El parlamentario Moshe Gafni, líder del Judaísmo Unido de la Torá.
Moshe Gafni, presidente del partido ortodoxo Yahadut HaTora.
EPA
Yorai Lahav Hertzanu defendió la adopción en parejas LGBT: "¿Quiénes son ustedes para decirnos que no somos dignos de ser padres?"

Ley de jametz y adopciones: avance religioso en la Knesset

La coalición de gobierno votó en contra de una ley de adopciones igualitarias y aprobó una ley que restringe el ingreso de jametz a los hospitales durante Pésaj. Además, fue aprobado el proyecto "Deri 2", que busca allanar el regreso de un líder ortodoxo a un ministerio.

Sivan Hilaie - Adaptado por Tom Wichter |
Published: 23.02.23, 06:55
Tras el primer impulso a la reforma judicial del lunes y las repercusiones posteriores, las tensiones en la Knesset no cesan: durante el miércoles la coalición de gobierno ejerció su mayoría parlamentaria para votar a favor de los intereses de los sectores religiosos en tres proyectos de ley diferentes.
Con 54 votos en contra y 37 a favor, la coalición de gobierno rechazó una ley de adopciones igualitarias que buscaba permitir que parejas LGBT puedan adoptar niños en Israel. El texto de la ley actual establece que “un hombre y su esposa” pueden adoptar niños en Israel, y el proyecto de ley del legislador Yorai Lahav-Hertzano, del partido Yesh Atid, buscaba ampliar la potestad a parejas e individuos del colectivo LGBT.
“¿Quiénes son ustedes para decirnos que no somos dignos de ser padres? Sin conocernos, determinan que somos incapaces, solamente por la inclinación de nuestros corazones, es un ataque al centro de la dignidad humana”, argumentó Lahav-Hertzano, quien recordó declaraciones homofóbicas del parlamentario de extrema derecha Avi Maoz, actual integrante de la coalición: “Pidió en televisión que los niños con tendencias invertidas sean enviados a terapias de conversión y estableció una relación directa entre orientación sexual y pedofilia”, acusó.
4 צפייה בגלריה
Yorai Lahav Hertzanu
Yorai Lahav Hertzanu
Yorai Lahav Hertzanu defendió la adopción en parejas LGBT: "¿Quiénes son ustedes para decirnos que no somos dignos de ser padres?"
(Ynet)
Amir Ohana, presidente de la Knesset, votó a favor de la propuesta y en contra de sus socios de coalición. El parlamentario electo por el Likud está en pareja con un hombre y tiene dos hijos que llegaron al mundo a través de un proceso de subrogación de vientres, y desde que asumió su cargo está en conflicto con sectores religiosos de la coalición debido a su identidad sexual.
Varios rabinos de alto rango, entre ellos el gran rabino sefaradí Shlomo Amar, criticaron al primer ministro Benjamín Netanyahu por el nombramiento de Ohana. Al asumir, el propio Ohana prometió luchar contra la violación de los derechos del colectivo LGBT. En su discurso de asunción, luego de agradecer a su pareja Alon y a sus hijos David e Ila, afirmó que “esta Knesset, dirigida por mí, no dañará a ellos, o a cualquier niño, o a cualquier familia”.
En la misma jornada la Knesset aprobó en primera lectura la “Ley Jametz”, un proyecto de Moshe Gafni, presidente del partido ortodoxo Yahadut HaTorá, que restringe el ingreso a hospitales de alimentos prohibidos por la ley religiosa durante la semana de celebración de Pésaj. La ley, votada por una mayoría de 60 a 52, establece que las administraciones de los hospitales están autorizados a prohibir el ingreso de jametz -levadura o harinas derivadas de trigo, cebada, centeno, avena y escanda- durante la festividad judía.
4 צפייה בגלריה
Ohana Familia
Ohana Familia
Ohana, presidente de la Knesset, junto a su pareja y sus dos hijos.
(Tal Shajar)
“Durante 2.000 años de exilio vivimos tiempos terribles como la Inquisición y el Holocausto, y siempre hubo gente que se preocupó por no comer jametz durante Pésaj”, argumentó Gafni, quien cuestionó un fallo de la Corte Suprema que habilita el ingreso de jametz a los hospitales israelíes: “En el Estado judío, ¿un judío podría no ir a un hospital porque la Corte Suprema dijo que se puede introducir jametz? Que lo decidan los hospitales”, pidió.
La propuesta fue severamente criticada por opositores que rechazan una situación en la que los hospitales decidan requisar las pertenencias de pacientes, visitas o personal médico en busca de jametz prohibido. Si bien administradores de hospitales de ciudades árabes o cristianas no tendrían problemas en permitir el ingreso de jametz durante Pésaj, se presume más difícil esa decisión en hospitales a los que asisten pacientes judíos que busquen tratamiento y exijan respeto a la ley religiosa.
“Encuestas y estudios en Israel demuestran que la festividad de Pésaj es considerada la más importante entre todos los sectores de la población judía y que la gran mayoría observa la prohibición de comer jametz, ya sean religiosos, tradicionalistas o seculares”, afirma la propuesta de ley de Gafni.
4 צפייה בגלריה
El Gobierno acuerda limitar la subida del precio del pan y acabar con los controles de precios en abril de 2023.
El Gobierno acuerda limitar la subida del precio del pan y acabar con los controles de precios en abril de 2023.
Se aprobó una ley que restringe el ingreso de jametz a los hospitales israelíes durante Pésaj.
(Shutterstock)
En otro tramo del texto la ley remarca: “A diferencia de leyes kosher que rigen durante todo el año, la prohibición de jametz en Pésaj es extremadamente severa y estricta. Comer jametz en un recipiente, incluso en una pequeña cantidad, puede hacer que el resto de los recipientes se vuelvan no kosher, de manera que los pacientes que quieran comer kosher no podrán hacerlo en estos recipientes.”.
”Además, existe una prohibición especial de ´no ver ni encontrar´ jametz”, recuerda el proyecto. “A la luz de la tecnología alimentaria, se podrán comer sustitutos kosher de Pésaj para todo tipo de alimentos, por lo que en la práctica no hay ningún daño real para aquellos que no deseen comer matzá”, agrega el documento.
Durante el debate parlamentario Elazar Stern, legislador de Yesh Atid, pidió a Gafni a viva voz que no imponga este proyecto “a la fuerza”. David Amsalem, del Likud, le respondió: “¡Es solo una semana al año! Están destruyendo todo símbolo judío que todavía quede en el país”.
4 צפייה בגלריה
Aryeh Deri y Benjamín Netanyahu, socios de la coalición gobernante.
Aryeh Deri y Benjamín Netanyahu, socios de la coalición gobernante.
Aryeh Deri, socio de coalición del primer ministro Netanyahu.
(Ynet)
Al igual que Amsalem, otro socio de la coalición que no proviene de partidos ortodoxos apoyó públicamente la Ley Jametz: “Vivimos en un país judío y necesitamos conectarnos con la simbología, creo que permitir jametz en los hospitales es un acto innecesario y desafiante, tenemos muchas esperanza de que el proyecto se apruebe antes de Pésaj”, dijo Miki Zohar, ministro de Cultura y Deportes y parlamentario del Likud, durante una entrevista a Ynet.
A su vez, el parlamento israelí aprobó por mayoría en primera lectura la ley “Deri 2”, que impide a la Corte Suprema revisar el nombramiento de ministros. El proyecto busca allanar el camino para que Aryeh Deri, presidente del partido ortodoxo Shas, recupere la posibilidad de ser nombrado ministro; a pesar de un acuerdo de culpabilidad por delitos de fraude y abuso de confianza que le impide ejercer un rol ministerial.
Deri fue legislador israelí por primera vez entre 1992 y 1999. Entre septiembre de 2000 y julio de 2002 estuvo preso por delitos financieros. En 2008 regresó a la política y desde 2013 es el presidente del partido ortodoxo sefaradí Shas. En 2016 fue nuevamente procesado penalmente y declarado culpable por los delitos que, hasta el momento, le impiden ejercer como ministro. El mes pasado Netanyahu nombró a Deri como nuevo ministro del Interior y de Salud, pero por una decisión de la Corte Suprema fue removido de esos cargos menos de una semana después del nombramiento.
Comentarios 0