sistema de salud bajo fuego?"
Antes de la guerra, había casi un millón de personas en Ucrania con antecedentes de cáncer, y alrededor de un tercio de ellas recibían tratamiento activo, estima Uzlova. "Es casi imposible obtener datos ahora. Tratamos de centrarnos en las áreas que no están ocupadas, y en este momento al menos Kiev es un poco más estable. Ayuda, pero por otro lado sabemos que hay muchos pacientes en los territorios ocupados a los que no podemos ayudar. Cuando recibimos llamadas de ellos, nuestro primer consejo es tratar de llegar a las áreas libres de Ucrania", dice.
Desde que comenzó la guerra, al menos tres centros de tratamiento del cáncer han sido ocupados por el ejército ruso, en Kherson, Melitopol y Mariupol. "Cuando Rusia tomó centros médicos, mató a médicos y pacientes, y al impedir el tratamiento más personas mueren diariamente. Lo que me preocupa es que el mundo ya se está olvidando de la guerra. La lucha está en curso, y la lucha médica también está en curso. Necesitamos el apoyo monetario de nuestros aliados, y necesitamos que recuerden que nada ha terminado. Es una lucha por la vida", dice Uzlova.
Comentarios 0