Los líderes de Yesh Atid, Yair Lapid, y de Yamina, Naftalí Bennett, quienes se alternarán en el cargo de primer ministro.
Yair Lapid y Naftalí Bennett lideran la nueva coalición de gobierno.
Raanan Cohen
A tres días de la votación en la Knesset, Netanyahu y el Likud adoptan un discurso desde la vereda opositora.

Gobierno inminente en Israel: el Likud asume un rol opositor

El primer ministro Netanyahu y otros miembros del partido descartan sorpresas de último momento en la votación del domingo en la Knesset, que probablemente aprobará a la nueva coalición. "Puede que estar en la oposición nos haga apreciar la gran cantidad de años que estuvimos liderando el Estado".

Ynet - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 10.06.21 , 13:51
El parlamento de Israel votará el domingo la aprobación de la nueva coalición de gobierno, liderada por Yair Lapid y Naftalí Bennett, y que cuenta con una apretada mayoría para su aprobación.
Si bien el bloque de derecha liderado por el primer ministro Benjamín Netanyahu ejerció presión para torcer la voluntad de algunos de los parlamentarios de la coalición, de manera tal que la fórmula Bennett-Lapid no logre oficializarse, en las últimas horas desde el Likud la postura es otra: tanto Netanyahu como otros miembros del partido se resignan a asumir un rol opositor.
Miki Zohar, miembro del Likud y presidente de la actual coalición de gobierno, reconoció este jueves en el estudio de Ynet que la aprobación de la fórmula Bennett-Lapid es casi un hecho. “Por mucho que hubiéramos preferido que la derecha se mantuviera en la dirección del Estado, se va a formar un gobierno de izquierda radical”, afirmó.
2 צפייה בגלריה
El primer ministro Benjamín Netanyahu.
El primer ministro Benjamín Netanyahu.
A tres días de la votación en la Knesset, Netanyahu y el Likud adoptan un discurso desde la vereda opositora.
(Reuters)
En relación a posibles maniobras políticas de último momento que puedan torcer la votación en la Knesset, Zohar opinó que “no creo que ocurra y no tiene sentido hacer algo así”. En relación al próximo gobierno, el parlamentario vaticinó que “no funcionará y Lapid no llegará a ser primer ministro” cuando se cumpla la mitad del mandato. “En los temas importantes la izquierda siempre se impondrá porque Bennett no tiene respaldo popular”, agregó.
Sobre el nuevo rol que tendrá el Likud, después de 12 años consecutivos al frente del gobierno israelí, Zohar prometió “trabajar incondicionalmente en la oposición, honraremos ese lugar y actuaremos de corazón en beneficio de todos los israelíes”. Según él, “puede que estar en la oposición nos haga apreciar la gran cantidad de años que estuvimos liderando el Estado, de manera tal que cuando volvamos al gobierno apreciemos mejor lo que significa estar allí”.
En el mismo sentido Ofir Katz, parlamentario del Likud, declaró que “desafortunadamente vamos camino a la oposición” y lamentó que “se podría haber formado un gobierno de derecha con la cantidad de miembros de la Knesset que se postularon y le dijeron a la sociedad que tenían una agenda de derecha”.
2 צפייה בגלריה
Miki Zohar, miembro de la Knesset por el Likud y presidente del Comité Organizador.
Miki Zohar, miembro de la Knesset por el Likud y presidente del Comité Organizador.
Miki Zohar, parlamentario del Likud, prometió honrar su nuevo rol como opositor.
(Canal de la Knesset)
Katz se refirió a Bennett como el próximo primer ministro y aseguró que “no podrá imponer su agenda con tantos partidos de izquierda en el gobierno”. El legislador calificó a la flamante coalición como “un gobierno de odio, unido únicamente por su odio y envidia a Netanyahu”.
El propio Netanyahu difundió este jueves una encuesta de opinión que evaluó cómo fue, ya en tiempo pasado, su gestión de primer ministro. El estudio fue realizado a 958 personas, de las cuales un 33% definió a su trabajo como “excelente” y un 25% como “bueno”. “Muchas gracias a todos los ciudadanos de Israel”, escribió Netanyahu, en tono de despedida.
Comentarios 0