Bennett
Naftalí Bennett, primer ministro de Israel.
Ynet
El primer ministro Bennett es recibido por autoridades emiratíes en Abu Dhabi.

El primer ministro de Israel realiza una visita fugaz a Emiratos Árabes Unidos

Naftalí Bennett explicó que su viaje es para expresar a la familia real sus condolencias por la muerte del presidente Khalifa Ben Zayed. De fondo: las misteriosas muertes en Irán y la advertencia del OIEA a Teherán por evadir el monitoreo de su programa nuclear.

Itamar Eichner - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 09.06.22, 08:00
Naftalí Bennett, primer ministro de Israel, aterrizó el jueves a la mañana en Abu Dhabi para una visita fugaz en la que se reunirá con el jeque Muhammad Bin Zayed, presidente de Emiratos Árabes Unidos.
“Expresaré a la familia real mis condolencias y las del pueblo de Israel por la muerte del presidente Khalifa Bin Zayed, quien ayudó a allanar el camino para esta asociación entre Israel y los Emiratos”, explicó Bennett sobre el viaje al país aliado de Israel en la región, a partir de los Acuerdos de Abraham que en 2020 marcaron el inicio de las relaciones bilaterales. “Me reuniré con el presidente, el jeque Muhammaz Bin Zayed, un líder visionario y valiente, y daremos un paso más en este vínculo especial entre los dos países para el crecimiento y la seguridad de los dos pueblos”, agregó.
2 צפייה בגלריה
Bennett Emiratos
Bennett Emiratos
El primer ministro Bennett es recibido por autoridades emiratíes en Abu Dhabi.
(Kobi Gideon)
El viaje de Bennett se produce en el contexto de acontecimientos recientes vinculados a Irán. Estos eventos incluyen las misteriosas muertes de científicos y funcionarios iraníes, las negociaciones fallidas para restaurar el acuerdo nuclear entre Irán y las potencias, y la reprimenda del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a Teherán por evadir el monitoreo internacional del programa nuclear iraní.
Antes de subirse al avión rumbo a Abu Dhabi el mandatario israelí se refirió a la decisión del OIEA, cuya Junta de Gobernadores el miércoles resolvió amonestar a Irán por no proporcionar información sobre restos de uranio encontrados en tres sitios nucleares no declarados. El organismo expresó una “profunda preocupación” y exigió una “cooperación sin demora” de parte de los iraníes.
El viaje de Bennett se produce en el contexto de acontecimientos recientes vinculados a Irán: misteriosas muertes de científicos y funcionarios iraníes, y la reprimenda del OIEA a Teherán por evadir el monitoreo internacional del programa nuclear iraní.
“Por un lado esta decisión refleja las mentiras y la hipocresía de Irán en el contexto nuclear y en general, y por otro lado surge una posición correcta de las naciones del mundo al distinguir entre el bien y el mal, cuando dicen claramente que Irán esconde cosas”, dijo Bennett sobre la condena del OIEA votada por una amplia mayoría: de los 35 países que integran la Junta de Gobernadores, 30 votaron a favor, tres se abstuvieron (India, Libia y Pakistán), y solamente Rusia y China se abstuvieron.
Ante la inminencia del fallo del organismo, en la mañana del miércoles las autoridades iraníes confirmaron a la prensa local que fueron apagadas dos cámaras de vigilancia del OIEA instaladas en plantas nucleares iraníes, en represalia a la iniciativa de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y Francia para condenar a Teherán.
2 צפייה בגלריה
Bennett Emiratos Abdullah Bin Zayed
Bennett Emiratos Abdullah Bin Zayed
Bennett junto a Abdullah Bin Zayed, ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos.
(Kobi Gideon)
En los días previos a la decisión del OIEA el primer ministro israelí recibió en Israel a Rafael Grossi, director general del organismo internacional. A su vez, tras una serie de muertes de científicos y funcionarios iraníes, Bennett admitió esta semana que Israel había cambiado su estrategia frente al régimen iraní: “Hemos subido la apuesta”, dijo ante el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knesset.
“En el último año el Estado de Israel trabajó contra la cabeza del pulpo del terrorismo y no solo contra los brazos del pulpo como hizo durante décadas”, expresó Bennett, en unas declaraciones que fueron criticadas por funcionarios del sistema de seguridad israelí, quienes consideraron a estas palabras como una provocación que podría aumentar la motivación de represalias terroristas.
Comentarios 0