Enrique Rosenburt en el canal estatal israelí.
Enrique Rosenburt en el canal estatal israelí.
Kan
Enrique Rosenburt está en permanente contacto con inmigrantes latinos por su tarea en el movimiento Hejalutz Lamerjav.

Solidaridad por WhatsApp: el argentino que creó una red de empleos en Israel

Casi un millón de israelíes se quedaron sin trabajo desde el inicio de la pandemia. Enrique Rosenburt, argentino-israelí, ayuda en la búsqueda laboral a latinos que recién llegan al país. En plena crisis la solidaridad se multiplicó: se sumaron desconocidos, israelíes nativos, entrevistas en TV y empresas que ofrecen sus vacantes. Un medio israelí lo llamó “el nuevo ministro de Absorción”. Exclusivo de Ynet Español.

Tom Wichter |
Published: 23.06.20 , 20:05
El desempleo en Israel pasó de un récord a otro: así como el año pasado la desocupación llegó a un mínimo histórico inferior al 4 por ciento, el inicio de la crisis del coronavirus provocó la suspensión o el despido de casi un millón de trabajadores israelíes, y el índice trepó hasta el 25%.
Todos ellos cobran un Seguro Nacional de Desempleo que les otorga un porcentaje de su sueldo, que disminuye cada mes y se vence a los pocos meses. Y si bien Israel abrió su economía, lo que permite la reinserción y reactivación, la búsqueda laboral no es sencilla: es mucha la gente que está buscando trabajo y numerosos latinos que emigran a Israel suelen trabajar en las áreas de turismo y gastronomía, rubros especialmente afectados por la pandemia.
Sin embargo, ya son varios los que encontraron una solución a través de un grupo de WhatsApp.
Enrique Rosenburt nació en la Argentina, hace 20 años vive en Israel y trabaja como secretario general del movimiento juvenil Hejalutz Lamerjav. La organización se dedica a la educación judeo-sionista en Argentina, México y Chile, y su sede en Israel asiste a jóvenes inmigrantes latinos que, como Enrique, decidieron continuar su camino en el Estado judío.
Enrique está en permanente contacto con inmigrantes latinos por su tarea en el movimiento Hejalutz Lamerjav.Enrique está en permanente contacto con inmigrantes latinos por su tarea en el movimiento Hejalutz Lamerjav.
Enrique Rosenburt está en permanente contacto con inmigrantes latinos por su tarea en el movimiento Hejalutz Lamerjav.
(Gentileza)
El contexto del COVID-19 derivó en que la búsqueda de empleo se convirtiera en un motivo de consulta. A Enrique le sonó el teléfono una vez. Otra. Y otra más. Decidió que lo más cómodo era crear un grupo de WhatsApp. La ola siguió creciendo y cuando se quiso dar cuenta estaba en el canal estatal israelí contando sobre esta red de búsqueda de empleos que ya integran cientos de personas.
“Por mi trabajo en Hejalutz Lamerjav estoy mucho en contacto con inmigrantes, y antes trabajé en un área municipal que se ocupaba de cuestiones vinculadas al empleo, así que mezclé un poco las dos experiencias”, le contó Enrique en exclusiva a Ynet Español. “Pronto empezaron a contactarme latinos de todo el país, israelíes nativos, amigos de amigos. Se transformó en dos grupos de WhatsApp y después abrí uno en Telegram porque me enteré que tenía menos límites de participantes”, relató sobre un proyecto que creció con la misma rapidez que el desempleo en el país.
La asistencia que brinda Enrique es diversa y muy necesaria para inmigrantes que se enfrentan a un mercado laboral desconocido: orientación en los trámites para solicitar el seguro de desempleo, ayuda con el armado de un currículum, consejos para afrontar entrevistas y rastreo de contactos y ofertas laborales.
La red de búsqueda de empleo creada por un argentino despertó la atención de medios israelíes. La red de búsqueda de empleo creada por un argentino despertó la atención de medios israelíes.
La red de búsqueda de empleo creada por un argentino despertó la atención de medios israelíes.
(Israel Hayom)
La situación afecta especialmente a los inmigrantes que tras un período de meses de absorción, en el que reciben asistencia estatal de diversas maneras, deben salir al mercado laboral por primera vez. Es el proceso inmigratorio habitual, pero esta vez ocurre en un contexto muy adverso. “Después de 5 o 6 meses se termina un fuerte marco de contención y cada uno se las tiene que arreglar. El que estaba viviendo en un centro de absorción o en un kibutz al que fue a estudiar hebreo, de repente necesita un trabajo para pagar un alquiler”, describe.
La red que creó Enrique es sumamente útil para aquellos que buscan su primer trabajo en Israel y también lo será para los numerosos judíos que analizan emigrar al país a mediano plazo: se espera que para fines de 2021 lleguen 90.000 nuevos inmigrantes. Así lo estiman en el Ministerio de Absorción, sector desde el que manifestaron ante la Knesset la intención de abrir nuevos centros de absorción.
“Israel es un país muy solidario”, resaltó Enrique sobre el debate que se generó alrededor de la cuestión inmigratoria en un contexto de desempleo y crisis global, y en el que también se alzaron voces contrarias: “Sectores de la ultraderecha, inclusive el hijo de Netanyahu, realizaron declaraciones sobre los trabajadores extranjeros que generaron polémica. Como subieron los casos de coronavirus en el sur de Tel Aviv, zona de muchos inmigrantes ilegales, nació un discurso que le echa la culpa a ellos”, analizó, aunque reiteró que en términos generales en el país “el debate es muy positivo, los israelíes están dispuestos a movilizarse por el otro”.
El desempleo y la ola inmigratoria que se espera a raíz del COVID-19 forman parte de la agenda israelí, y tal vez por eso la red solidaria que generó Enrique llegó a los medios: el diario Israel Hayom lo calificó como “la Cámara de Empleo de los inmigrantes sudamericanos” y el canal estatal Kan lo llamó “el nuevo ministro de Absorción”. Enrique repasa esos titulares periodísticos y se ríe: “La prensa exagera mucho. Pero lo bueno de la difusión que tuvo, y el motivo por el que acepté esas entrevistas, es que muchas empresas me empezaron a contactar para ofrecer sus vacantes.”
Israel es un país muy solidario", opinó Enrique Rosenburt sobre la ola inmigratoria que se espera en un contexto de crisis económica. Israel es un país muy solidario", opinó Enrique Rosenburt sobre la ola inmigratoria que se espera en un contexto de crisis económica.
Israel es un país muy solidario", opinó Enrique Rosenburt sobre la ola inmigratoria que se espera en un contexto de crisis económica.
(Gentileza)
No solo empresarios lo vieron a Enrique en la televisión israelí: funcionarios del Ministerio de Absorción y diferentes ONG de asistencia a inmigrantes se pusieron en contacto. “Veremos en qué deriva, por ahora lo manejo yo solo pero por supuesto que mi idea es sumar fuerzas”, afirmó.
“Para mí es una tarea muy sencilla y tiene un impacto muy lindo. Genera que otra gente también ayude a otros a buscar trabajo. También me pasó de personas que me llamaron para contarme que habían conseguido un empleo por fuera de la red, pero me decían que este grupo los había motivado en la búsqueda”, completó.
Comentarios 0