Aula de escuela primaria durante la pandemia de coronavirus.
Aula de escuela primaria durante la pandemia de coronavirus.
AFP
Personal médico de guardia en la sala de atención de coronavirus del Centro Médico Rabin.

Sin camas de hospital, sin reglas claras: Israel no cumple con los desafíos de Ómicron

Análisis: Aunque Israel logró posponer la avalancha de la nueva variante de COVID-19, no se preparó para un aumento masivo de casos y dejó sin personal y sin presupuesto a los sistemas de salud y educación.

Adir Yanko, Tamar Trabelsi-Hadad |
Published: 12.01.22, 13:39
La respuesta de Israel a la rápida propagación de la variante Omicron de COVID-19 ha sido caótica, por decir lo menos, incluso el gobierno logró retrasar su aparición al imponer restricciones tempranas a los viajes internacionales.
En una investigación especial realizada por Ynet, se supo que el gobierno finalmente no utilizó el tiempo extra para preparar el sistema de salud, la economía y el sistema educativo para el eventual ataque masivo.
5 צפייה בגלריה
Personal médico de guardia en la sala de atención de coronavirus del Centro Médico Rabin.
Personal médico de guardia en la sala de atención de coronavirus del Centro Médico Rabin.
Personal médico de guardia en la sala de atención de coronavirus del Centro Médico Rabin.
(Gentileza)
Desde la adquisición de los medicamentos Pfizer y Merck para tratar el virus y el despliegue de una cuarta vacuna, con su cuestionable eficacia, Israel está luchando con el aumento de las infecciones y el aumento esperado de las hospitalizaciones.
Los hospitales temen verse excedidos en su capacidad
No ha habido un aumento en las camas de hospital, incluso en las unidades de cuidados intensivos, desde que se detectó el primer caso de Ómicron en el país a fines de noviembre.
El ministro de Salud, Nitzan Horowitz, dijo a los administradores de los hospitales que el Ministerio de Finanzas persiste en su negativa a financiar camas adicionales para tratar a pacientes con COVID-19, mientras que el zar del coronavirus, el profesor Salman Zarka, dijo que se necesitaban camas, pero no pudo especificar cuántas.
5 צפייה בגלריה
Sala de coronavirus en el Centro Médico Sheba.
Sala de coronavirus en el Centro Médico Sheba.
Camas sin ocupar aún en la sala de coronavirus en el Centro Médico Sheba.
(Ohad Zweigenberg)
El sistema de salud en la comunidad, mientras tanto, está sobrecargado y no está preparado, a pesar de que está a la vanguardia de la ola de Omicron. Las organizaciones de mantenimiento de la salud de Israel proporcionan vacunas al público y son responsables de la mayoría de las pruebas de coronavirus, además de ofrecer atención regular a la población.
A pesar de que se les proporcionó mano de obra adicional para las campañas de vacunación, no se ha puesto en marcha un plan integral para ofrecer los recursos necesarios para satisfacer las demandas de la pandemia. Las HMO, por lo tanto, parecen estar solas en esta lucha.
Equipos de salud ceden bajo la carga
Como se publicó en Ynet a principios de esta semana, el Ministerio de Salud estaba considerando un cambio en la política que permitiría a los trabajadores de la salud, incluidos médicos y enfermeras, continuar trabajando mientras están infectados con coronavirus si son asintomáticos.
Esta opción fue atacada por expertos en salud y muchos otros debido a su falta de sabiduría científica. Demuestra cuán grave es la escasez de profesionales de la salud capacitados en centros médicos y fondos de salud.
5 צפייה בגלריה
Personal de salud trabajando en un paciente infectado con COVID-19.
Personal de salud trabajando en un paciente infectado con COVID-19.
Personal de salud trabajando en un paciente infectado con COVID-19.
(Yariv Katz)
Los médicos y las enfermeras se ven cada vez más obligados a ponerse en cuarentena, y los hospitales temen tener que cerrar las salas médicas y las clínicas ambulatorias debido a la falta de personal. Por ejemplo, el Centro Médico Barzilai, en Ashkelon, ya comenzó a cancelar las cirugías electivas programadas.
Mientras tanto, el personal adicional que se había proporcionó durante las olas anteriores de la pandemia no se ha proporcionado esta vez, durante la ola de Ómicron.
La debacle de los test rápidos
Las pruebas rápidas de coronavirus, como el antígeno, han demostrado ser poco confiables, devolviendo un resultado falso negativo en muchos de los casos. La unidad de las FDI adscrita al Ministerio de Salud como herramienta para ayudar a combatir la pandemia ha advertido en una rueda de prensa que no hubo una preparación avanzada para aumentar la capacidad del laboratorio para hacer frente a las cantidades masivas de las pruebas PCR más fiables que se reciben para descifrar.
A pesar del hecho de que Omicron es extremadamente contagioso, como lo demuestra el número récord de casos de COVID en un solo día, los laboratorios sólo están equipados para examinar 170.000 pruebas PCR en un período de 24 horas.
5 צפייה בגלריה
Técnico de laboratorio en el Centro Médico Barzilai en Ashkelon.
Técnico de laboratorio en el Centro Médico Barzilai en Ashkelon.
Técnico de laboratorio en el Centro Médico Barzilai en Ashkelon.
( AFP)
Retrasar los resultados podría hacer que los médicos pierdan la oportunidad de tratar a los pacientes con los medicamentos disponibles que deben administrarse a los pacientes con COVID que corren el riesgo de desarrollar una enfermedad grave a causa del virus.
Los israelíes se despiertan a diario preguntándose qué cambios en las políticas gubernamentales se anunciarán hoy, creando nada más que una confusión constante y socavando la confianza del público.
El jueves pasado, nos enteramos por el Ministerio de Salud de un plan para realizar pruebas de COVID en las escuelas, mientras que el Ministerio de Educación no fue informado al respecto y, de hecho, se negó a aceptar dicho plan.
Caos total en el sistema educativo
Desde el comienzo de la ola de Ómicron el sistema educativo se convirtió en el ejemplo del caos, con las escuelas lidiando con los cambios diarios de política anunciados por el Ministerio de Educación en el último minuto.
5 צפייה בגלריה
Aula de escuela primaria durante la pandemia de coronavirus.
Aula de escuela primaria durante la pandemia de coronavirus.
Aula de escuela primaria durante la pandemia de coronavirus.
(AFP)
A pesar de que las escuelas permanecen oficialmente abiertas, miles de estudiantes han sido enviados una vez más a estudiar de forma remota debido a la exposición a portadores del virus en las escuelas de todo Israel.
Esta es quizás la peor crisis que enfrenta el sistema educativo de Israel, afectando a los padres de escolares de todo el país, que no saben de un momento a otro si su hijo estará en la escuela mañana o si tendrán que tomarse un día libre de trabajo.
Además, después de que el Comité de Educación de la Knesset puso fin a la designación de ciudades de acuerdo con las tasas de morbilidad, las escuelas descubrieron que no tenían pautas para avanzar.
Esta es quizás la peor crisis que enfrenta el sistema educativo de Israel
La mayoría de las aulas contienen alrededor de 30 estudiantes, hacinados en lugares cerrados y la mayoría de ellos no han sido vacunados. Las escuelas, por lo tanto, fueron vistas como el lugar más probable para la infección. porque no se ideó ningún plan para dividir a los niños en grupos de estudio o cápsulas más pequeños.
Mientras tanto, los administradores escolares están obligados a resolver los cambios de personal de un momento a otro y están operando con incertidumbre, con maestros corriendo de un lado a otro entre los niños que estaban en clase y los que estaban en casa y necesitaban instrucción de forma remota.
Comentarios 0