Rosa Katsav durante su juventud en Bahrein.
Rosa Katsav durante su juventud en Bahrein.
La familia de Rosa Katsav en Bahrein.

Su madre no pudo regresar a Bahrein y sus hijas cumplieron su sueño

Aproximadamente un año después de que en una entrevista con Ynet manifestara su deseo de visitar su tierra natal, Rosa Katsav falleció. Sus hijas viajaron al país del Golfo junto a sus familias para cumplir el sueño de su madre.

Attila Shomfalvi - Adaptado por Leandro Fleischer |
Published: 13.12.21, 11:46
Hace un año, antes del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Israel y Bahrein, Rosa Katsav fue entrevistada por Ynet sobre su vida en el país del Golfo y su añoranza por su tierra natal. Ella expresó su deseo de viajar al reino luego del acuerdo de paz. Desafortunadamente, no pudo cumplir su sueño y falleció en la víspera de Rosh Hashaná (Año nuevo judío).
Las hijas y los nietos de Rosa ahora están cumpliendo su sueño de viajar a Bahrein, como parte de un grupo de 49 judíos bahreiníes que viven en Israel y sus descendientes. Las hijas de Rosa, Ariela Deri y Orna Darom, fueron entrevistadas por Ynet sobre la visita al país árabe.
3 צפייה בגלריה
La familia de Rosa Katsav en Bahrein.
La familia de Rosa Katsav en Bahrein.
La familia de Rosa Katsav en Bahrein.
(Cortesía de la familia)
"Gracias al artículo, estamos aquí. Hemos estado siguiendo la historia de todas las personas de Bahrein que viven en Israel y la diáspora. Ayudamos y reunimos a más y más personas, movilizamos a casi toda la comunidad y vinimos aquí”
Orna Darom, hija de Rosa Katsav
"Estamos muy emocionadas. Si bien mamá no pudo cumplir su sueño, escuchamos todas sus historias en detalle", dijo Orna Darom. "Ella nació en Bahrein, donde vivió hasta los 20 años. En 1953, en vísperas del quinto Día de la Independencia del Estado de Israel, ella y su familia aterrizaron en un avión privado en Israel, dejando atrás recuerdos asombrosos. ... voy todo el tiempo con su bufanda y sus cosas”, agregó.
Tras la publicación del artículo en Ynet el años pasado, se estableció una conexión entre la familia y la nieta de Shimon Hacohen, el rabino de la comunidad judía de Bahrein, que solía llevar a cabo las ceremonias de casamiento y circuncidar a los bebés de los judíos del país del Golfo, y que a demás ayudó a aquellos que querían abandonar el reino debido a los disturbios. "Gracias al artículo, estamos aquí. Hemos estado siguiendo la historia de todas las personas de Bahrein que viven en Israel y la diáspora. Ayudamos y reunimos a más y más personas, movilizamos a casi toda la comunidad y vinimos aquí”, señaló Darom.
3 צפייה בגלריה
Rosa Katsav (centro) falleció en la víspera de Rosh Hashaná.
Rosa Katsav (centro) falleció en la víspera de Rosh Hashaná.
Rosa Katsav (centro) falleció en la víspera de Rosh Hashaná.
(Cortesía de la familia)
La madre soñó durante años con volver a su tierra natal, que le dejó hermosos recuerdos, gracias a la buena relación con los vecinos musulmanes que la protegieron a ella y a su familia durante los disturbios de 1948
Siete miembros de la familia se unieron al viaje. Ariela llegó a Bahrein acompañada de sus tres hijos, en tanto que Orna viajó con su marido y su hijo. "Tenemos con nosotros a los descendientes del rabino Shimon Hacohen, quien era el rabino de la comunidad judía de aquí", dijo Darom. "De hecho, la sinagoga fue restaurada e inaugurada en Purim el año pasado. Estamos viviendo una experiencia maravillosa. También vinieron con sus familias el bisnieto del rabino y su hijo, de 90 años. Nos emociona mucho su presencia”, añadió.
"Vino a visitar a su madre en el cementerio después de 80 años. Recitó el kadish de duelo y lloró”, contó Deri.
Katsav nació en Bahrein en 1932, asistió a una escuela de enfermería allí y trabajó durante cuatro años como enfermera en el Hospital Americano en Manama, la capital. Su familia emigró a Israel en un avión privado alquilado por su padre.
3 צפייה בגלריה
Rosa Katsav durante su juventud en Bahrein.
Rosa Katsav durante su juventud en Bahrein.
Rosa Katsav durante su juventud en Bahrein.
La madre soñó durante años con volver a su tierra natal, que le dejó hermosos recuerdos, gracias a la buena relación con los vecinos musulmanes que la protegieron a ella y a su familia durante los disturbios de 1948.
Los miembros de la familia hicieron un esfuerzo por localizar a los judíos bahreiníes que viven en Israel y en otras partes del mundo. Esto creó una conexión cálida y cada vez más profunda con la comunidad judía que permaneció en Bahrein, hasta el viaje de cinco días que comenzó la semana pasada.
Comentarios 0